Compartir

Reglas de uso de la C y la S

 
Por Marta Hernando. 13 octubre 2020
Reglas de uso de la C y la S

Debido a la similitud de sonidos, en muchas ocasiones puede complicarse el uso de ciertas consonantes en español. Uno de los principales errores viene derivado del uso de tres letras de nuestro idioma, concretamente la C y la S. En esta lección de unPROFESOR queremos mostrarte cuáles son las reglas del uso de la C y la S para que tengas más claro cuándo se coloca cada una de ellas en una palabra y de esta manera evitar las faltas de ortografía.

También te puede interesar: El uso de la b

Reglas del uso de C

Con frecuencia los sonidos C y S se confunden al hablar esto se debe a diversos factores sobre todo relacionados con las variaciones de acentos en los distintos ámbitos geográficos de España y América. Esto provoca que en muchos casos las palabras no se escriban correctamente y se utilice la S en sustitución de la C o viceversa. Para que esto no te suceda vamos a ver las normas básicas del uso de cada una de ellas.

Toma nota de cuáles son las reglas de uso de la letra C:

  • Se escribe con C la terminación -ces que surge del plural de las palabras que finalizan en Z. Por ejemplo: maíces, peces, atroces, raíces, rapaces.
  • Se escriben con C las formas de los verbos terminados en -ceder, -cender, -cibir y -citar, siempre que no proceda de raíces que lleven S, por ejemplo: encender, percibir, conceder, recibir, recitar.
  • Se escriben con C las palabras que terminan en –ancia, -ancio, -encía excepto ansia y hortensia. Algunos ejemplos son: extravagancia, cansancio, rancio, excelencia, indulgencia, constancia o fragancia.
  • Se escriben con C las palabras terminadas en -acia, -icia, -icie e -icio. Algunos ejemplos de estas son: bullicio, codicia, falacia, planicie, fenicio, malicia.
  • Se escriben con C las palabras terminadas en –ción que se relacionan con palabras que finalizan con -to, -tor y -dar. Veamos algunos ejemplos para entender mejor estar norma: bendición/bendito, composición/compositor; atribución/atributo.
  • Se escriben con C los diminutivos terminados en -cito, -ecito y - ecillo, siempre que procedan de palabras que no terminan en S. Algunos ejemplos son: pececillo, florecilla, piececito.
  • Se escriben con C los sufijos -cida, -cido y -cidio. Por ejemplo: amanecido, establecido, genocidio.
  • Se escriben con C los verbos que terminan en –cir y –ducir. Un ejemplo podrían ser: conducir, traducir, relucir, decir, esparcir, traducir.
  • Se escriben con C los verbos terminados en -cer. Algunos ejemplos son: nacer, agradecer, estremecer, hacer, padecer.
  • Se escriben con C los verbos terminados en -ciar. Como ejemplo: desperdiciar, acariciar, negociar, apreciar.
  • Se escriben con C los verbos terminados en –zar en algunas de sus formas verbales. La Z se transforma en una C cuando esta se encuentra ante la vocal E. Veamos algunos ejemplos: avergüence, canalice, analice, utilice.
  • Se escriben con C, las palabras terminadas en- cimiento. Ejemplos: nacimiento, establecimiento, agradecimiento, aparcamiento, padecimiento, enriquecimiento.
Reglas de uso de la C y la S - Reglas del uso de C
Imagen: Slideshare

Reglas del uso de la S

A continuación vamos a ver cuáles son las reglas de uso de la S para que puedas diferenciarla claramente de la C.

  • Se escribe con S la terminación se de todos los verbos del pretérito imperfecto, del modo subjuntivo. Por ejemplo: amase, temiese, hubiese, cumpliese, subiese.
  • Se escriben con S las palabras que terminan en -ense y que hacen referencia a gentilicios. Algunos ejemplos son: canadiense, costarricense, onubense, hispalense.
  • Se escriben con S las palabras que terminan en -ersa, -erse y -erso. Algunos ejemplos: adverso, atreverse, inversa, converso, perverso, embellecerse.
  • Se escriben con S las palabras terminadas en –esca y -esco. Como ejemplos nos podemos encontrar con: gigantesca, grotesco, pintoresca.
  • Se escriben con S las palabras terminadas en -ismo. Algunos ejemplos: atletismo, magnetismo, vanguardismo, altruismo.
  • Se escriben con S las palabras terminadas en los superlativos –ísimo e -ísima. Así los siguientes ejemplos son: bellísimo, inteligentísima, feísimo, delicadísimo.
  • Se escriben con S las palabras terminadas en –oso y -osa. Algunos ejemplos: sabroso, asombroso, maravillosa, bondadosa, perezoso, grandiosa.
  • Se escriben con S las palabras terminadas en -sión cuando proceden de palabras terminadas en -so, -sor, -sivo. Así nos podemos encontrar con: persuasión, represión, comprensión, precisión, previsión.
  • Se escriben con S las terminaciones -esta, -esto e -ista. Ejemplos: tiesto, artista, feminista, pianista.
  • Se escriben con S las terminaciones –sivo y -siva. Como ejemplos podemos ver: comprensivo, expresivo, intensiva, corrosivo, masiva.
  • Se escriben con S los verbos que en su infinitivo no tienen s, c ni z. Algunos ejemplos de estos son: quiso, ves, has (del verbo haber).

Esperamos que estas reglas de uso de la C y la S te hayan sido útiles y puedas ponerlas en práctica a diario para evitar las confusiones y las faltas de ortografía. Si quieres seguir aprendiendo más sobre Lengua española no dudes en visitar nuestras secciones en las que encontrarás contenidos que te ayudarán con tu formación con lecciones sencillas y ejemplos prácticos para que puedas aclarar todas tus dudas.

Reglas de uso de la C y la S - Reglas del uso de la S
Imagen: Pinterest

Si deseas leer más artículos parecidos a Reglas de uso de la C y la S, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ortografía.

Más lecciones de Uso de las letras
Lección 6 de 11
Nuevo
Reglas de uso de la C y la S
Reglas de uso de la C y la S

Pregunta al profesor sobre Reglas de uso de la C y la S

¿Qué te ha parecido el artículo?
Reglas de uso de la C y la S
Imagen: Slideshare
Imagen: Pinterest
1 de 3
Reglas de uso de la C y la S

Volver arriba