Historia de la Lengua

Las lenguas románicas en Europa

Rut Blasco
Por Rut Blasco. Actualizado: 3 agosto 2023
Las lenguas románicas en Europa

Conocemos con el nombre de lenguas románicas a todas las lenguas que proceden del latín vulgar, el cual, a su vez, deriva del latín culto que se hablaba en el antiguo imperio romano. Por esta razón, las lenguas románicas también se conocen con otros nombres como "lenguas romances" o "lenguas "neolatinas". El latín vulgar surgió como oposición frente al latín culto, en un momento en el que la gente que escribía en latín culto se dio cuenta de que hablaba en latín vulgar. A partir de este "latín del vulgo o del pueblo" surgen las diferentes lenguas románicas en Europa.

En esta lección de unPROFESOR vamos a explicar cuáles son las lenguas románicas en Europa y vamos a presentar de manera breve y concisa cuáles son las características que unen a todas estas lenguas, además de su origen común en el latín vulgar. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Lenguas derivadas del latín: resumen
Índice
  1. Qué son las las lenguas románicas - Definición
  2. Cuáles son las lenguas románicas en Europa
  3. ¿Cuál es la primera lengua románica de Europa?
  4. Lenguas que provienen del latín en España
  5. Ejemplos de palabras que provienen del latín al español
  6. Ejemplos de expresiones del latín que usamos a día de hoy

Qué son las las lenguas románicas - Definición

Las lenguas románicas son todas aquellas lenguas que derivan del latín vulgar y que se hablan en determinados países europeos. Existe un término con el que los lingüistas hacen referencia al conjunto de zonas geográficas en las que se hablan lenguas romances: la Romania, un nombre lingüístico para mencionar toda a Europa latina; es decir, aquellos países o regiones en los que la lengua oficial es una de las lenguas romances, puesto que en estas zonas geográficas antes dominó el latín por encima del resto, gracias a la romanización llevada a cabo durante la expansión del imperio romano.

Dentro de la Romania se incluyen territorios como Portugal, España, Francia, Andorra, Italia, Mónaco, San Marino, parte de Suiza, Malta y Eslovenia, entre otros países, y también algunos estados de Bélgica. Así, podemos decir que la Romania engloba casi toda la parte sur del continente europeo.

La existencia de diversas lenguas románicas en Europa se debe, fundamentalmente, a la distinta evolución que experimentó el latín vulgar en cada uno de los territorios de la Romania, los cuales, al estar (algunos de ellos) tan alejados entre sí, evolucionaron de maneras diversas, lo cual dio lugar al nacimiento de las lenguas romances que hoy conocemos.

Otra de las razones que justifican la amplia variedad de lenguas románicas es el hecho de que, en cada uno de los territorios romances, dichas lenguas tuvieron que convivir con otras lenguas procedentes de otras ramas indoeuropeas. Por ejemplo, las lenguas germánicas en zonas como Francia, Alemania u Holanda, que influenciaron directamente al francés, lengua romance.

También, en el caso del español, este posee una enorme influencia de la lengua árabe, sobre todo en relación al léxico. En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos la formación de las lenguas romances en España.

Las lenguas románicas en Europa - Qué son las las lenguas románicas - Definición
Imagen: Gifex.com

Cuáles son las lenguas románicas en Europa

No todas las lenguas romances gozan del mismo status lingüístico y socio-político, ya que algunas de ellas son lenguas oficiales de países, como es el caso del español y del francés, y que, además son lenguas que cuentan con una sólida tradición literaria, cultural, económica, social y política, junto con una normalización lingüística estandarizada.

Otras, sin embargo, no gozan de la misma importancia social, y se encuentran más reducidas en cuanto a territorio geográfico y número de hablantes se refiere, como por ejemplo el sardo o el retrorromance.

Las principales lenguas románicas en Europa son las siguientes:

  • El portugués
  • El español
  • El gallego
  • El catalán
  • El octano
  • El francés
  • El italiano
  • El rumano
  • El sardo
  • El retrorromance

Así como todas las variantes dialectales de todas las lenguas anteriores, como los dialectos italianos: friulano, siciliano, etc., o bien los españoles: aragonés o leonés, entre los dialectos históricos más importantes.

De todas las lenguas que hemos nombrado anteriormente las que cuentan con un mayor número de hablantes, son: el rumano, el italiano, el francés, el español y el portugués. No obstante, el resto de lenguas romances que hemos mencionado no son menos importantes sino que su utilización se reduce a un menor número de hablantes y a un territorio geográfico más limitado.

Las lenguas románicas en Europa - Cuáles son las lenguas románicas en Europa

¿Cuál es la primera lengua románica de Europa?

La primera lengua que apareció en Europa después del latín fue el latín vulgar, que se convirtió en el inicio de la mayoría de lenguas que hoy conocemos como romances.

El latín vulgar era una variante coloquial y hablada por el pueblo del latín clásico, que era la lengua utilizada por los romanos en su imperio. A medida que el Imperio Romano se expandía, el latín se difundió por diferentes regiones y se mezclaba con las lenguas locales de los pueblos que conquistaban.

Con el tiempo, estas formas regionales del latín vulgar comenzaron a diferenciarse bastante del latín clásico en cuanto a la pronunciación, el vocabulario y la gramática.

A partir del siglo V d.C., el Imperio Romano Occidental comenzó a desintegrarse debido a invasiones bárbaras y otros factores. Esta decadencia de la política y la sociedad del imperio llevó a que el latín vulgar se fragmentase todavía más en diferentes dialectos regionales. Cada región desarrolló su propia versión del latín vulgar con características propias y prácticamente todas a la vez.

Estos dialectos del latín vulgar se convirtieron gradualmente en las lenguas románicas que conocemos hoy en día:

  • Español: Es el latín vulgar que se hablaba en la Península Ibérica. Se vio influenciado por el árabe y otras lenguas ibéricas preexistentes debido a la ocupación musulmana y el contacto con otros pueblos.
  • Francés: En la actual Francia, el latín vulgar evolucionó en el romance conocido como el "francien", que finalmente se convirtió en el francés moderno. Esta lengua sufrió influencias del germánico, debido a la invasión de los francos.
  • Italiano: En Italia, el latín vulgar se transformó en diversos dialectos regionales, que luego evolucionaron hacia el italiano que hoy conocemos. El italiano también fue influenciado por otras lenguas, como el lombardo y el toscano
  • Portugués: En otra zona de la Península Ibérica, el romance galaico-portugués, que posteriormente se convirtió en el portugués moderno.
  • Rumano: En la actual Rumania (antigua Dacia), el latín vulgar se mezcló con elementos del dacio y del idioma tracio, dando lugar al rumano, la única lengua románica oriental.

Estas son solo algunas lenguas románicas, ya que en la actualidad todavía existen 21 lenguas romances en uso.

Lenguas que provienen del latín en España

Ahora que ya conoces las lenguas románicas en Europa, vamos a conocer las que se encuentran dentro del territorio español. Los romanos conquistaron la Península Ibérica en el siglo III a.C., exactamente en el año 228 antes de Cristo. El latín vulgar dio lugar a muchas lenguas romances que pertenecen al grupo íbero-románico:

  • castellano
  • catalán
  • asturiano
  • valenciano
  • navarro
  • andaluz
  • extremeño
  • murciano
  • aragonés
  • gallego

A diferencia de las otras lenguas mencionadas anteriormente, el vasco o también conocido como Euskera no proviene del latín ni de ninguna otra lengua romance. Es una lengua única e independiente que se habla en algunas regiones del norte de España y el suroeste de Francia. El origen del euskera sigue siendo un tema de debate y estudio entre lingüistas.

Ejemplos de palabras que provienen del latín al español

Muchas de las palabras que tenemos en nuestro diccionario provienen del latín y han sufrido modificaciones a lo largo del tiempo para convertirse en lo que hoy en día utilizamos. Este tipo de palabras se llaman patrimoniales y vamos a dejarte con algunos ejemplos para que puedas ver cómo son:

  • aurum → oro
  • salire → salir
  • poenam → pena
  • hominen → hombre
  • rotam → rueda
  • annum → año
  • pedem → pie
  • oculum → ojo
  • insulam → isla
  • ferrum → hierro
  • capillum → cabello
  • lactem → leche
  • nocte → noche
  • mensem → mes
  • recuperare → recuperar
  • citare → citar
  • animam → alma
  • clamare → llamar
  • clavem → llave
  • computare → contar
  • filium → hijo
  • limpidum → limpio
  • litigare → lidiar
  • operam → obra
  • ovum → huevo
  • planum → llano
  • plenum → lleno
  • recitare → rezar
  • rupturam → rotura
  • solitarium → soltero
  • strictum → estrecho

Ejemplos de expresiones del latín que usamos a día de hoy

Algunas expresiones en latín todavía han perdurado hasta nuestros días y te las queremos mostrar para que reconozcas si las utilizas en tu vocabulario de forma habitual:

  • Curriculum vitae: relación de méritos, estudios y experiencia laboral de una persona.
  • Alter ego: es otro yo, un segundo yo o desdoble de nuestra personalidad.
  • A priori: antes o anteriormente.
  • Bis: repetición, dos veces.
  • Ipso facto: inmediatamente.
  • Homo erectus: Hombre erguido (es uno de los antecesores del Homo sapiens).
  • Homo sapiens: Hombre que sabe (es el nombre científico de la raza humana).
  • In situ: en el mismo lugar de los hechos.
  • Grosso modo: más o menos, a grandes rasgos, sin concretar.
  • In absentia: En ausencia (se utiliza en derecho cuando se juzga a un acusado que en rebeldía no se ha presentado ante el juez).
  • Rara avis: difícil de encontrar.
  • Ex profeso: a propósito, deliberadamente.
  • Ídem: lo mismo, igual.
  • Accésit: segundo premio en un concurso (“se acercó” como significado literal).
  • In vitro: En el vidrio (se emplea para designar algunos procedimientos de laboratorio).
  • Motu proprio: por propia iniciativa, por voluntad propia.
  • Per sécula seculórum: por los siglos de los siglos, para siempre.
  • Quid pro quo: una cosa por otra.
  • Sine die: sin fecha determinada.
  • Ad líbitum: a tu gusto, como quieras, a tu voluntad.
  • Incógnito: Saber o pensar (se refiere a presentarse en un lugar o realizar una acción sin que nadie más lo sepa).
  • Statu quo: situación de algo en cierto momento.
  • Sui géneris: muy especial, peculiar, particular, diferente a la mayoría.
  • Sine qua non: indispensable, imprescindible.
  • Ad hoc: expresamente.
  • In extremis: en el último momento.
  • Honoris causa: A título honorífico.
  • In albis: quedarse en blanco, sin comprender.
  • Vox populi: sabido por todo el mundo.
  • Cum laude: con honores, con alabanzas.
  • Ínter nos: entre nosotros.
  • In fraganti: en el mismo momento.
  • Némine discrepante: por unanimidad, sin oposición.
  • Lapsus linguae: error involuntario o equivocación al hablar.
  • Stricto sensu: en sentido estricto.
  • Hábeas corpus: término legal que determina el derecho del ciudadano detenido.
  • Ergo: por tanto, luego.
  • Modus vivendi: modo de vivir.
  • Mare magnum: confusión de asuntos.
  • Ex abrupto: bruscamente.
  • De facto: conforme a la ley, de hecho.
  • Alma mater: universidad, alma del espíritu.
  • Ultimátum: última posibilidad o plazo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las lenguas románicas en Europa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de Historia de la Lengua
Pregunta al profesor sobre Las lenguas románicas en Europa
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
jose andres
esta mal revisa los ejemplos de las lenguas de eruropa
Imagen: Gifex.com
1 de 3
Las lenguas románicas en Europa