Compartir

Historia sobre la pena de muerte en España

Historia sobre la pena de muerte en España
Fuente: El Filósofo en Llamas

A lo largo de la historia, la pena de muerte ha sido uno de los castigos más comunes para los delincuentes. Aunque actualmente está derogada en gran parte de los países, la mayor parte de los estados la han usado en alguna etapa de su historia. El caso de España no es una excepción, ya que hasta hace relativamente poco era algo habitual como castigo. Por eso hoy en unPROFESOR vamos a tratar el tema de la historia sobre la pena de muerte en España para que conozcas mejor este hecho histórico sucedido en nuestro país.

Qué entendemos por "pena de muerte"

Lo primero que debemos conocer para entender esta lección es qué es la pena de muerte. La pena de muerte consiste en provocar la muerte a una persona por parte de un país como castigo por la realización de un crimen. Los delitos que conllevan la pena de muerte suelen ser llamados delitos capitales.

La mayoría de sociedades han usado este método en algún momento de su historia. Pero en la actualidad no son muchos quienes la siguen usando, habiendo sido abolida en la mayoría de países europeos y países latinoamericanos. Actualmente, solo 38 países mantienen la pena de muerte como castigo.

Historia sobre la pena de muerte en España - Qué entendemos por "pena de muerte"
Fuente: El País

Los orígenes de la pena de muerte en España

La pena de muerte era bastante común en el Reino de España, tanto en la Edad Media como en la Edad Moderna. Las formas más habituales de pena de muerte eran la horca y decapitación. Aunque estas eran las formas más habituales no eran los únicos métodos que se usaban.

Más tarde apareció el garrote vil, que se convertiría con el tiempo en el instrumento más utilizado. El garrote vil apareció en el siglo XV, aunque con una forma más primitiva que la usada en siglos posteriores.

En sus primeros años la pena de muerte iba relacionada con la Inquisición. El tribunal espiritual del Reino de España acostumbraba a castigar los delitos religiosos mediante la pena de muerte. La Inquisición no podía condenar la pena capital, por lo que entregaba a los condenados a pena de muerte a los tribunales reales, para que ellos pudieran aplicar la pena a los herejes. Este traspaso de los tribunales de fe a los tribunales reales era conocido como Relajación.

El uso cada día mayor del garrote vil hizo que en 1828, el rey Fernando VII, lo nombrara el único método legal de pena de muerte en el territorio español. Por lo que la horca, la hoguera o la decapitación dejaron de ser formas de pena de muerte válidas.

La pena de muerte en la II República y en el Franquismo

El uso de la pena de muerte en España encontró su primera abolición en 1932, durante el gobierno de la II República Española. Pero se volvió a recuperar en 1934, castigándose en 1935 el delito de asesinato con la pena de muerte.

Tras esto tuvo lugar la Guerra Civil española, que terminó con la victoria franquista. El franquismo volvió a instaurar la pena de muerte, siendo ejecutadas un gran número de personas por delitos realizados durante la guerra. Durante la dictadura franquista tuvieron lugar 126 ejecuciones de pena de muerte, 14 de ellas mediante fusilamiento, y 112 mediante garrote vil.

Las últimas penas de muerte realizadas en España fueron el 17 de septiembre de 1975, cuando fueron fusiladas cinco personas. Estas ejecuciones provocaron una reacción a nivel internacional, que llevó a que varios países quitaran sus embajadas de Madrid durante un tiempo como protesta.

Historia sobre la pena de muerte en España - La pena de muerte en la II República y en el Franquismo

Abolición de la pena de muerte en España

Para terminar con esta lección de la historia sobre la pena de muerte en España debemos hablar sobre la abolición de este método en el país hispano.

Tras la dictadura franquista llegó a España la democracia, y con ella la Constitución de 1978. En ella se suprimió la pena de muerte, salvo lo que pudieran disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.

Más tarde, varios países europeos, incluidos entre ellos España, prohibieron la pena de muerte en cualquier circunstancia, incluso en periodos de guerra. Aun así en la Constitución Española aún se mantiene el apartado sobre la vuelta de la pena de muerte en caso de ley penal militar.

En la actualidad, la mayoría de países han abolido esta forma de castigar crímenes, siendo España una los firmes defensores de la desaparición de esta practica. España ha pasado de ser uno de sus mayores defensores, no hace tanto años, a ser un ejemplo de creencia en que los criminales pueden cambiar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Historia sobre la pena de muerte en España, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de Historia de España
Lección 30 de 119
Historia sobre la pena de muerte en España
Historia sobre la pena de muerte en España

Pregunta al profesor sobre Historia sobre la pena de muerte en España

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Rafael
Comentario: el franquismo no "reinstauró" la pena de muerte. Lo hizo la República dos años después de quitarla (vamos, lo que hoy se llamaría "postureo"). Si, sé que está escrito en el artículo pero fíjense qué está en negrita. Cuidado con las palabras y los matices que denotan un sesgo político.
Historia sobre la pena de muerte en España
Fuente: El Filósofo en Llamas
Fuente: El País
1 de 3
Historia sobre la pena de muerte en España

Volver arriba