Compartir

Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo

Por Pedro González, Pintando letras desde los 3 años. Actualizado: 20 noviembre 2018
Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo

En la lección de unPROFESOR que comienza vamos a realizar un análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo. Esta es una de las obras más célebres del famoso escritor español Lope de Vega, que a comienzos del siglo XVI desarrolló prácticamente todo su trabajo. En el caso que nos ocupa en esta lección vamos a ver uno de los temas que trata el autor en profundidad, y es el ya citado fatalismo.

Así que, para que todo quede más claro, conoceremos exactamente en qué consiste este término y cuál es el argumento de la obra de El Caballero de Olmedo, de forma que nos sea mucho más fácil analizar de forma pormenorizada el ya nombrado término o corriente que ha estado siempre muy presente a lo largo de la historia, ya que se relaciona con gran fuerza con el destino. ¡Comenzamos!

Qué es el fatalismo

Como ya hemos comentado, para poder hacer un completo análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo hemos de saber en qué consiste exactamente este término que proviene de una raíz latina, fatum, que quiere decir destino. Es decir, que este vocablo se encuadra en la corriente fatalista, basada básicamente en el determinismo, o sea, la creencia de que los acontecimientos se van a desarrollar según sus causas, sin que la voluntad humana tenga mucho que aportar.

Podemos añadir que el fatalismo considera que los acontecimientos mueven al ser humano casi como si estuviese mecido por el viento o por la mano invisible de un personaje superior que nos maneja como títeres. En este sentido, creen en un dios superior, una fuerza sobrenatural, las leyes naturales, el propio entorno o ambiente, etc.

Podemos observar que esta corriente de pensamiento ya era muy habitual en la cultura clásica, principalmente en la antigua Grecia. Una creencia de que nuestro destino ya está predeterminado antes incluso de nacer.

Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo - Qué es el fatalismo
Imagen: Slideshare

Resumen de El Caballero de Olmedo

Ahora que conocemos el movimiento, para completar el análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo hemos de conocer brevemente su argumento, de forma que nos pongamos totalmente en situación para el análisis.

En este caso la obra cuenta la historia de Don Alonso, caballero de viaje a Olmedo que se enamora con locura de una dama llamada Inés, de forma que por medio de su criado Tello contrata a Fabia, una alcahueta que tendrá que lograr que la mujer se enamore de él por medio de sus métodos poco claros.

El plan de Fabia surte efecto y Doña Inés cae rendida a los pies de Don Alonso, para enfado de Don Rodrigo, otro caballero que pretende a la joven dama. Por eso ella, que ya ha sido dada en matrimonio a este último, finge querer ser monja para evitar el casamiento, a lo que su padre acepta.

Finalmente, durante unas celebraciones en honor al rey Juan II, Don Rodrigo, en pleno arrebato por celos de Don Alonso, decide asesinarlo con otro señor que es pretendiente de la hermana de Doña Inés. Así es que finalmente Don Alonso muere a manos de Don Rodrigo, pero Tello, el criado del primero, cuenta la verdad, y el asesino es finalmente condenado a decapitar por orden del rey.

En esta otra lección podrás descubrir un resumen completo de El Caballero de Olmedo. Y en esta otra podrás acceder a un resumen detallado de los personajes principales y secundarios de El Caballero de Olmedo.

Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo - Resumen de El Caballero de Olmedo
Imagen: Slideshare

La presencia del fatalismo en El Caballero de Olmedo

Esta obra fue escrita por Lope de Vega a comienzos del siglo XVI, en pleno crecimiento del Renacimiento. Se puede observar que aquel movimiento era una reintroducción de lo clásico, por lo que los artistas sentían verdadera devoción por el arte griego y romano. No es extraño que en esta obra el fatos, es decir, el destino, tenga tanta presencia.

En tiempos de la antigua Grecia, la tragedia era uno de los géneros preferidos en el teatro. En pleno siglo XVI en la Península Ibérica y en Europa se observó un movimiento similar en las obras de Lope de Vega y otros autores.

En El Caballero de Olmedo, se atisba en todo momento que los acontecimientos mecen a los protagonistas como la hoja que se mueve por el viento. Los personajes son incapaces de actuar más que por el propio entorno. Don Alonso, víctima de su arrebato pasional y el contar con una alcahueta para sus fines, pese a las advertencias de su sirviente de que ese método no es bueno y no acabará bien, encuentra un final trágico, arrastrando con él en la desgracia a Doña Inés y a su criado, Tello.

También Don Rodrigo es presa de su ira, sus malas artes, su envidia y sus celos. Dejado llevar por sus más bajos instintos, es el destino el que habla por él, acabando decapitado por cometer un asesinato arrastrado por su sentimiento de venganza.

Todos los personajes están a merced del ambiente, y sus actos parecen escritos en el destino trágico por un ser superior que el lector puede ir imaginando según avanza la obra durante las tres partes en que está dividida.

Si deseas leer más artículos parecidos a Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia de la Literatura.

Más lecciones de Siglo de Oro y Renacimiento

Pregunta al profesor sobre Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo

¿Qué te ha parecido el artículo?
Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo
Imagen: Slideshare
Imagen: Slideshare
1 de 3
Análisis del fatalismo en El Caballero de Olmedo

Volver arriba