menu
Compartir

Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos

 
Por Jose Ortega. 22 octubre 2021
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos

Algo que debemos tener en cuenta es que la gramática de la lengua española es muy rica, extensa y, en muchas ocasiones, complicada. De hecho, la conjugación de los verbos suele ser una losa importante a la hora de aprender este idioma como segunda lengua. Y es que, aun teniendo un gran conocimiento de la lengua siempre podrás acabar encontrándote con alguna característica gramatical que no conocías anteriormente o no recordabas.

Teniendo esto en cuenta y ahondando en el tema de los verbos, en unProfesor nos hemos animado a recordar qué son los verbos recíprocos con ejemplos, con el fin de evitar que nos olvidemos de que estos existían. ¡Genial!

También te puede interesar: Qué son los verbos reflexivos en español

¿Qué son los verbos recíprocos?

Un verbo recíproco, a grandes rasgos, es un verbo cuya acción recae en dos o más sujetos. Estos verbos transitivos transmiten una acción que es compartida mutuamente por todos los sujetos de la oración, ya sean personas, animales o cosas. Asimismo, hemos de incidir en el hecho de que, dada su naturaleza colectiva, los verbos recíprocos solo pueden aparecer en su forma plural y la acción de la que hablamos es tanto realizada como recibida en partes iguales por todos los sujetos de la oración. Esto es, en síntesis, que no existen verbos recíprocos en singular.

En cuanto a su formación, además de aparecer en las tres personas del plural, estos verbos siempre aparecen de forma pronominal. Esto quiere decir que los verbos recíprocos vienen acompañados de algún pronombre reflexivo de forma auxiliar a la hora de ser formados.

De forma exclusiva, y al aparecer siempre en plural, se dice que los verbos recíprocos se ayudan de los pronombres: nos (primera persona del plural) y se (tercera persona del plural o impersonal), a los cuales nosotros añadiríamos también el perteneciente a la segunda persona del plural: os.

Sin embargo, estas características clasificatorias de los verbos recíprocos, especialmente en cuanto al empleo de los pronombres reflexivos, puede llevar a una confusión importante en cuanto a la similitud con los verbos reflexivos. Es por ello por lo que creemos conveniente intentar diferenciar ambas tipologías verbales.

Diferencias entre verbos recíprocos y reflexivos

Mientras que los verbos recíprocos, como decíamos, expresan un valor conjunto y mutuo de una acción que recae en todos los sujetos a la vez y que también es provocada por los mismos, los verbos reflexivos se caracterizan por el hecho de que la acción recae en uno mismo. Es decir, la forma reflexiva del verbo expresa que la acción que realiza el sujeto (o sujetos) recae en el mismo sujeto que la realiza. Por ejemplo:

  • Ana y Juan se saludaron. (Forma recíproca. Ana saludó a Juan y Juan saludó a Ana).
  • Ana y Juan se sentaron. (Forma reflexiva. Ana se sentó [a sí misma] y Juan se sentó [a sí mismo]).

Como vemos, ambas formas del verbo vienen acompañados de un pronombre reflexivo auxiliar, y es ahí donde recae la mayor complicación a la hora de diferenciarlos. Sin embargo, existen un par de pautas que podemos seguir para saber ante qué tipo de verbo nos estamos topando.

Normalmente se opta primeramente en tratar de comprender el contexto en el que se desarrolla la oración y así poder vislumbrar si la acción es mutua entre los sujetos o recae en ellos mismos individualmente, independientemente de los demás. También, y por otro lado, para reforzar ese contexto se pueden añadir las expresiones mutuamente, entre sí, el uno al otro, recíprocamente, etc., en la propia oración para comprobar que sean recíprocas. Por ejemplo:

  • Mis hermanas se enfadaron sin ningún motivo. (Forma recíproca, ya que el enfado es mutuo de una hacia la otra y viceversa). [Mis hermanas se enfadaron entre sí sin ningún motivo].
  • Mis hermanas se enfadaron con el profesor. (Forma reflexiva, ya que el enfado es propio de cada una de ellas y no recae ni afecta al otro sujeto o hermana).
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos - Diferencias entre verbos recíprocos y reflexivos
Imagen: Slideplayer

Ejemplos de oraciones con verbos recíprocos

Terminamos esta lección con ejemplos de oraciones con verbos recíprocos para que termines de comprender en qué consisten:

  • Mis primos no se llevan muy bien entre ellos.
  • Esos gatos se están limpiando el uno al otro.
  • Juan y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo.
  • Después de un rato de diversión los chicos se contaron sus mayores secretos.
  • ¿Os habéis perdonado ya?
  • Esos dos se gustan mutuamente.
  • Para ser más productivos nos desafiamos semanalmente el uno al otro.
  • Pedro y Alma se besaron aquella noche frente al mar.
  • En la pelea se mordieron los dos perros.
  • No entiendo por qué no os lleváis bien.
  • La conferencia fue interesante, los ponentes se preguntaban el uno al otro y se respondían constantemente.
  • Ambos se miraron y no tuvieron nada más que decir.
  • La cosa está mejor desde que nos sinceráramos.
  • Esas dos personas se amaron durante toda su vida.
  • Lo más importante de todo es que os respetéis.
  • Para hacer las paces se dieron la mano.
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos - Ejemplos de oraciones con verbos recíprocos
Imagen: Slideplayer

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía
  • Del Moral, M. & Rodriguez, J. (s.f.). Ejemplo de Verbos Recíprocos. Ejemplode.com
  • Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Oraciones Recíprocas".
  • Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Verbos Pronominales Recíprocos".
Más lecciones de El verbo
Lección 3 de 41
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos

Pregunta al profesor sobre Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos
Imagen: Slideplayer
Imagen: Slideplayer
1 de 3
Qué son los verbos recíprocos - con ejemplos

Volver arriba