Compartir

Fases de la respiración

 
Por Ángela Belmonte. 6 abril 2020
Fases de la respiración
Imagen: Slideshare

Uno de los procesos más importantes para los seres vivos es la respiración. De hecho, los seres humanos respiramos aproximadamente entre doce y veinte veces por minuto y es uno de los muchos sistemas con control involuntario y automático.

La respiración es un proceso de intercambio de gases en el que se toma oxígeno y se eliminan sustancias de desecho, principalmente dióxido de carbono. En base a su definición, suelen distinguirse dos fases de la respiración humana: la inspiración y la espiración. Si quieres saber más sobre estas dos fases, ¡te invitamos a seguir leyendo esta lección de unPROFESOR!

También te puede interesar: Músculos del abdomen

¿Qué es la respiración? ¿Qué fases tiene la respiración?

La respiración se puede definir como el proceso de intercambio de gases entre el medio ambiente externo y el medio interno humano, por el que se toma oxígeno y se elimina dióxido de carbono.

A simple vista este proceso puede ser fácil pero está formado por diferentes pasos o etapas, todos ellos importantes y en los que intervienen diferentes estructuras, tipos celulares, etc. Para estudiar la respiración se divide este proceso en dos grandes etapas: la inspiración o inhalación y la espiración o exhalación.

  1. Durante la inhalación se produce la entrada de gases al cuerpo, principalmente oxígeno
  2. Durante la exhalación se produce una salida de deshechos celulares en forma de gases, principalmente dióxido de carbono, pero también otros gases como los producidos durante el metabolismo del alcohol (que permiten la detección por aire de la tasa de alcoholemia) o durante el metabolismo de algunos fármacos.

Primera etapa de la respiración: inspiración o inhalación

La primera de las fases de la respiración o ciclo respiratorio es la inspiración o inhalación. Esta fase se puede definir como una la parte activa muscular de la respiración, en la que se produce la expansión de la caja torácica y la entrada de aire desde el medio ambiente externo hasta el interior pulmonar.

Visto así, esto puede resultar muy sencillo, pero para que el oxígeno llegue a cada una de nuestras células tienen que producirse de manera correcta y secuencial diferentes pasos:

  1. El músculo del diafragma se contrae. El diafragma es un músculo que se encuentra debajo de los pulmones, entre estos y los órganos del abdomen. La contracción del diafragma hacia abajo crea un vacío que va a dejar espacio para la expansión de la caja torácica.
  2. La caja torácica se expande. La caja torácica tiene la capacidad de extenderse debido a las características anatómicas y estructurales de la caja torácica, que le confieren cierta elasticidad. Al dejar espacio suficiente por la bajada del diafragma, la caja torácica se expande no solo hacia abajo si no también hacia fuera. Esta expansión junto con la entrada de aire en los pulmones va a ser lo que provoque su llenado.
  3. Los pulmones se expanden. Los pulmones se hayan unidos a la caja torácica, por lo que el movimiento de este provoca que los pulmones también se expandan o distiendan. Cuando estos se hinchan, para llenar ese espacio, la nariz o la boca generan un movimiento de succión para capturar el aire que llene esos pulmones.
  4. El aire pasa del medio externo a los pulmones. El aire succionado del medio externo pasa, a través de la tráquea hasta los bronquios y el árbol braquial y entran en los diminutos sacos alveolares. De esta forma, el aire entre hasta cada una de las células de los pulmones.
  5. Paso del oxígeno al torrente sanguíneo. Los pulmones tienen gran cantidad de vasos sanguíneos, que se agrupan especialmente alrededor de los sacos alveolares ya que es en estas estructuras en las que se produce el intercambio de gases. Los alvéolos pulmonares están llenos de los gases que han entrado del exterior pero es solo el oxigeno el que cruza, a través de las paredes de los capilares sanguíneos, hasta los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos, gracias a una proteína llamada hemoglobina, es capaz de tomar esas moléculas de oxígeno y llevarlas hasta todos los tejidos de nuestro cuerpo por la sangre.

Segunda etapa de la respiración: la espiración

La segunda fase de la respiración es la espiración o exhalación. La exhalación es una etapa pasiva, sin actividad muscular, en la que el aire sale de la cavidad pulmonar al medio ambiente externo por la contracción de la cavidad torácica. La salida de aire se produce no la relajación de la musculatura inspiratoria y la recuperación elástica de los pulmones previamente distendidos en la inspiración, es decir, los músculos no se contraen activamente.

Durante la espiración pueden diferenciarse también 5 pasos:

  1. El dióxido de carbono pasa de los tejidos a los vasos sanguíneo. Los gases producidos por las células durante su actividad, principalmente dióxido de carbono, pasan a los vasos sanguíneos por mecanismos de transporte simples. Los gases, que se encuentran a mayor concentración dentro de los tejidos, atraviesan las paredes permeables de los capilares.
  2. Las sustancias de deshecho llegan a los pulmones. La sangre conduce las sustancias hasta los pulmones, que todavía permanecen llenos debido a la inspiración. Estos gases atraviesan las paredes de los alvéolos y pasan al aire retenido.
  3. El diafragma se relaja. La contracción del diafragma cesa y este se relaja
  4. Contracción de la caja torácica. El diafragma se relaja y vuelve a su sitio. Esto reduce el volumen disponible y por tanto el volumen de la caja torácica disminuye. La caja torácica se contrae y la presión dentro de ésta aumenta.
  5. Vaciado del pulmón. El aumento de presión dentro de la caja torácica y su contracción provoca la salida de aire desde el pulmón, que se desinfla y provoca la salida de aire a través de la tráquea, que conduce este aire a la boca o nariz.

Como has podido ver, la respiración no se produce solamente por acción del sistema respiratorio o los pulmones, sino que hay muchas estructuras involucradas (como la traquea) o incluso otros sistemas completos (como el sistema cardiovascular).

Para que se produzca de manera adecuada cada una de las fases de la respiración la musculatura respiratoria ha de activarse en la forma y tiempo adecuado, los movimientos y presiones dentro del sistema tienen que ser los adecuados y las diferentes estructuras tienen que tener una resistencia elástica, resistencia al aire y elasticidad óptimas. Orquestar todo esto es bastante complicado por lo que puede haber diferentes fallos que generen estados patológicos o enfermedades como bronquitis, asma, etc.

Si deseas leer más artículos parecidos a Fases de la respiración, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Noriega Borge, MJ (12 de junio de 2017) Universidad de Cantabria. Tema 2. Mecánica respiratoria. Recuperado de https://ocw.unican.es/mod/page/view.php?id=552
  • Martin, L. J (7 de diciembre de 2018) Respiración. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/anatomyvideos/000018.htm
  • Martín Cuenca, E. Fundamentos de fisiología. Madrid: Thomson; 2006.
  • WebMD Ratini, M. (15 de noviembre de 2019) Respiratory System. Recuperado de https://www.webmd.com/lung/how-we-breathe#1
Más lecciones de Aparatos y órganos del cuerpo humano
Lección 15 de 63
Fases de la respiración
Fases de la respiración

Pregunta al profesor sobre Fases de la respiración

¿Qué te ha parecido el artículo?
Fases de la respiración
Imagen: Slideshare
Fases de la respiración

Volver arriba