Compartir

Monema: definición y ejemplos

Por Pedro González, Pintando letras desde los 3 años. Actualizado: 19 julio 2018
Monema: definición y ejemplos
Fuente: EcuRed

Vamos a empezar a continuación una nueva lección de unPROFESOR en la que centraremos nuestros esfuerzos en la definición de monema. Para complementar la información y que quede todo absolutamente claro, veremos diversos ejemplos de cada caso de cuantos vamos a estudiar.

Para conocer bien la lengua española, es importante tener claro que todas y cada una de las palabras de nuestro idioma puede ser descompuesta en monemas que, de hecho, hemos de saber diferenciarlos de los fonemas, como observaremos a continuación. Así que, ya sin más dilación, nos ponemos manos a la obra y comenzamos esta lección básica que nos servirá para observar cada palabra del español de una forma distinta y mucho más analítica. ¡Comenzamos!

También te puede interesar: Ejemplos de antónimos

Definición de monema

Como es lógico, nuestro primer paso será saber cuál es la definición de monema. En este caso, nos referimos a las unidades mínimas de significación en que se pueden descomponer las palabras.

Hablábamos hace un momento de la diferencia entre monema y fonema. Es básico saber que no son lo mismo, puesto que el primero son unidades mínimas con significado, mientras que el segundo se refiere a unidades sonoras mínimas sin significado por sí mismas.

También es básico establecer que los monemas, por ser unidades mínimas, no pueden descomponerse en otros signos lingüísticos, es decir, son los más pequeños que existen con snetido y significación.

Además, es importante también destacar que ciertas palabras pueden ser monemas en sí mismas, sin posibilidad de ser descompuestas en otros signos sin que pierdan su significado propio. En este caso, encontramos términos como arena o pan, por poner un par de ejemplos rápidos. Más adelante veremos muchos más.

Monema: definición y ejemplos - Definición de monema
Fuente: Slideshare

Tipos de monemas

Los monemas, a su vez, también pueden dividirse en dos tipos básicos. En este caso, encontramos los lexemas y los morfemas. Por eso, vamos a observar en qué consiste cada uno de ellos y qué particularidades tienen:

  • Lexema: es la raíz de una palabra. O sea, dentro de una palabra, el lexema es la parte que guarda la mayor parte de significación o, dicho correctamente, tiene significado léxico propio y constituye una parte invariable del vocablo, por lo que también pueden ser palabras completas o simplemente la raíz a la que se le agrega el morfema para completar su significación, que puede ser de modo, género, tiempo, cantidad, etc. Por ejemplo, GAT-o, CANT-amos, NIÑ-ato.
  • Morfemas: por su parte, los morfemas van unidos al lexema para completar el significado gramatical de una palabra que, como hemos visto, puede centrarse en cantidad, género, modo, etc. En el caso de los ejemplos anteriores, sería estos: niñ-ATO, cant-AMOS, gat-O.

Tipos de morfemas

Hay que saber que existen diversos tipos de morfemas que, al ser monemas en sí mismos, también hemos de distinguir para entender este concepto en su totalidad:

  • Morfemas independientes o clíticos: son aquellos que admiten algún grado de independencia respecto al lexema, pudiendo en ciertos casos formar una palabra por sí mismos. Suelen ser conjunciones, determinantes, preposiciones o pronombres: di-LE, él, a, con, y, e, pero, ella…
  • Morfemas dependientes o ligados: pueden ser los derivativos, que añaden matices al significado de un lexema, y que a su vez se diferencia en prefijos y sufijos: SUB-marino o viej-ETE. Y también pueden ser flexivos, encargados de señalar accidentes gramaticales de género, número, persona, modo y tiempo: gat-O, gat-OS, cant-aba-MOS, cant-AR-é.
Monema: definición y ejemplos - Tipos de monemas
Fuente: Slideshare

Ejemplos de monemas

Obviamente, podemos encontrar un gran número de ejemplos de monemas, ya nos refiramos a lexemas o a morfemas. Veamos algunos casos de lexemas, por ejemplo, con palabras bastante comunes que usamos de forma habitual en el lenguaje común:

  • Señor-a
  • Señor-es
  • Señor-ita
  • Señor-ito
  • Señor-itas
  • Señor-itos
  • Señor-ones
  • Señor-ías.

O bien podemos observar otro caso clásico:

  • Guerr-ero
  • Guerr-a
  • Guerr-eo
  • Guerr-ear
  • Guerr-eras
  • Guerr-illa
  • Guerr-illeras
  • Guerr-illeros
  • Guerr-ita

Obviamente, también podemos encontrar múltiples ejemplos con los morfemas, que en este caso hemos visto en los anteriores en referencia a los lexemas, pero que igualmente son considerados como monemas unos y otros. Sería el caso, por ejemplo, usando la palabra mar:

  • Mar
  • Mar-ea
  • Ultra-mar
  • Ultra-mar-ino
  • Mar-ino
  • Sub-mar-ino
  • Mar-ítimo
  • Mar-ejada
  • Mar-ejadilla

Y así podríamos encontrar múltiples ejemplos de monemas en diversas circunstancias con cualquier tipo de lexema o de morfema en toda su tipología, que ya sabemos que es muy extensa:

  • Pelot-azo
  • Pelot-illa
  • Pelot-illa
  • Árbol
  • Arbol-eda
  • Arbol-ito
  • Arbol-azo
  • Mont-e
  • Mont-es
  • Mont-aña
  • Mont-añera
  • Mont-añero
  • Vecin-o
  • Vecin-a
  • Vecin-os
  • Vecin-as
  • Pan
  • Pan-es
  • Pan-ificadora
  • Pan-azo
  • Pan-ecillo
  • Desarroll-o
  • Sub-desarroll-o
  • Sub-desarroll-ado
  • Desarroll-ar
  • Desarroll-ando
  • Desarroll-ado
  • Quem-a
  • Quem-ado
  • Quem-ar
  • Quem-adura
  • Quem-ando
  • Quem-o
  • Sal-a
  • Ante-sal-a
  • Sal-on
  • Sal
  • Sal-ado
  • Sal-ar
  • Re-sal-ado
  • Sal-ando
  • Sal-ino
  • Sal-ada
  • Sal-adura

Si deseas leer más artículos parecidos a Monema: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de La semántica

Pregunta al profesor sobre Monema: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Monema: definición y ejemplos
Fuente: EcuRed
Fuente: Slideshare
Fuente: Slideshare
1 de 3
Monema: definición y ejemplos

Volver arriba