Compartir

Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos

Por Marina Maza. Actualizado: 25 julio 2017
Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos

En español existen dos clases de palabras diferentes según el acento prosódico, ya que, aunque es verdad que la mayoría de palabras en español poseen un acento, también podemos encontrarnos algunas que no lo tienen. Así, siguiendo este criterio de acentuación, tenemos dos tipos de palabras diferentes entre sí: por una parte, las palabras átonas (que no tienen acento prosódico) y, por otra parte, las palabras tónicas (las que sí presentan acento prosódico).

En esta lección de unPROFESOR vamos a estudiar estos dos grupos de palabras, explicando cuáles son las principales diferencias entre unas y otras y viendo diversos ejemplos de palabras átonas y tónicas que clarifiquen la explicación.

También te puede interesar: Reconocer las sílabas átonas

Palabras átonas - Ejemplos

En primer lugar, vamos a hablar de las palabras átonas. El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define el adjetivo "átono" como aquel "que no tiene acento prosódico". El acento prosódico como tal es aquel a través del cual pronunciamos con mayor énfasis la sílaba tónica de una palabra, de manera que una palabra que carezca de acento prosódico es una palabra átona.

Generalmente, las palabras átonas suelen ser todas las palabras cuya función principal dentro del discurso es puramente gramatical. Por ejemplo, son palabras átonas las preposiciones como "a", "de", "por", "para", "con", "sin", que sirve, fundamentalmente, para introducir un término y formar un sintagma preposicional dentro de la oración, como por ejemplo en la siguiente frase: Este regalo es para ti.

Siguiendo esta misma línea de palabras gramaticales, los artículos determinados "el", "la", "los" y "las" respectivamente, son también palabras átonas, puesto que carecen de acento prosódico propio y, cuando las utilizamos dentro del discurso, deben apoyarse en la palabra tónica a la que acompañan para poder pronunciarse correctamente, como por ejemplo en la oración El libro que me dejaste el otro día me encantó.

Junto a las preposiciones y los artículos determinados, también nos encontramos, dentro del grupo de palabras átonas del español, con los pronombres posesivos antepuestos, como "mi", "tu", "su", "nuestro", "vuestro" y "su" respectivamente, tal y como podemos observar en la oración Nuestro coche es el más nuevo del barrio.

También las conjunciones, cuya función principal es la de enlazar distintas oraciones, son consideradas palabras átonas. Por ejemplo, conjunciones como "que", "y" o "aunque" en oraciones como Aunque llueva, iremos de vacaciones la semana que viene.

Palabras tónicas - Ejemplos

Frente a las palabras átonas que hemos visto anteriormente, el español también cuenta con palabras tónicas, que son todas aquellas palabras que poseen acento prosódico propio; es decir, que presentan una sílaba tónica que sobresale por encima de las demás sílabas que conforma la palabra a la hora de pronunciarse. Las palabras tónicas, por definición, son palabras independientes a nivel prosódicos, puesto que no necesitan apoyarse en ninguna otra palabra para poder pronunciarse correctamente dentro del discurso.

Al contrario que las palabras átonas, que tienen función puramente gramatical en la mayoría de los casos, las palabras tónicas suelen ser todas aquellas palabras que poseen un significado léxico propio; esto es, tipos de palabras como sustantivos, adjetivos o bien verbos suelen ser, mayoritariamente, palabras tónicas.

Por ejemplo, todas las siguientes palabras son tónicas: "día", "jueves", "cartera", "estado", "amarillo", "joven", "bailar", "dormir", "difícil", "fácil", "carpeta", "mesa", "habitación", "casa", "reunión", "comunicación", "vacaciones", "simpático", "árbol", "bolígrafo", "camiseta", "comer", "hacer", "mirar", "reloj", etc.

Sin embargo, también nos encontramos con algunos pronombres que sí que presentan acento prosódico y, por tanto, son considerados como palabras tónicas, como es el caso de los pronombres personales con función de sujeto, como "yo", "tú", "él", "ella", "usted", "nosotros", "vosotros" y "ustedes", en oraciones como: Él es mi mejor amigo o Nosotros no queremos ir a comer a ese restaurante tan caro.

De igual forma, los pronombres que funcionan como término de una preposición dentro de un sintagma preposicional, también se consideran palabras tónicas, como "mí", "ti" o "sí" en oraciones como la siguiente: Para mí, la mejor manera de aprender es trabajando.

Si deseas leer más artículos parecidos a Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de La sílaba
Lección 17 de 18
Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos
Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos

Pregunta al profesor sobre Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos
Palabras átonas y palabras tónicas - Con ejemplos

Volver arriba