Compartir

El sentido del tacto

 
Por Crisal Rodríguez, Licenciada en Biología. Actualizado: 28 mayo 2019

El órgano para el sentido humano del tacto es la piel. Es el órgano sensorial más grande porque, a diferencia de los demás, no se encuentra en ningún lugar específico, sino en todo el cuerpo.

Nuestro sentido del tacto utiliza muchos receptores diferentes que nos ayudan a responder a diferentes estímulos como el dolor, la presión, la tensión, la temperatura, la textura, la forma, el peso, los contornos y las vibraciones. Nos ayuda a alejarnos cuando el cerebro percibe que hay peligro.

Los receptores que responden al calor y al frío son conocidos como termorreceptores. Los nociceptores responden a estímulos dolorosos. Los mecanorreceptores son aquellos que responden a estímulos mecánicos como la tensión, la presión o la vibración. Los quimemoreceptores responden a estímulos químicos como el gusto y el olfato.

La red completa de receptores sensoriales no solo existe en la piel. Se distribuye por todo el interior del cuerpo, como músculos, huesos y articulaciones, corazones y vasos sanguíneos. Todos juntos, se conoce como el sistema somatosensorial. Unos pocos lugares sin receptores sensoriales son nuestros pelos y uñas. Por eso no sentimos dolor cuando los cortamos o recortamos. Para los propósitos de esta lección, echaremos un vistazo a los receptores debajo de nuestra piel.

Si deseas leer más artículos parecidos a El sentido del tacto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Vídeos de El sentido del tacto

Vídeos de El sentido del tacto
Más lecciones de Aparatos y órganos del cuerpo humano

Pregunta al profesor sobre El sentido del tacto

¿Qué te ha parecido el artículo?
El sentido del tacto
El sentido del tacto

Volver arriba