Compartir

Lenguas derivadas del latín: resumen

 
Por Marta Hernando. 23 octubre 2020
Lenguas derivadas del latín: resumen

La romanización fue un proceso histórico muy importante, por el cual Roma impuso su poder en un amplio territorio del mundo. Como consecuencia de esta romanización los habitantes de los pueblos conquistados fueron adquiriendo las costumbres, sistemas y lengua de los romanos. Por este motivo, muchas de las lenguas que hablamos en la actualidad tienen una raíz común. En esta lección de unPROFESOR vamos a ofrecerte un resumen de las lenguas derivadas del latín.

También te puede interesar: Lenguas y dialectos de España: resumen

Evolución del latín

El latín era la lengua oficial del Imperio Romano. Nació como un dialecto en la región del Lacio en Italia central, pero su evolución hizo que poco a poco comenzase a ser utilizado de manera masiva por los romanos. El latín se expandió por el imperio a medida que lo hacían sus ejércitos y podemos encontrar en él dos variantes:

  • El latín clásico: se utilizaba sobre todo en la administración y la política.
  • El latín vulgar: era el empleado por los pueblos conquistados.

La forma vulgar del latín pervivió más allá de la caída del imperio contribuyendo a la aparición de nuevas variaciones que darán lugar a las lenguas derivadas de este. Estas lenguas se conocen como lenguas romances que son las que junto con variaciones y mezcla con otras lenguas han dado lugar a los idiomas que utilizamos en la actualidad.

El latín y las lenguas romances

La mayoría de las personas en el mundo hablan lenguas romances y estas se pueden categorizar en dos zonas geográficas:

  • Lenguas romances occidentales
  • Lenguas romances orientales.

Podemos decir, por tanto, que tras la caída del imperio romano se pasó de hablar una lengua prácticamente unificada a muchas lenguas que conservaban su raíz latina, pero que adquirieron distintas variables al estar en contacto con otras lenguas y pueblos. Es decir, debido a los acontecimientos históricos, las guerras y las conquistas, el lenguaje va cambiando hasta dar lugar a las distintas lenguas, que conservan aún una raíz común y que procede del primitivo latín.

Hoy en día, el latín puede considerarse como una lengua muerta, ya que no es hablado oficialmente por ningún país. Es cierto que conocemos su gramática, su sintaxis y su vocabulario y que aún conservamos muchas expresiones. Estas sobre todo tienen que ver con materias específicas o ramas del conocimiento que usan este tipo de cultismos a la hora de redactar textos.

Es frecuente que en un texto podemos encontrar la expresión ad hoc, para referirse a que una determinada acción ha sido realizada a medida para el caso tratado y otros muchos ejemplos que podemos encontrar a diario.

Lista de las lenguas derivadas del latín

En primer lugar vamos a basarnos en la clasificación realizada anteriormente para dar comienzo con las lenguas occidentales más importantes.

Lenguas derivadas del latín occidentales

Dentro de esta rama nos encontramos con una delimitación geográfica que se sitúa en oeste del continente europeo. Es decir, la zona comprendida por Francia, España, Italia y Portugal. Por lo tanto los idiomas procedentes del latín dentro de esta rama serían:

  • El francés
  • El español
  • El iItaliano
  • El portugués

Lenguas derivadas del latín orientales

Por su parte, las lenguas que proceden del latín en la zona del este de Europa tendrán que ver con las lenguas habladas principalmente en dos países: Rumanía y Moldavia. Dentro de estos países nos encontramos con cuatro lenguas que conservan su raíz latina. Estas lenguas son:

  • El daco-rumano
  • El istrorrumano
  • El arrumano
  • El meglenorrumano

Ejemplos de palabras derivadas del latín

A continuación vamos a ver algunos ejemplos de palabras y cómo se escriben en los distintos idiomas. Además de la palabra original en latín. De esta manera podrás comprobar que todas ellas son variaciones de una misma lengua:

Por ejemplo si nos centramos en la palabra Lingua en latín, veremos las siguientes variaciones:

  • Lingua (Italiano)
  • Lengua (español)
  • Limbǎ (rumano)
  • Lingua (portugués)
  • Langue (Francés)

Como ves las variaciones que presentan son muy pequeñas y en idiomas como el italiano o el portugués se conserva la misma forma latina.

Veamos otro ejemplo con la palabra Nocte en latín. Traducida a los mismos idiomas quedaría de la siguiente manera:

  • Notte (italiano)
  • Noche (español)
  • Noapte (rumano)
  • Noite (portugués)
  • Nuit (francés)

Si tomamos como ejemplo la palabra latina clave. Esta se va a transformar en los diferentes idiomas de la siguiente manera:

  • Chiave (italiano)
  • Llave (español)
  • Cheie (rumano)
  • Chave (portugués)
  • Clé (francés)

Otro ejemplo podría ser la palabra platea en latín, que se transformaría en las siguientes palabras en los distintos idiomas que estamos tratando:

  • Piazza (italiano)
  • Plaza (español)
  • Piaţǎ (rumano)
  • Praça (portugués)
  • Place (francés)

Como ves existen multitud de similitudes en la forma en la que se escriben las distintas palabras en estas lenguas. Esto indica que el proceso de romanización hizo que el latín fuese considerado como el idioma para los pueblos conquistados y que por tanto, las lenguas que nacieron tras la caída del Imperio romano tomasen como base el latín. Si quieres encontrar más artículos como este sobre las lenguas derivadas del latín no dejes de visitar nuestro apartado sobre Lengua española.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Lenguas derivadas del latín: resumen, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de Historia de la Lengua

Pregunta al profesor sobre Lenguas derivadas del latín: resumen

¿Qué te ha parecido el artículo?
Lenguas derivadas del latín: resumen
Lenguas derivadas del latín: resumen

Volver arriba