Las brigadas internacionales en la Guerra Civil española

Las brigadas internacionales en la Guerra Civil española
Imagen: Slideshare

Aunque la Guerra Civil española siempre se ha conocido como una guerra entre hermanos, debemos de saber que los dos bandos tuvieron ayudas militares y económicas del exterior. Es muy famosa la ayuda destinada a Franco desde las potencias del Eje, como fueron Alemania e Italia, que llegaron a mandar batallones e incluso aviones y demás material para ayudar a acabar con la República española. En esta lección de unPROFESOR nos detendremos a explicar las brigadas internacionales en la Guerra Civil española, la ayuda que recibieron de diversos países hacia el gobierno de la República española para, de esa manera, frenar el avance de los totalitarismos por Europa.

La creación de las brigadas internacionales

Anteriormente al golpe del 18 de julio, en España se encontraba un pequeño grupo de residentes extranjeros que habían llegado a la península huyendo de los totalitarismos que se estaban empezando a dar por Europa. De esa manera cuando Francisco Franco dio el golpe de Estado, estos residentes extranjeros no dudaron en luchar a favor del Gobierno de la República, dado que, si en España triunfaba el levantamiento, se verían de nuevo obligados a marchar a otro país.

El 18 de septiembre del año 1936 eran creadas en Moscú las brigadas internacionales, que fueron llamadas popularmente como “voluntarios de la libertad”. Estas fueron conformadas por personas venidas de todas partes del mundo, siendo en su mayoría de pensamientos de izquierdas, anarquistas, comunistas, progresistas… En un principio llegaron a ser unos 10.000 hombres y su sede de reclutamiento se encontraba en París.

Desde el primer momento, esta idea de “voluntarios de la libertad” fue creada para luchar por toda Europa contra los constantes ataques realizados antes las libertados de los hombres. Y aunque encontraremos grandes esfuerzos por luchar en países como Alemania o Italia, las primeras intervenciones fueron hechas en España. De esa manera el 14 de octubre del año 1936 llegaban a Albacete las primeras tropas procedentes de las brigadas internacionales, siendo compuestas en su mayoría por belgas, franceses, italianos y alemanes.

En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos los países involucrados en la Guerra Civil española.

Imagen: memorias de la guerra civil española - republica - blogger

Las acciones de los brigadistas durante la Guerra Civil española

Siguiendo con nuestra lección sobre las brigadas internacionales en la Guerra Civil española, debemos de hablar sobre los diferentes enfrentamientos bélicos que se produjeron en España y en la que la acción de los brigadistas tuvieron una importancia significativa. Las primeras actuaciones fueron durante la Batalla de Madrid desde el 4 de noviembre del año 1936, hasta febrero del año 1937.

En dicho enfrentamiento hubo 1550 efectivos entre mujeres y hombres pertenecientes a las brigadas interactuando en dichos enfrentamientos, siendo su cuartel principal la Facultad de Filosofía y Letras de la capital. Uno de los lugares donde más dejaron ver sus actuaciones fue en los alrededores de la Casa de Campo, donde tuvieron que hacer frente al general Varela, llegando incluso a combatir cerca de Getafe, lugar tomado por los sublevados.

Dentro de ese conflicto, el 6 de febrero del año 1937 tuvo lugar la batalla de Jarama, en la que la brigada XV, una unidad compuesta por norteamericanos, ingleses y rusos hubo de enfrentarse a los sublevados que deseaban tomar la capital.

Otro de los conflictos donde tomaron partido estas tropas fue en la batalla de Guadalajara, en la que fueron italianos, sobre todo, los que las componían. En esta ocasión las brigadas internacionales sufrieron grandes bajas, debido a que, en el 9 de marzo de 1937, en Madrid se encontraba el ejército sublevado con un ejército compuesto de 200 piezas de artillería, 30.000 hombres y 80 carros de combate.

Tras esto, el 10 de septiembre de 1937 se produjo la batalla de Belchite en la que las brigadas XI y XV fueron las que se enfrentaron obteniendo pocos resultados. Fue en ese momento cuando el Gobierno de España tuvo el primer enfrentamiento con el Comintern, pues los políticos españoles pensaban que las brigadas debían estar bajo las órdenes de militares españoles, quienes conocían mucho mejor las zonas geográficas en las cuales se estaba luchando. Pero tras una serie de discusiones las brigadas siguieron siendo dirigidas por militares pertenecientes a otros países, elemento que hizo que la efectividad de estas fuera cada vez menor.

La Batalla de Teruel, la última en la que intervinieron

Por último, para acabar con esta parte de las brigadas internacionales en la Guerra Civil española, deberemos de mencionar la batalla de Teruel, que se produjo en diciembre del año 1937, poco tiempo antes que se firmara el pacto de No Intervención. Dicho enfrentamiento bélico tenía como fin desviar la atención de los sublevados hacia el norte de la península rompiendo, de ese modo, las comunicaciones entre sus frentes.

De igual modo debemos saber que, para ese momento, ya existía en Europa una gran inestabilidad debido sobre todo a la inminente guerra que se iba a producir (la Segunda Guerra Mundial), por ello se comenzó a gestar el llamado Pacto de No Intervención, por el cual los países se comprometían a no mandar efectivos a otros países a luchar.

Por ello, el Gobierno de España, viendo que posiblemente no pudiera tener mucho más tiempo los efectivos internacionales, decidió enviarlos al combate antes de que estos fueran retirados del país. Tenemos que saber que para finales de dicho mes las tropas se encontraban demasiado mermadas, por lo cual poco pudieron hacer contra el ejército de Franco. De esa manera en febrero del año 1938, se producía de nuevo la toma de Teruel por el bando sublevado, mermando aún más a las tropas extranjeras que luchaban en nuestro país.

Una de las características más importantes en las cuales sirvieron las brigadas internacionales mientras se encontraron dentro de España fue el uso de estas como grupo de guerrilleros, es decir, se infiltraban en las líneas enemigas para sabotear desde dentro todo lo posible.

Imagen: Slideshare

La retirada de las tropas internacionales de España

El año de 1938 fue el momento elegido por los diferentes países que habían estado aportando hombres a la República española para traerlos de vuelta a sus países de origen, debido a que el Gobierno español había demostrado con creces la imposibilidad de poder vencer la guerra.

De esa manera debemos de saber que, tras el 15 de abril (fecha por la cual las zonas de control del Gobierno republicano español quedaban divididas en dos partes por las actuaciones del ejército sublevado) hicieron que tanto la URSS, como Inglaterra y Francia ordenaran la vuelta de sus hombres.

Así la última vez que se vieron las brigadas internacionales en España, fue en un desfile producido en Barcelona el 28 de octubre de 1938, fecha por la que se retiraron además 10.000 italianos por parte de Mussolini como gesto de buena voluntad hacia el comité de no intervención (aunque sabemos que quedaron 30.000 italianos luchando hasta el final de la guerra).

Si deseas leer más artículos parecidos a Las brigadas internacionales en la Guerra Civil española, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.