Compartir

Clasificación de los reptiles

 
Por Ángela Belmonte. 22 junio 2020
Clasificación de los reptiles

Los reptiles son un grupo de animales vertebrados muy antiguos, que llevan muchos miles de años evolucionando y adaptándose a muchos ambientes de nuestro planeta. Aunque a menudo son odiados por muchos, los reptiles tienen un importante significado cultural, además de ser importantes para el mantenimiento de las poblaciones de otros animales, como los roedores, que pueden ser un gran foco de enfermedades para los humanos.

En esta lección de unPROFESOR haremos un repaso a la clasificación de los reptiles, desde los más primitivos a los más complejos, poniendo ejemplos para cada uno de ellos. Si quieres conocer más sobre serpientes, tortugas, salamandras y demás, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los reptiles? Características básicas de los reptiles

Los reptiles son animales vertebrados, que pasan la mayor parte del tiempo fuera del agua. Por ello, aunque puedan nadar y bucear, se les clasifica generalmente como animales terrestres. Los reptiles evolucionaron a partir de los primitivos anfibios y fueron los primeros vertebrados que se extendieron por tierra firme. La adaptación más importante que les permitió conquistar la tierra fue el desarrollo de huevos con cáscara dura, que los protegen y hacen que no necesiten agua para su desarrollo.

Otras características importantes de los reptiles son:

  • Temperatura corporal variable.
  • Piel recubierta de escamas, escudos o placas córneas y piel casi desprovista de glándulas.
  • Esqueleto muy osificado.
  • Extremidades cortas o ausentes.
  • Respiración pulmonar y circulación doble e incompleta.
  • Lengua con funciones gustativa, olfatoria y táctil.

Teniendo en cuenta características corporales, de comportamiento o fisiológicas, los zoólogos han sido capaces de hacer una clasificación de los reptiles simple en 5 grupos: rincocéfalos, quelonios, crocodilidos, ofidios y saurios.

Clasificación de los reptiles - ¿Qué son los reptiles? Características básicas de los reptiles
Imagen: 100cia.site

Esfenodontos o rincocéfalos: fósiles vivientes

En la actualidad, los únicos representantes vivos de los rincocéfalos son las tuátaras o esfenedones, tres especies que viven en algunas islas de Nueva Zelanda. El grupo de los esfedones es, por tanto, lo que se llama un fósil viviente.

Este grupo está compuesto por especies con características muy primitivas, la mayoría de las cuales vivieron hace más de 200 millones de años y desaparecieron. Entre las características más importantes de los rincocéfalos esta poseer un ojo pineal en el vértice de la cabeza.

Este ojo, aunque parece un ojo normal cubierto por piel, es sensible a la luz del sol e interviene en la regulación del ritmo circadiano y la producción hormonal para la termorregulación. Son principalmente nocturnos y se diferencia de los lagartos en que tiene un arco óseo en el cráneo, detrás del ojo.

Clasificación de los reptiles - Esfenodontos o rincocéfalos: fósiles vivientes

Los quelonios o tortugas

Las tortugas son un grupo de reptiles muy primitivos, que han permanecido intacto durante más de 200 millones de años. Su principal característica es que poseen un caparazón óseo que les recubre casi todo el cuerpo. A los lados de el caparazón con forma de caja, emergen unas extremidades cortas.

Una de las características más singulares de las tortugas son sus mandíbulas: dispuestas en forma de pico, sin dientes y con los bordes cortantes. Estos bordes cortantes, muy afilados, les permiten alimentarse de plantas y/o pequeños animales como el zooplancton, lombrices de tierra e incluso crías de ratón.

Dentro de las tortugas podemos encontrar: tortugas de agua dulce, tortugas marinas y tortugas verdaderas (terrestres). Todas respiran por medio de pulmones, aunque algunas especies de tortugas marinas son capaces de bucear durante largas distancias.

Clasificación de los reptiles - Los quelonios o tortugas
Imagen: Zootecnia

Los crocodilidos o cocodrilos

Dentro de la clasificación de los reptiles tenemos que hablar, también, de los cocodrilos. Hay un total de 16 especies de cocodrilos, con representantes en todos los continentes excepto en Europa ya que viven exclusivamente en zonas tropicales, que no se encuentran en Europa. La mayoría de ellos habitan en África y los más conocidos son: el cocodrilo del Nilo, el aligator del Misisipí, el caimán negro, el caimán de anteojos y el yacaré.

Su cuerpo es alargado y, a diferencia de otros reptiles, no realizan mudas. Su piel tiene una capa córnea muy gruesa, que se va engrosando a lo largo de su vida. Tienen el morro alargado y poseen dientes cónicos y afilados, situados en el borde de las mandíbulas, que utilizan para atrapar y matar a sus presas. En el extremo final del cuerpo se encuentra la cola, su principal órgano de natación.

El ojo del cocodrilo está protegido por un tercer párpado transparente (membrana nictitante) y sus los orificios de la nariz se cierran durante la inmersión. El cocodrilo marino es capaz de nadar permanecer inmóvil bajo el agua durante más de dos horas.

Clasificación de los reptiles - Los crocodilidos o cocodrilos

Ofidios o serpientes

Las serpientes son reptiles de cuerpo cilíndrico y alargado, sin extremidades, que se desplazan reptando con movimientos ondulatorios de su musculoso cuerpo, formado por gran cantidad de vértebras. A diferencia de los cocodrilos, las serpientes sí que mudan periódicamente su piel, por lo que las escamas que recubren su piel no son tan robustas como las de los cocodrilos.

La boca de las serpientes es muy plástica y les permite tragar sus presas enteras. La lengua es bífida y móvil, que utilizan como órgano sensorial del olfato y tacto. Algunas tienen dientes huecos, lleno de veneno con los que pueden inyectar a sus presas.

Existen unas 2.700 especies, clasificadas en cinco grupos. Las familias no venenosas son: las culebras y las boas o constrictoras mientras que las venenosas son las cobras, víboras y serpientes marinas.

Clasificación de los reptiles - Ofidios o serpientes
Imagen: Zootecnia

Saurios o lagartos

Terminamos esta clasificación de los reptiles hablando de los lagartos, animales que tienen la piel cubierta de escamas y pequeñas placas córneas. Su cuerpo es alargado y poseen una cola larga. Están distribuidos por todo el mundo, excepto en zonas frías.

La característica morfológica más peculiar es que tienen grandes ojos, con párpados móviles y cinco dedos con uñas en cada pata.

Las diferentes familias de saurios son:

  • gecónidos (salamanquesas y geckos)
  • iguánidos (iguanas), camaleónidos (camaleones)
  • lacértidos (lagartos propiamente dichos)
  • varánidos (como el dragón de Komodo)
  • escíndidos (escincos o eslizones)
  • agánidos (iguanas del Viejo Mundo, como el el dragón volador o el clamidosaurio de King).
Clasificación de los reptiles - Saurios o lagartos
Imagen: Zootecnia

Si deseas leer más artículos parecidos a Clasificación de los reptiles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Hickman C.P. Roberts L.S. Larson A. l’Anson H. & Eisenhour D.J. 2006. Principios Integrales De Zoología. 13ª Ed. McGraw-Hill Interamericana. Madrid.
  • Cobos, R. M., & Ribas, R. (1987). Reptiles: tortugas, serpientes, lagartos. Clínica veterinaria de pequeños animales, 7(3), 0133-150.
  • Mendivil Navarro, J (s.f) Reptiles. Naturaleza de Aragón. Recuperado de: https://www.naturalezadearagon.com/fauna/reptiles.php
Más lecciones de El reino animal
Lección 3 de 58
Clasificación de los reptiles
Clasificación de los reptiles

Pregunta al profesor sobre Clasificación de los reptiles

¿Qué te ha parecido el artículo?
Clasificación de los reptiles
Imagen: 100cia.site
Imagen: Zootecnia
Imagen: Zootecnia
Imagen: Zootecnia
1 de 7
Clasificación de los reptiles

Volver arriba