Historia de la Lengua

Lenguas aglutinantes: características y ejemplos

 
Rut Blasco
Por Rut Blasco. 22 junio 2023
Lenguas aglutinantes: características y ejemplos

El concepto de la aglutinación hace referencia a la forma en la que se crean las palabras, es decir que pertenece a la temática de la morfología. Las lenguas aglutinantes son aquellas que se forman uniendo monemas independientes, así que los significados de las palabras generalmente son más fáciles de deducir.

¡Esto puede parecer un verdadero lío! Por eso, en esta lección de unPROFESOR vamos a explicarte cuáles son las características de las lenguas aglutinantes y ejemplos prácticos para que te resulte más fácil entender este concepto.

También te puede interesar: Historia y evolución de la lengua española
Índice
  1. ¿Qué son las lenguas aglutinantes?
  2. 5 características de las lenguas aglutinantes
  3. Ejemplos de lenguas aglutinantes
  4. ¿El español es una lengua aglutinante o flexiva?

¿Qué son las lenguas aglutinantes?

Las lenguas aglutinantes son los idiomas en los que las palabras están formadas por partes pequeñas llamadas morfemas y cada parte tiene su propio significado. Un morfema es la unidad más pequeña de significado y no se puede dividir en partes más pequeñas, ya que estas perderían su significado.

La palabra "aglutinante" proviene de un vocablo en latín que significa "pegar" o "unir". En lingüística, las lenguas aglutinantes son un tipo específico de idiomas que se clasifican según la estructuración interna de las palabras.

Hay diferentes tipos de lenguas según como se forman las palabras: algunos idiomas tienen palabras formadas por un solo morfema, mientras que otras tienen palabras formadas por varios morfemas diferenciados. También existen lenguas que combinan características de los dos tipos.

En el caso de las lenguas sintéticas, que son un tipo de lenguaje formado por varios morfemas, pueden ser lenguas aglutinantes o flexivas. En los idiomas aglutinantes, los morfemas tienen un solo significado y se pueden distinguir claramente en las palabras. En cambio, en las lenguas flexivas, los morfemas suelen combinarse de forma más compleja, lo que dificulta la separación de las palabras en partes más pequeñas.

Conceptos de morfología para entender las lenguas aglutinantes

Para ser capaces de comprender mejor cómo funcionan las lenguas aglutinantes y cuáles son sus características, es bueno que repasemos algunos de los conceptos básicos de la morfología:

  • Fonema: Es la unidad más pequeña de sonido en un idioma, ya sea una vocal o una consonante.
  • Monema: Es una secuencia mínima de fonemas que, al usarse, cambia el significado. Es como una pieza de un rompecabezas que al añadirla a una palabra, le da un nuevo sentido.
  • Lexema: Es la parte de una palabra que representa su significado principal. Es lo que nos da una idea comprensible de lo que la palabra transmite.
  • Afijos: Son secuencias de sonidos que se añaden al comienzo (prefijos), al final (sufijos) o en medio (infijos) de un lexema para cambiar su significado.
Lenguas aglutinantes: características y ejemplos - ¿Qué son las lenguas aglutinantes?

5 características de las lenguas aglutinantes

Aquí te dejamos las principales características de las lenguas aglutinantes:

  1. En las lenguas aglutinantes, las palabras tienen varias sílabas y pueden incluir tanto la idea principal como ideas secundarias.
  2. Estas palabras se forman uniendo monemas independientes, lexemas y afijos, cada uno con un significado gramatical específico.
  3. Esto nos permite entender el significado de las palabras de forma más fácil, ya que podremos deducirlo. Además, permite modificaciones en la pronunciación o la escritura de uno o más morfemas dentro de una palabra, lo que puede acortar la palabra o hacerla más fácil de pronunciar.
  4. Una característica común en las lenguas aglutinantes es que tienden a tener muchos afijos o morfemas por palabra.
  5. Además, suelen ser muy regulares, lo que significa que tienen pocos verbos irregulares.

Por ejemplo: En japonés solo hay dos verbos irregulares, y en coreano solo hay diez formas irregulares de conjugación, excepto en las formas pasivas y causales. Sin embargo, hay excepciones como el georgiano, que es muy aglutinante (con hasta ocho morfemas por palabra) pero tiene un número bastante alto de verbos irregulares.

Lenguas aglutinantes: características y ejemplos - 5 características de las lenguas aglutinantes

Ejemplos de lenguas aglutinantes

Vamos a presentarte algunos ejemplos de lenguas aglutinantes para que puedas descubrir cómo funcionan más a fondo.

Vasco o Euskera

El vasco o euskera es el único idioma que queda de las lenguas habladas en el suroeste de Europa antes de que la región fuera influenciada por el latín en los siglos II y I a.C. Se utiliza en el País Vasco, tanto en España como en Francia.

En el idioma vasco se pueden observar ejemplos de aglutinación. Por ejemplo, la palabra "etxe", que significa "casa", puede tener diferentes significados al combinarla con otras palabras o morfemas. A partir de la misma raíz, se pueden formar palabras como:

  • etxea (casa)
  • etxetik (desde la casa)
  • etxeak (casas)
  • etxeko (de la casa, perteneciente a la casa)
  • etxera (en dirección a la casa)
  • etxerako (que va a casa)
  • etxeraino (hasta la casa)

Finlandés

El finlandés es otro ejemplo de una lengua aglutinante. Aproximadamente 5 millones de personas hablan este idioma, principalmente en Finlandia y Suecia. También hay hablantes en Noruega, Estonia, Canadá y Rusia.

Podemos ver el fenómeno de la aglutinación en la palabra "taloissani", que significa "en mis casas". Al dividirla en partes más pequeñas, podemos identificar los siguientes morfemas:

  • talo (casa)
  • i (plural)
  • ssa (dentro de)
  • ni (mi, mis)

Japonés

El japonés es un idioma hablado principalmente en Japón y ha estado aislado de otros idiomas durante mucho tiempo. Aunque tiene diferencias estructurales con el chino, ha sido influenciado en su vocabulario y sistema de escritura por esta lengua.

En términos de su estructura gramatical, el japonés se considera una lengua aglutinante. Esto significa que utiliza sufijos, que son partes que se añaden al final de las palabras. Tanto los verbos como los adjetivos se conjugan según el tiempo verbal.

Por ejemplo, la expresión "omoshirokunakatta", que se traduce como "No (fue/era/ha sido) interesante", se puede dividir en los siguientes morfemas:

  • omoshiro: un adjetivo que significa "interesante"
  • kuna: una partícula de negación
  • katta: una forma verbal que indica pasado

¿El español es una lengua aglutinante o flexiva?

El español es una lengua flexiva, ya que los morfemas se combinan de forma compleja. Cada palabra puede contener varios morfemas que expresan diferentes significados gramaticales, como género, número, tiempo verbal, modo, etc.

Estos morfemas se fusionan o se combinan dentro de la palabra, así que es difícil segmentarlos en partes más pequeñas con significado propio. Por lo tanto, el español se clasifica como una lengua flexiva y no como una lengua aglutinante.

Por ejemplo: amo, amas, ama, amamos, etc.

Esperamos que esta lección sobre las características de las lenguas aglutinantes te haya ayudado a comprender este concepto propio de algunos idiomas. Si quieres seguir indagando en este concepto o alguno parecido, no dudes en consultar nuestro apartado de gramática y lingüística, donde te explicaremos los conceptos más difíciles de la lengua, de forma amena y entendible.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lenguas aglutinantes: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía
  • García, J. M. P. (1998). Problemas lexicográficos de las lenguas aglutinantes: los diccionarios del mongol contemporáneo. In Teoría y práctica de la lexicología: V Jornadas internacionales sobre estudio y enseñanza del léxico, Granada 1997 (pp. 133-140). Método.
  • Ramos Huamancayo, M. A. (2018). Las lenguas en el mundo.
Más lecciones de Historia de la Lengua
Pregunta al profesor sobre Lenguas aglutinantes: características y ejemplos
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Lenguas aglutinantes: características y ejemplos