Compartir

Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos

Por Marina Maza. Actualizado: 19 junio 2018
Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos

En español existen tres formas no personales del verbo: infinitivo, gerundio y participio. Se denominan así porque carecen de las desinencias personales que acompañan al resto de formas verbales. Además, otra de las características que singulariza a estas tres formas no personales del verbo es que estas pueden desempeñar, además de las funciones verbales correspondientes, las de un sustantivo (en el caso del infinitivo), las de un adverbio (el gerundio únicamente) y, por último, las funciones de un adjetivo (el participio, en este caso).

A continuación, en esta lección de unProfesor explicaremos el infinitivo, el gerundio y el participio con ejemplos sencillos y, así, veremos cómo se construyen y cuándo se emplean.

El infinitivo

Considerada como la forma básica y elemental del verbo, el infinitivo desempeña una función principal dentro del sistema verbal español, ya que la terminación de este sirve para clasificar los verbos según las tres conjugaciones existentes en nuestra lengua. Así, dependiendo de si el infinitivo termina en -ar ("cantar"), -er ("temer") o -ir ("vivir") el verbo formará parte de una u otra conjugación.

En cuanto a su estructura, el infinitivo posee dos formas: el infinitivo simple, que quizá sea el más común ("cantar", "viajar", "soñar", "querer", "comer", "temer", "sentir", "reír", "salir") y el infinitivo compuesto ("haber cantado", "haber viajado", "haber soñado", "haber querido", "haber comido", "haber temido", "haber sentido", "haber reído", "haber salido").

Con respecto a su función sintáctica, el infinitivo puede actuar como un sustantivo y, por tanto, llevar artículos y complementos:

  • Huir nunca es una solución.
  • Vivir el día a día intensamente es una buena opción.
  • Me encanta escribir.
  • Pedir perdón es un gesto de humildad.
  • El leer libros en inglés es una buena forma de adquirir vocabulario.
  • Anoche me fui sin cenar a la cama.
  • Confío en aprobar el examen de mañana.

Con determinados verbos, el infinitivo ha experimentado un proceso de sustantivación, de manera que a partir de esta forma no personal del verbo ha surgido un sustantivo, como por ejemplo el deber - los deberes o el andar - los andares.

El gerundio

El gerundio se construye añadiendo a la raíz verbal la terminación "-ndo": en el caso de verbos de la primera conjugación "-ando" (cantando, bailando, saltando) y "-iendo" para los verbos de la segunda conjugación (bebiendo, tejiendo, corriendo) y también para los de la tercera conjugación (sirviendo, hirviendo, vistiendo).

Al igual que el infinitivo, el gerundio también consta de dos formas: el gerundio simple ("limpiando") frente a el gerundio compuesto, en la cual el verbo auxiliar "haber" también presenta la terminación propia del gerundio ("habiendo limpiado").

El gerundio comparte muchas de sus características con los verbos y adverbios, paralelamente al infinitivo con el sustantivo, por ejemplo. De esta forma, el gerundio puede funcionar como verbo y, por esta razón, acompañarse de complementos verbales:

  • Estoy comiendo en un restaurante del centro.
  • Caminando por la calle me encontré con mi mejor amiga.
  • El otro día no podía dormir acordándome de ti.
  • El niño entró gritando en su casa.
  • Se marchó llorando.
  • Date prisa que está empezando la película.
  • Si tu hermano pequeño sigue molestando, me voy a mi casa.

Además, el gerundio no admite preposiciones (*por corriendo) y posee un valor intrínseco que señala una determinada duración en el tiempo, como en el siguiente ejemplo: Comiendo suelo ver la tele, el cual quiere decir que, normalmente, en el tiempo que transcurre mientras yo como, veo la televisión.

El participio

Terminamos esta lección sobre el infinitivo, el gerundio y el participio con ejemplos hablando sobre el participio. La formación del participio en español se hace a través del sufijo -ado para la primera conjugación (amado, despertado, terminado) y mediante la terminación -ido para los verbos de la segunda y tercera conjugación (aprendido, comido, bebido, vivido).

En español, hay algunos verbos irregulares que presentan dos formas de participio: atento - atendido, despertado - despierto, impreso - imprimido, freído - frito, tuerto - torcido. En estos casos, generalmente la forma irregular del participio cumple la función de adjetivo mientras que la forma regular se reserva para el verbo: En mi calle vive un hombre tuerto - El manillar de la bici está torcido (*está tuerto). Sin embargo, existen algunas excepciones, como el verbo "imprimir": He impreso los papeles o bien He imprimido los papeles, ambas son correctas.

Cuando funciona como adjetivo, el participio concuerda en género y número con el sustantivo al que acompaña: Estoy preocupado por ti - Mi madre y yo estamos preocupadas por ti.

Si deseas leer más artículos parecidos a Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de El verbo

Pregunta al profesor sobre Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
7 comentarios
Su valoración:
Myleika
Hola, necesito su ayuda. Como analizar una oraciones cuando se presenta tres verbos. Ej. El caso está siendo reconocido por el anfitrión.
MARIA INES DI
Verbo, tiempo y numero de las siguientes oraciones:

La nena mira su serie favorita.

Los alumnos escuchan a la seño.
sofia hernandez
cual es el infinitivo , participio , gerundio de
son
tienen
pueden
sabe
cree
Su valoración:
isavis
infinitivo de Ha ido
Cristina Álvarez (Editor/a de unPROFESOR)
El infinitivo de "ha ido" es "ir".
Su valoración:
Agus
Muerto ! Qué Rica
luz
Uno que agrupe a toda la perífrasis
Alberto Sancho
Muchas gracias por esta página, me ha ayudado mucho. Un saludo
juancho
te amo
Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos
Infinitivo, gerundio y participio: ejemplos

Volver arriba