Compartir

Clasificación de los insectos

 
Por Ángela Belmonte. 15 junio 2020
Clasificación de los insectos

Los insectos son unos de los animales con más diversidad del mundo: diversidad de formas, tamaños, formas de vida, hábitats, etc. De hecho, se estima que representarían más del 90 % de las formas de vida del planeta y muchas de ellas están todavía por describir.

Ante tal variedad, los investigadores han hecho una clasificación para poder estudiarlos e identificarlos. Como veremos en esta lección de unPROFESOR, la clasificación de los insectos tiene en cuenta, sobre todo, características visuales pero, ¿cuáles son? Si quieres saber más, te invitamos a que sigas leyendo.

También te puede interesar: Clasificación de los anfibios

¿Qué son los insectos?

Dentro de los animales invertebrados encontramos el filo de los artrópodos. Es dentro del filo de los artrópodos en el que se encuentra la Clase Insecta. Las características que han definido a los insectos y su clasificación han variado a lo largo de la historia, pero en esta lección de unPROFESOR nos ceñiremos a lo que está generalmente aceptado y comprobado.

Los insectos son animales invertebrados que tienen el cuerpo dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen, tienen 3 pares de patas, ojos compuestos, un par de antenas y dos pares de alas aunque estas pueden reducirse o faltar en algunas especies, como veremos a continuación.

A menudo, dentro del grupo de los insectos agrupamos animales que no pertenecen a este. Por ejemplo, los ciempiés, milpiés o milpiés, las arañas, los escorpiones y las cochinillas de humedad. Diferenciarlos es fácil si nos fijamos en el número de patas. Los insectos tienen tres pares de patas, mientras que los escorpiones y las arañas tienen cuatro pares y las cochinillas de humedad poseen diez pares de patas y pueden enrollarse; los ciempiés y milpiés tienen muchos pares de patas, ¡muchos más de tres!.

Clasificación de los insectos - ¿Qué son los insectos?
Imagen: Slideshare

Primera división de los insectos: ápteros y pterigotos

Cuando nos enfrentamos a la clasificación de los insectos por primera vez, la primera característica que observamos son las alas:

  • Insectos ápteros o sin alas.
  • Insectos pterigotos o con alas.

La mayoría de los insectos que podemos ver a nuestro alrededor son insectos con alas (pterigotos). En esta lección veremos tanto los insectos con alas como los insectos sin alas. Además, si te interesan estos animales, no te pierdas nuestra lección sobre la metamorfosis de los insectos.

Clasificación de los insectos - Primera división de los insectos: ápteros y pterigotos
Imagen: Slideplayer

Los ápteros

Dentro de los ápteros encontramos cuatro grupos:

  • Proturos: Son los insectos más primitivos y carecen de alas y antenas. Suelen vivir en el suelo.
  • Colémbolos: Tampoco tienen alas, aunque sí antenas. Tienen un órgano ventral les permite dar grandes saltos. Suelen vivir en ambientes donde hay algo de agua.
  • Tisanuros: Estos insectos tienen tres apéndices terminales. Un ejemplo es el Lepisma o pececito de plata.
  • Dipluros: A diferencia de los anteriores, tienen dos apéndices terminales. Carecen de ojos y tienen un tamaño milimétrico. Un ejemplo de dipluro es la pulga verde
Clasificación de los insectos - Los ápteros
Imagen: Slideshare

Los pterigotos

Dentro de los ápteros podemos encontrar muchos grupos. Los principales grupos son:

  • Efímeras o Efemerópteros: Se alimentan de vegetales, por lo que tienen una apéndices bucales bien desarrollados. Tienen dos pares de alas y metamorfosis incompletas.
  • Plecópteros o moscas de la piedra: Al igual que las efímeras, tienen metamorfosis incompletas. Los adultos son relativamente grandes y tienen cuatro alas membranosas que en reposo repliegan sobre el abdomen.
  • Odonatos: Son insectos de tamaño mediano o grande, con cuerpo alargado y dos pares de alas membranosas muy delicadas. Tienen antenas cortas, ojos compuestos muy desarrollados y aparato bucal masticador. Dentro de los odonatos se incluyen a las libélulas y los caballitos del diablo.
  • Mantofasmatodeos, mantidos o gladiadores: Tienen alas membranosas y coriáceas, el tórax alargado y las patas anteriores largas y robustas adaptadas perfectamente para capturar presas ya que son depredadores. Un claro ejemplo es la mantis religiosa.
  • Blatodeos: Tienen cuerpo deprimido y patas largas y finas, adaptadas para correr velozmente. El aparato bucal es masticador, adaptado a alimentarse de variedad de alimentos. Cabeza relativamente móvil y largas antenas. El grupo más conocido de blatodeos son las cucarachas.
  • Fásmidos o insectos palo: Se alimentan de vegetación, tienen grandes adaptaciones para el camuflaje (cripsis). Pueden tener alas o haberlas perdido. A este grupo también pertenecen los insectos hoja.
  • Dermápteros o tijeretas: Tienen unas alas membranosas, dobladas debajo de otras, cortas y quitinosas. Poseen aparato bucal masticador y antenas cortas. En la parte posterior del cuerpo tienen unas tenazas con las que pueden sujetar a su presa.
  • Ortópteros: Poseen las patas posteriores muy desarrolladas y adaptadas para el salto. Poseen dos pares de alas, uno de alas membranosas, con las que a veces vuelan y otro par de alas coriáceas que cubren las anteriores, llamadas "élitros". Algunos ejemplos de ortópteros son los saltamontes y los grillos.
  • Isópteros: Son insectos muy gregarios, con una organización social similar a la de las hormigas. Se alimentan de la celulosa contenida en la madera y sus derivados. Un ejemplo de isópteros son las termitas.
  • Hemípteros: Son insectos de pequeño tamaño, que tienen un aparato bucal chupador adaptado para succionar fluidos de animales (hemolinfa o sangre) o vegetales (savia). Son por ejemplo los pulgones, las cigarras y las chinches de la cama.
  • Himenópteros: Son uno de los grupos más diversos ya que comprenden animales como las abejas, las avispa, los abejorros y las hormigas. Todos ellos tienen dos pares de alas membranosas que se mantienen unidas durante el vuelo por una grupo de ganchitos (hamulus).
  • Coleópteros: Tienen piezas bucales de tipo masticador y el primer par de alas transformadas en rígidas armaduras, llamadas élitros. El segundo par de alas son las que utilizan para volar. Los coleópteros se denominan comúnmente como escarabajos o gorgojos.
  • Dípteros: Sus alas posteriores se han reducido a halterios, por lo que poseen solo dos alas membranosas (no dos pares, como el resto de los insectos). Dentro de los dípteros se encuentran las moscas y los mosquitos, los tábanos, etc.
  • Lepidópteros: Poseen dos pares de alas membranosas cubiertas de escamas coloreadas, que utilizan en la termorregulación, el cortejo y la señalización. Son conocidos normalmente como mariposas o polillas, y hay especies tanto diurnas como nocturnas.
Clasificación de los insectos - Los pterigotos

Si deseas leer más artículos parecidos a Clasificación de los insectos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Sociedad andaluza de educación matemática Thales (s.f) Clasificación Taxonómica: Clase insecta. Recuperado de: https://thales.cica.es/rd/Recursos/rd98/Naturales/05/clasifica.html
  • Mendivil Navarro, J (s.f) Clasificación de los Insectos. Naturaleza de Aragón. Recuperado de: https://www.naturalezadearagon.com/fauna/insectosdivision.php
Más lecciones de El reino animal
Lección 4 de 58
Clasificación de los insectos
Clasificación de los insectos

Pregunta al profesor sobre Clasificación de los insectos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Clasificación de los insectos
Imagen: Slideshare
Imagen: Slideplayer
Imagen: Slideshare
1 de 5
Clasificación de los insectos

Volver arriba