Qué son los compases simples y compuestos

Qué son los compases simples y compuestos
Imagen: Clase de Lenguaje Musical

En el día a día escuchamos muchos géneros musicales, cada uno tiene características propias que nos hacen reconocer que tipo de música estamos escuchando. A pesar de que estamos acostumbrados a cierto de tipo de música, es muy interesante saber que el mundo de este arte es muy diverso. Estaremos muy acostumbrados a escuchar las palabras “rock”, “vals” o “cumbia” entre miles más y a veces, a pesar de que reconocemos el concepto, no sabemos qué hace que una música sea diferente a otra.

En este artículo de unPROFESOR hablaremos de uno de los elementos cruciales para categorizar la música. Puesto que uno de los más evidentes es el ritmo, aprenderemos acerca de los compases simples y compuestos que están estrechamente relacionados con el ritmo y con la diversidad musical.

Cómo se mide la música

La música, a pesar de ser un arte, está estrechamente relacionada con las matemáticas porque toda su estructura depende de la relación que todos sus elementos tienen en entre sí, y de cómo estos interactúan unos con otros. Cuando necesitamos entender las cosas, es muy conveniente medirlas. Esto nos permite comprender sus dimensiones y longitudes, estudiarlo por partes para poder luego comprender el todo en conjunto.

Notarás que muchos músicos o bailarines van contando en voz alta o con gestos cuando quieren seguir la música, esto es una forma de medir los momentos en los que debemos tocar una nota o hacer un paso determinado (en el caso de los bailarines). Esto se debe a que, para poder leer y escribir música y luego entenderla, es muy útil dividirla por partes. A la unidad musical con la que dividimos una canción o una obra le llamamos compás.

Qué es un compás musical

El compás es la unidad musical con la que dividimos una canción o una obra. Gracias a esta unidad podemos saber cuánto dura una parte o la totalidad de ésta. En el pentagrama un compás lo reconocemos cuando el pentagrama se divide por una línea vertical.

En un compás podemos escribir solo una cantidad determinada de notas y esta cantidad depende de un número que se escribe al principio del pentagrama, que se mira como una fracción y nos indica lo que llamamos “métrica”. Gracias a éste número podemos saber cuántas notas caben en un compás y también cómo seguir la música.

Imagen: Clases y Cursos de Música

Qué es la métrica en la música

Como ya mencionamos, la métrica nos indica la cantidad de notas y la duración de las mismas que podemos incluir en un compás. Esto nos ayuda a saber como llevar la cuenta de un compás.

En la escritura musical la métrica se indica en forma de fracción. Al número en la parte superior le llamamos numerador y nos indica el pulso. El pulso nos señaliza cuantos “tiempos” habrá en un compás. Al número en la parte inferior le llamamos denominador y nos indica la figura musical base. La combinación de ambos números nos da a entender, no solo las cantidades de un compás, sino los “acentos naturales”.

Los acentos son cuando una nota sobresale en intensidad, intensión o volumen del resto. El ritmo en si es una secuencia de sonidos uno detrás del otro, pero cuando agregamos acentos, logramos darle un nuevo sentido a un ritmo. Incluso si un ritmo se compone de la misma cantidad de notas, podemos notar que al colocar los acentos en una u otra nota, cambiamos la forma en la que percibimos un ritmo. Por ejemplo: el vals. El vals posee una métrica de ¾. Esto significa que el compás posee 3 notas, y el 4 del denominador nos indica que son negras. De modo que la manera de contar un compás de ¾ es: “1, 2, 3. - 1, 2, 3.” etc. El acento natural se encuentra en el primer tiempo y es tan importante que es precisamente esta forma de contar la que nos hace reconocer un vals.

Como la música es un arte dinámico, los acentos son sumamente importantes para que no sea monótona. Esto también permite que sea diversa y es a partir de este principio, como otros, que logramos tener tantos estilos musicales diferentes.

Imagen: SlideShare

Tipos de compás: simples y compuestos

Para conocer mejor los compases simples y compuestos tenemos que tener en cuenta una serie de aspectos clave como, por ejemplo, los diferentes sistemas que existen en la música:

  • Sistema binario: una redonda es equivalente a 4 negras. Una negra es equivalente a 2 corcheas. Una corchea es equivalente a 2 semi-corches.... etc. La división en la música a la que estamos mayormente acostumbrados es por división de mitades (2 unidades que forman 1). A este sistema le llamamos sistema binario. Sin embargo, existe otro tipo de sistema que no se basa en mitades sino en tercios.
  • Sistema ternario: por ejemplo las figuras con puntillo. Esto es cuando en la escritura se le coloca un punto a la par de la cabeza a una nota musical. Esto significa que la nota dura su valor, mas ½ valor de sí misma. Es decir que por ejemplo, si tenemos una negra con puntillo y una negra equivale a 2 corcheas, una negra con puntillo equivale a 3 corcheas. A este sistema basado en la subdivisión de 3 le llamamos sistema ternario.

Sabiendo esto ya podemos mencionar que existen dos tipos de compás: compás simple y compás compuesto. En el compás simple las notas de cada tiempo tienen base binaria, mientras que el compás compuesto, cada subdivisión del tiempo tiene base ternaria.

Ejemplo:

  • Compás de ¾. Tiene 3 tiempos, pero su base es una negra, de clasificación binario. Por ello, el ¾ es un compás simple.
  • Compás de 6/8. Tiene 6 tiempos, con base de corchea (8). Su pulsación se subdivide en 3 y 3 corcheas. Esto significa que tendríamos un total de 2 negras con punto. Al utilizar esta figura, sabemos que es entonces un compás compuesto.

Ejemplos de categorización

Etsta es la categorización de algunos compases:

  • Compases Simples: 2/2, 3/2, 4/2, 2/4, ¾, 4/4, 4/8
  • Compases Compuestos: 6/8, 9/8, 12/8, 6/4, 9/4, 12/4
Imagen: Hagamos Música

La escritura musical es una guía, lo importante y lo que hace que un músico sea grandioso es su capacidad para interpretar lo escrito y traerlo a la vida. Con estos nuevos conocimientos ya tienes un mejor acercamiento para entender cómo reconocer o interpretar las diferentes formas de música, empezando por algo tan importante en su estructura como el tipo de compás.

Esperamos que hayas disfrutado con este artículo de unPROFESOR y te invitamos a que nos compartas tus comentarios.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son los compases simples y compuestos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Lenguaje musical.