Características del dadaísmo en el arte

Características del dadaísmo en el arte
Imagen: dadadá - blogger

El dadaísmo es un movimiento artístico fundado por Tristan Tzara que surge durante la Primera Guerra Mundial en torno al año 1916 en una ciudad de Suiza (concretamente Zúrich) para, posteriormente, extenderse no solo por el resto de los países europeos sino también por los Estados Unidos. El dadaísmo se caracterizó entre otras muchas cosas por negarse a sí mismo la condición de que fuera una tendencia artística como otra cualquiera, pues si por algo es conocido el arte dada es porque se considera un anti-arte, es decir, iba en contra de todos los sistemas, reglas, normas establecidas hasta la época. A continuación, en esta lección de unPROFESOR trataremos de ver cuáles son las características del dadaísmo en el arte.

Qué es el Dadaísmo

El dadaísmo es un movimiento que nace en plena guerra y la guerra como tal es sinónimo de pesimismo, destrucción, negatividad… Los museos eran destruidos por las bombas de la guerra por lo que ¿de que servía hacer obras tan trascendentales, espirituales y de gran valor? ¿para que fuesen destruidas? Fue entonces una época en la que muchas personas se refugiaron en Suiza huyendo de esta situación bélica, pues como bien sabemos se caracterizó por tener una posición neutral durante la guerra.

De modo que no solo artistas, sino también escultores, poetas, literatos, filósofos se reunían en dicha ciudad a menudo llevándose a cabo tertulias con discusiones relacionadas con la guerra y el arte, discusiones donde se hacía palpable en el ambiente ese pesimismo de guerra, pues se mostraban desilusionados.

Sin embargo por muy fuerte que fuera la energía negativa era aún mayor la intelectual por lo que será en esas tertulias la que dará fruto a la fundación de este nuevo movimiento artístico y cuya figura principal, es decir, el verdadero creador de este estilo será Tristan Tzara, un poeta y escritor de origen rumano, junto a otros dos poetas más, Hugo Ball y Jean Arp.

La siguiente cuestión fue ponerle nombre a este movimiento y para ello utilizaron una forma un tanto peculiar, pues lo que hicieron fue vendar los ojos a dos personas, uno tenía que abrir el diccionario Larousse por la página que quisiese y el otro, señalar una palabra, la que saliese tomaría el nombre de la nueva tendencia artística y esa palabra fue Dada, de ahí, dadaísmo.

Tan solo un año después, en 1917 se inaugura la Galería Dadá en la que Tristan Tzara expuso al público el manifiesto con las diversas pautas de este nuevo movimiento, que con los años se consiguió divulgar a través de las diferentes reuniones que se realizaban en las galerías de arte, así como a través también de las revistas.

Imagen: historia del arte iii - blogger

Características principales del dadaísmo

Pero entremos ya en materia y vayamos a analizar de forma concisa las características del dadaísmo en el arte. Las más importantes son las que mencionaremos a continuación.

Una visión anti-artística

Una de las cosas principales por la que se caracteriza el arte Dada es que son los mismos artistas que conformaban el movimiento los que se reían y burlaban de él, es decir, ellos negaban el valor de sus obras de arte de una manera escéptica, decían cosas del estilo “ el arte ha muerto” “el arte es una tontería”.

Defendían que el arte fuese popular que no tuviese valor en sí, e inventaron el Ready Made, en el que cualquier objeto que fuese tocado por un artista era arte dada, para ellos las obras debían de ser vulgares, es más, muchas de sus obras estaban sacadas literalmente de la basura y lo hacían con el deseo de vengarse de la sociedad y de la guerra, pues era una protesta continua contra acuerdos y pactos de la época.

Una nueva forma de hacer y entender el arte

Otra de las técnicas que utilizaron fue el fotomontaje, muy similar al collage, pero en este caso con imágenes superpuestas que eran sacadas de periódicos y revistas. En cuanto a la temática, destacó mucho la realización de un tipo de máquina absurda en la que su funcionamiento no producía nada. La máquina, como bien sabemos era el símbolo del progreso moderno, y ante dichas representaciones dadaístas querían hacer una burla de este nuevo avance científico.

Objetivo: impactar al espectador

Los dadaístas con la realización de sus obras buscaban sobre todo impactar, escandalizar, provocar, dejar sorprendido y perplejo a todo aquel contemplase su obra, pues la estética no era realmente lo que importaba en ellas, de ahí que fuesen cuestionadas.

Sus formas de expresión eran totalmente espontáneas, absurdas e irracionales, de imágenes incoherentes e incomprensibles, y las obras llevaban por título algo que no tenía que ver con lo representando.

La influencia del dadaísmo en la actualidad es importante porque gracias a ellos a día de hoy son muchas las personas las que se cuestionan sobre cuál es la verdadera condición para que una obra se considere artística o no, pues la ausencia de reglas y normas hicieron de este arte que fuese uno de los más transgresores de la historia del arte.

Imagen: Slideshare

Si deseas leer más artículos parecidos a Características del dadaísmo en el arte, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.