Compartir

Fascismo: características principales

 
Por Eloy Santos Aguirre. 16 abril 2020
Fascismo: características principales

En ocasiones en la historia de la humanidad aparecen ciertas ideologías o pensamientos políticos que cambian la historia para siempre, pudiendo provocar grandes revoluciones o conflictos y cambiando a las personas y países que viven esta situación, pudiendo ser buenos cambios o malos dependiendo de la clase de ideología de la que hablemos. Para hablar sobre una de las ideologías que más daño ha provocado a la humanidad, en esta lección de unPROFESOR vamos a hablar sobre las características del fascismo más destacadas.

Qué es el fascismo: Definición sencilla

El fascismo es una ideología política y una clase de Estado totalitario y no democrático que tomó relevancia en el marco mundial, y especialmente en la zona europea, durante el periodo entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. En parte, el fascismo fue el causante del inicio de la Segunda Guerra Mundial y, por lo tanto, responsable de todas aquellas muertes sucedidas en uno de los conflictos más importantes de la historia de la humanidad.

El origen del nombre viene de la palabra italiana “fascio” y hace referencia a las palabras que eran usadas en la Antigua Roma para hacer referencia a aquellos romanos que tenían una cargo de responsabilidad, es decir, las llamadas magistraturas.

El fascismo surgió como un punto intermedio entre las dos ideologías predominantes de su época, rechazando tanto la democracia liberal característica de los vencedores en la Primera Guerra Mundial como la ideología obrera como el marxismo o el anarquismo. Por ello tuvo tanto relevancia para una Alemania que, tras su derrota en la Primera Guerra Mundial, veía como los Aliados liberales se aprovechaban de su debilidad.

Fascismo: características principales - Qué es el fascismo: Definición sencilla
Imagen: Slideshare

Principales características del fascismo

Para continuar con esta lección sobre las características del fascismo debemos enumerar las principales particularidades de esta ideología política. Las características son las siguientes:

  1. El fascismo resalta la figura de nación frente a la del individuo.
  2. Defiende el centralismo de la política en un solo partido, no existiendo competencia política.
  3. El Estado debe ser centralizado, eliminando las distintas organizaciones locales.
  4. El poder se centra en una sola persona, siendo este un líder carismático que pueda convencer a las masas.
  5. Usa distintos mecanismos como la violencia o la propaganda para aumentar el miedo de la población hacia un punto en común.
  6. El fascismo es militarista y expansionista, buscando la conquista de nuevas zonas.
  7. Busca el concepto de nación, creando un fuerte nacionalismo que centra en su líder.
  8. Es un movimiento antidemocrático, no existiendo ni elecciones ni ninguna clase de libertad individual.
  9. Oposición tanto al marxismo como al liberalismo, buscando una tercera vía.
  10. La raza superior es la del propio Estado, por lo que las razas de origen externo son vistas como enemigos.
  11. Los sectores productivos pasan a ser del Estado, siendo esto el llamado corporativismo.
  12. Modifican la Historia para sus propios intereses, creando hechos pasados inexistentes para justificar sus actos.
Fascismo: características principales - Principales características del fascismo
Imagen: Borduria en la ESO

Breve historia del fascismo

Ahora que ya conocemos mejor cuáles son las características del fascismo, vamos a ahondar en las razones de su existencia e influencia. Para ello, debemos hablar sobre la historia del fascismo, desde su origen hasta su expansión por toda Europa.

El origen del fascismo en la Italia de Mussolini

La primera mención al fascismo sucedió en 1915, cuando Mussolini usó la palabra para referirse a su grupo, el llamado Fasci de la Acción Revolucionaria. El pensamiento de Mussolini sobre la situación de Europa se expandió por otros territorios como Alemania durante la Primera Guerra Mundial, originándose las semillas que terminaría años más tarde creando el fascismo.

El 6 de junio de 1919 un grupo de políticos italianos firmaron el llamado Manifiesto Fascista, que defendía entre otros cosas el sufragio universal, la representación proporcional y el fin del Senado italiano. Durante los meses siguientes aumentaron los movimientos a favor del fascismo y el número de fascistas italianos en 1920 era muy numeroso.

Los fascistas liderados por Mussolini aprovecharon las huelgas laborales para unirse a los empresarios y atacar a campesinos y sindicalistas, ya que los fascistas marcaron como enemigos a los partidos de izquierdas. Los fascistas buscaban un mayor apoyo, así que cambiaron parte de su agenda para acercarse a los intereses de los conservadores, gracias a lo cual aumentaron su influencia en la derecha italiana.

Tras ello Mussolini creó grupos paramilitares ocupando ciudades de forma violenta y atacando Roma. El gobierno italiano en Roma era muy débil, y para evitar más sangre el rey Víctor Manuel III nombró a Mussolini como primer ministro, lo cual fue visto por los fascistas como un logro por su heroísmo. Desde ese momento y hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial Italia fue presidida por el líder fascista Mussolini.

El fascismo en el resto del mundo

La influencia del fascismo en los años siguientes se extendió por todo el mundo, siendo ejemplos de ello Argentina, España y especialmente Alemania. El fascismo sirvió como modelo para el nazismo de Adolf Hitler que traería la Segunda Guerra Mundial. Otros políticos tomaron parte del fascismo para tomar el poder en sus naciones, siendo ejemplos de ello Hungría, Grecia y Polonia.

La derrota de las Potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial, siendo la Alemania nazi y la Italia fascista los líderes de estas, trajo el fin de la gran mayoría de estados fascistas en todo el mundo. Aun así algunas figuras que habían llegado al poder mediante el fascismo siguieron en su puesto, aunque muchas de ellas cambiaron su sistema a algo diferente al fascismo.

Aunque el fascismo ya no está tan afianzado como a principios del siglo XX en algunas regiones aún perdura, siendo en la actualidad llamado neofascismo y buscando la vuelta a estados semejantes a la Italia de Mussolini.

Fascismo: características principales - Breve historia del fascismo
Imagen: Slideshare

Si deseas leer más artículos parecidos a Fascismo: características principales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de Edad Contemporánea
Lección 175 de 193
Fascismo: características principales
Fascismo: características principales

Pregunta al profesor sobre Fascismo: características principales

¿Qué te ha parecido el artículo?
Fascismo: características principales
Imagen: Slideshare
Imagen: Borduria en la ESO
Imagen: Slideshare
1 de 4
Fascismo: características principales

Volver arriba