Compartir

Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición

Por Irene Juste. Actualizado: 18 septiembre 2018
Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición
Imagen: tutambieneresarte.blogspot.com

Los recursos literarios o figuras literarias son usados por los escritores para enriquecer y embellecer los textos y algunos de estos recursos son formas de utilizar las palabras poco habituales y, en cambio, otras son más comunes de lo que pueda parecer. Existen diversos tipos de figuras literarias o recursos estilísticos, pero unos de los más frecuentes son los fónicos, que están basados en los sonidos. Entre los recursos literarios fónicos más conocidos, e incluso no solo usados en textos sino también en las conversaciones de forma habitual, encontramos las onomatopeyas, que son palabras que se pronuncian igual o de forma muy similar al sonido al que hacen referencia.

Si te interesa conocer más detalles sobre qué es este tipo de recurso literario fónico, no dejes de leer esta lección de unPROFESOR en la que te explicamos de forma sencilla la la definición de onomatopeya con ejemplos.

Onomatopeya: definición

Comenzaremos la definición de onomatopeya hablando de la etimología de la palabra o su origen, el cual se da en el griego onomatopoeia. Una vez vista la procedencia del término, ya podemos profundizar en su definición, y podemos decir que se trata de un recurso literario fónico que se define por pretender ser una representación lo más aproximada posible a la realidad, ya sea la imitación de un sonido animal o de un objeto en movimiento, entre otros.

Por lo tanto, son palabras que imitan un ruido, un fenómeno visual o un sonido con el que se relacionan directamente en la lengua. Así, se da cuando hay aliteración de uno o más sonidos, ya sean letras o sílabas, consiguiendo así el efecto del ruido que se quiere plasmar.

Algunos detalles y características básicas que debemos tener presentes sobre la definición de una onomatopeya son las siguientes:

  • Se escriben con grafías que no se encuentran normalmente en el idioma castellano, como por ejemplo tres o más consonantes seguidas.
  • Existen tres tipos distintos de de este recurso expresivo según su precedencia u origen, el cual puede ser humano (¡Achís!), animal (Muuu) o del mundo físico (Tic-tac).
  • Además, estas suelen ser monosilábicas, aunque también las hay que son polisilábas o de varias sílabas.
  • En este tipo de recurso literario fónico podemos repetir o reiterar su sonido varias veces o bien repetirla pero con una pequeña modificación. Además, son palabras con la característica de que se pueden alargar todo lo que se crea necesario con tal de expresar mejor el ruido que pretenden imitar.
  • Asimismo, no debemos confundir nunca una interjección con una onomatopeya. La primera (uf, jo, ay) son sonidos que son cortos, generalmente de una sola sílaba, pero que nos indican las emociones de quien las pronuncia y, por lo tanto, pueden reflejar sorpresa, alegría, dolor, etc. En cambio, la segunda, puede ser monosilábica o bien polisilábica e imitará un sonido o ruido del entorno que no tiene emoción por sí mismo.
  • Otra característica es que hay algunas que pueden tener función sintáctica, por ejemplo de complemento directo.

Asimismo, algunos casos de este tipo de figuras literarias fónicas se pronuncian de forma muy parecida en algunos idiomas, pero realmente la gran mayoría llegan a diferir mucho entre las distintas lenguas del mundo, hasta el punto de no parecerse nada en absoluto. Esto se debe a que un mismo sonido, según la fonética de una lengua lo percibiremos y lo codificaremos de una forma u otra. Además, debido a los cómics y las historietas las onomatopeyas en inglés son ampliamente utilizadas en diversos idiomas, incluido el castellano.

También debemos conocer que este recurso expresivo puede manifestarse de más de una forma, concretamente de forma artística e ilustrativa como en los cómics, de forma literaria en los textos e incluso de forma hablada en conservaciones.

Además, como recurso literario o poético encontramos un tipo de este recurso expresivo algo distinto a las demás puesto que, a través de un poema o verso, vemos que la onomatopeya es el resultado de una aliteración o repetición continua de sonidos, ya sean letras individuales o sílabas, que al irse reiterando en el verso acaban formando la ilusión del sonido al que se hace referencia. Este es el caso del conocido verso de Garcilaso de la Vega que imita el sonido de una abeja o de una colmena "En el silencio sólo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba".

Descubre en esta otra lección de unProfesor una lista completa de los recursos literarios con definición y ejemplos que te resultará muy útil para estudiar. Asimismo, encuentra más detalles sobre las características de las onomatopeyas en esta otra lección.

Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición - Onomatopeya: definición
Imagen: spanishskype.net

Onomatopeya: ejemplos

A continuación encontrarás una lista de ejemplos de cada uno de los tres tipos de onomatopeyas. Es decir, una lista de ejemplos de los distintos tipos de este recurso expresivo que puede provenir de sonidos que creamos los humanos tanto voluntarios como involuntarios, de sonidos que producen los animales y de sonidos del mundo físico, como instrumentos musicales, máquinas o movimientos repentinos entre otros:

Ejemplos de onomatopeyas de sonidos humanos

  • Achís, achú: estornudos
  • Blablablá: hablar o mantener una conversación
  • Je je, ji ji, ja ja: risas
  • Muac: beso
  • Hmmm: pensamiento, duda o esfuerzo
  • Mmm: expresar que algo está rico o tiene buen sabor
  • Agh, puaj: asco o repugnancia
  • Shhh: pedir silencio
  • Pssst: avisar o llamar a alguien
  • Ñam ñam: comer
  • Snif: olfatear, suspirar, sollozar o llorar

Ejemplos de onomatopeyas de sonidos del mundo físico

  • Tic-tac: reloj
  • Ding-dong: timbre o campana
  • Toc-toc: golpeteo
  • Biiip biiip: pitido
  • Crash: romper o chocar
  • Boom o bum: explosión
  • Splash: salpicar
  • Boing: botar o saltar
  • Zas, plaf, plas o paf: golpe, bofetada o choque
  • Bang bang: disparos
  • Tururú: trompeta, trompa o corneta
  • Ring ring: teléfono
  • Chuchuchú: tren

Ejemplos de onomatopeyas de sonidos de animales

  • Cuac / cua cua: pato
  • Quiquiriquí: gallo
  • Guau: perro
  • Miau: gato
  • Oing oing / Oink oink: cerdo
  • Bzzz: abeja
  • Muuu: vaca
  • Beee: oveja
  • Pío pío: pájaro o pollito
  • Auuu: lobo
  • Hiii: caballo
  • Croac: rana

Si deseas leer más artículos parecidos a Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Más lecciones de El texto literario

Pregunta al profesor sobre Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
teresa
ropompon
antonella abarca
onomatopeya se puede considerar un texto
Isabel Santiago
las onomatopeyas, ¿pueden ser consideradas como texto?
Irene Juste (Editor/a de unPROFESOR)
Hola Isabel, Si se escriben en un texto, por supuesto que se consideran como texto. Todo lo que se refleja en un escrito se puede considerar texto. Saludos
Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición
Imagen: tutambieneresarte.blogspot.com
Imagen: spanishskype.net
1 de 2
Recurso literario: Onomatopeya - Ejemplos y definición

Volver arriba