Compartir

Partes del oído y partes de la oreja

 
Por Ángela Belmonte. 22 mayo 2019
Partes del oído y partes de la oreja
Imagen: La Guía de la Audición y la Sordera. AudioGuia

Uno de los sentidos de los seres humanos es el oído. Para oír, los seres humanos hemos desarrollado un órgano llamado oído que, además de para oír, ha evolucionado para permitirnos tener otra cosa muy importante: equilibrio. A pesar de parecer un órgano sencillo, el oído tiene muchas partes y todas ellas tienen una función importante dentro del conjunto. En esta lección de unPROFESOR veremos qué es el oído y qué diferencia hay entre oído y oreja, cuáles son las partes de la oreja y cuáles son las partes del oído. Si quieres saber más sobre el tema, en este caso tendrás que tener bien abiertos los ojos y no las orejas y, ¡seguir leyendo!

También te puede interesar: Cuáles son las partes del cuerpo humano

¿Cuál es la diferencia entre oído y oreja?

Puede que en algún momento te hayas hecho esta pregunta, ¿qué diferencia hay entre oído y oreja? Bien, el oído es el órgano encargado de la audición y del equilibrio y está formado por tres regiones. La parte más externa del oído, que es lo que vemos a los lados de la cabeza, son las orejas.

Por tanto, podemos decir que las orejas, que también pueden llamarse pabellón auricular o aurícula, son una parte del oído, la más externa, mientras que el oído es el órgano completo, incluyendo oreja y otras estructuras que se encuentran dentro del cráneo y no podemos ver.

El oído y sus partes

El oído es el órgano encargado de la audición y del equilibrio. Este órgano está formado por diferentes regiones y dentro de cada una podemos encontrar diferentes estructuras. Dentro del oído podemos diferenciar: oído externo, membrana timpánica, oído medio y oído interno.

Oído externo

El oído externo es la región del oído más externa y que podemos ver desde el exterior. Esta parte está formada por la oreja, aurícula o pabellón auricular, de la que hablaremos más tarde y por un conducto llamado conducto auditivo externo. El conducto auditivo externo es una estructura en forma de tubo (conducto) que conecta el oído medio con el exterior y que permite la entrada de aire, sonido y, en ocasiones, de suciedad que nos tenemos que encargar de limpiar.

Tímpano

Separando el oído externo y el oído interno se encuentra el tímpano o membrana timpánica. El tímpano es una membrana que se encuentra al final del conducto auditivo externo y cuyas misiones son: proteger al oído medio de la suciedad o sonidos muy fuertes y vibrar cuando le llegan las ondas del sonido.

Oído medio

Seguidamente del tímpano se encuentra el oído medio. El oído medio es la región central del oído y está formada por los huesecillos del oído y la trompa de Eustaquio. Los huesecillos del oído son tres: martillo, yunque y estribo. Estos tres huesecillos están conectados entre sí y, cuando las ondas del sonido hacen vibrar el tímpano, estas se transmiten hasta estos huesecillos cuya función es amplificar el sonido. Por otro lado, la trompa de Eustaquio es un conducto que se encuentran en cada uno de los oídos cuya función es conectar el oído medio con la parte de atrás de la nariz; esta conexión se hace para asegurar que la presión dentro del oído medio es igual a la exterior, que es muy importante para que las ondas del sonido pueden trasmitirse bien y para que no se dañe nuestro oído.

Oído interno

Por último está el oído interno. El oído interno está formado por la cóclea, el vestíbulo y los conductos semicirculares. La cóclea o caracol contiene un líquido (endolinfa) y el órgano de Corti, que se dice que es el órgano del sentido de la audición ya que posee unas células con unas prolongaciones cortas (cilios) que, al moverse por acción del los huesecillos del oído medio, es capaz de transformar este movimiento en impulsos eléctricos que se llevan al cerebro. Allí, el cerebro los transforma en lo que nosotros interpretamos como sonidos. El vestíbulo y los conductos semiculares, por su parte conforman el órgano del equilibrio y, al igual que la cóclea, están llenos de un endolinfa. Además, tienen unas células con ciclios que, cuando se mueven, permiten producir impulsos eléctricos que el cerebro puede usar para saber la posición del cuerpo y mantener el equilibrio.

Partes del oído y partes de la oreja - El oído y sus partes
Imagen: Farmacia Liceo

Las partes de la oreja

Como ya hemos visto anteriormente, la oreja es la parte externa del oído. En ocasiones, la oreja se ve como una estructura con una función secundaria, no tan importante como las partes internas del oído. Esto no es cierto, ya que la función de la oreja es básica para poder oír bien, la oreja actúa como un embudo y nos permite captar la vibraciones del sonido y redirigirlas eficazmente hacia dentro del oído, sin que pasen de largo o reboten en la cabeza. Sin las orejas o sin su peculiar estructura, el oído prácticamente no podría percibir las ondas del sonido y nuestro sentido de la audición sería muy malo.

Las orejas tienen diferentes partes que son, de dentro hacia la parte más externa:

  • Tragus o trago. El tragus o trago es la estructura cartilaginosa, con forma de lengüeta, que está en la región que une la oreja con la cabeza.
  • Antitragus o antitrago. Es la estructura pequeña y triangular que se encuentra enfrente del tragus, bajo el antehélix.
  • Concha. Es la depresión que podemos observamos en la parte central de la oreja. Es una estructura que actúa como embudo y dirige las vibraciones del sonido hacia el conducto auditivo.
  • Antihélix. El antihélix es la estructura que bordea la concha y la recorre la oreja paralelo al hélix. El antihélix permite que la concha tenga más profundidad.
  • Fosa del antihélix. La fosa del antihélix es una depresión que se encuentra la parte superior de la oreja, al final del hélix.
  • Canal del hélix. Es una depresión que se encuentra entre el hélix y el antihélix.
  • Hélix. Es el reborde externo de la oreja y también se conoce como hélice.
  • Lóbulo. Tiene una forma semicircular y el borde libre. Se llama lóbula a la cara externa de la oreja en la parte inferior, donde termina el hélix. Se trata de la única formación blanda de la oreja ya que, a diferencia del resto, no tiene cartílago. En la parte más próxima a la cabeza, la piel que lo recubre está unida a la de la cara.
Partes del oído y partes de la oreja - Las partes de la oreja
Imagen: TopDoctors

Si deseas leer más artículos parecidos a Partes del oído y partes de la oreja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Más lecciones de Aparatos y órganos del cuerpo humano
Lección 48 de 50
Partes del oído y partes de la oreja
Partes del oído y partes de la oreja

Pregunta al profesor sobre Partes del oído y partes de la oreja

¿Qué te ha parecido el artículo?
Partes del oído y partes de la oreja
Imagen: La Guía de la Audición y la Sordera. AudioGuia
Imagen: Farmacia Liceo
Imagen: TopDoctors
1 de 3
Partes del oído y partes de la oreja

Volver arriba