Compartir

Reino animal: características generales

 
Por Ángela Belmonte. 21 octubre 2019
Reino animal: características generales
Imagen: Slideshare

En la década de los años 70, Whittaker inventó una forma de clasificar a todos los seres vivos del planeta en cinco grupos o reinos. Estos cinco reinos eran: Reino Protista, Reino Monera, Reino Fungi, Reino Plantae y Reino Animalia. En esta lección de unPROFESOR revisaremos las principales características del reino animal. A grandes rasgos, el reino de los animales o metazoos agrupa a organismos eucariotas, heterótrofos, pluricelulares y con capacidad de producir tejidos pero además de estas, tienen otras interesantes características que descubriremos a continuación. Si quieres saber más de las características generales del reino animal, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Mamíferos: características generales

Los animales a nivel celular: eucariotas y pluricelulares

Las primeras características del reino animal que hay que destacar es que son organismos eucariotas y pluricelulares.

A diferencia de las células procariotas que podemos encontrar en bacterias, por ejemplo, las células eucariotas son unidades bien compartimentalizadas y organizadas, en las que podemos encontrar diferentes orgánulos con diferentes funciones: mientras que el núcleo se encarga de proteger el material genético de la célula, las mitocondrias generan energía, etc. Esta compartimentalización, parecida a la que se hace en las fábricas y oficinas hace que la célula pueda ser más eficiente y el organismo, en su conjunto, más grande y efectivo biológicamente. Si quieres saber más de las diferencias entre las células procariotas y las células eucariotas, ¡echa un vistazo a esta lección!

A diferencia de organismos de otros reinos como los protistas, los animales son pluricelulares. Es decir, los animales son capaces de multiplicar sus células y que cada una de ellas realice una función esencial dentro del conjunto del animal. Al igual que el núcleo se encarga, dentro de la célula, de cuidar del ADN, los animales generan diferentes células encargadas específicamente de guardar el ADN y pasarlo a la siguiente generación: los óvulos y espermatozoides. Además, en la mayoría de los animales excepto en los poríferos (las esponjas de mar) las células son capaces de agruparse, según su función, para formar tejidos.

Reino animal: características generales - Los animales a nivel celular: eucariotas y pluricelulares
Imagen: Slideplayer

La alimentación de los animales

Además de las características de sus células, los animales se caracterizan por tener cinco actividades o funciones esenciales que desarrollan durante toda la su vida o parte de ella: alimentación, respiración, circulación, excreción, respuesta, movimiento y reproducción.

Los animales, a diferencia de otros organismos son heterótrofos por ingestión. Es decir, los animales no son capaces de generar su comida a partir de material inorgánico, agua y luz del sol como las plantas o las algas si no que lo tienen que adquirir de otros seres vivos. Además, los animales no pueden absorber la comida como hacen, por ejemplo, los hongos, que liberan al medio donde viven una serie de sustancias que "derriten" la materia orgánica de otros seres vivos y después la absorben. Los animales han de introducir a otros seres vivos en su cuerpo y realizar la digestión, el transporte de esas moléculas por el cuerpo y la excreción de las sustancias que no pueden aprovechar.

Diferentes animales han evolucionado para alimentarse de diferentes formas:

  • Los herbívoros comen vegetales (hojas, frutas, etc.)
  • Los carnívoros comen otros animales
  • Los omnívoros se alimentan tanto de plantas como de animales
  • Los detritívoros comen material vegetal y animal en descomposición, etc.

Un tipo especial de alimentación es la que hacen los parásitos, que vive y se alimenta de otro ser vivo (huésped), dañándole pero no produciendo la muerte del mismo. La muerte del huésped le dejaría sin casa y sin comida y solo se produce cuando está ya muy débil o hay gran cantidad de parásitos alimentándose de un mismo individuo.

Reino animal: características generales - La alimentación de los animales

La respiración de los animales

Otra de las características del reino animal es la respiración. Todos los animales, corran, naden o vuelen, respiran. La respiración es el proceso por el cual los individuos cogen oxígeno del medio que les rodea y liberan dióxido de carbono.

Según la complejidad y el tamaño del animal la respiración se realiza de diferentes formas. En los animales de menor tamaño y, en general, acuáticos, el oxígeno puede simplemente atravesar su piel (respiración por difusión). En la mayoría de los casos, los animales tienen que desarrollar estructuras y sistemas más complejos para coger y transportar esos gases: diferentes tipos de branquias, pulmones, orificios y conductos según el medio en el que vivan y sus características.

Reino animal: características generales - La respiración de los animales
Imagen: ABC Color

El transporte de sustancias dentro de los animales: la circulación

Una vez introducidos en el cuerpo, el alimento, el agua y el oxígeno tienen que ser transportados por dentro del cuerpo del organismo. El transporte de sustancias se hace por medio, principalmente, de la circulación o el sistema circulatorio.

En organismos más simples como los gusanos, el transporte se hace como la entrada de oxígeno, mediante difusión ya que las sustancias se mueven de donde más sustancia existe a donde menos. En cambio, en animales más complejos y desarrollados, hay sistemas, células y sustancias más complejos para el transporte: conductos, órganos con diferentes válvulas, moléculas grandes y complejas, etc.

Un ejemplo es el sistema circulatorio de los seres humanos, formado por el corazón, las venas, las arterias, etc. y por el que circula la hemoglobina, una molécula enormemente complicada.

Reino animal: características generales - El transporte de sustancias dentro de los animales: la circulación
Imagen: Circulación en los animales

La eliminación de sustancias tóxicas: la excreción

Siguiendo con las principales características del reino animal ahora hablaremos de la función de la excreción. En los animales, la digestión del alimento puede llevar a la producción de sustancias y moléculas que no son de utilidad para el cuerpo. Algunas de ellas, como el amoniaco, pueden ser incluso tóxicas y perjudiciales para el individuo y, si se acumularan, pueden llevar a su muerte. El mantenimiento de unas condiciones determinadas que permiten la vida del individuo se llama homeóstasis.

Para eliminar estas sustancias, el cuerpo de los animales crea mecanismos y circuitos separados, por los que las sustancias viajan hasta orificios de salida que lo eliminan del cuerpo. La salida por difusión suele ser más difícil y lenta, por lo que todos los animales tienen mecanismos específicos por lo que eliminan el amoniaco directa y rápidamente al medio ambiente o bien los transforman y lo conducen hacia el exterior más lentamente.

Reino animal: características generales - La eliminación de sustancias tóxicas: la excreción
Imagen: Contextos científicos

Los animales y sus capacidades de respuesta

Una de las características que más diferencia a los animales de organismos de otros reinos es la capacidad de respuesta. Los animales son capaces de recibir estímulos del medio ambiente, comprenderlos y generar una respuesta acorde.

Esto se da gracias a que tienen un conjunto células nerviosas diferenciadas y especializadas como receptores de luz, sustancias químicas, etc. y efectores que son capaces de hacer que liberen sustancias, activen su movimiento, etc. Normalmente las células nerviosas están conectadas entre sí, formando un sistema nervioso que va desde un simple cordón a un sistema muy ramificado, con el cerebro como sistema de mando.

Los animales y su movimiento

Todos los animales tienen una característica en común: tienen células capaces de moverse. Aunque el animal esté quieto (sésil) durante parte o toda su vida (como las esponjas de mar) todos ellos tienen células capaces de contraerse y expandirse, es decir, de moverse.

La existencia de células móviles ayuda a que los animales pueden alimentarse, respirar, excretar y a algunos les permite desplazarse. En algunos animales, la existencia de músculos, esqueletos (internos y/o externos) llevan a que los animales puedan desplazarse y crear comportamientos y rutinas bastante características y complejas.

La reproducción de los animales

Y terminamos esta lección con las características del reino animal es la reproducción. Por último, los animales son organismos capaces de reproducirse. Hay diferentes tipos de reproducción animal dentro del reino animal, aunque la mayoría de los animales se producen de forma sexual mediante la creación de gametos y su unión en la fecundación.

Este tipo de reproducción tiene muchas ventajas: ayuda a mezclar las características de diferentes individuos y lleva a la aparición de nuevas, por medio de las mutaciones. Con ello, lleva a la adaptación de los animales a su hábitat y a la evolución por medio de la selección natural.

Reino animal: características generales - La reproducción de los animales
Imagen: Animales vertebrados

Si deseas leer más artículos parecidos a Reino animal: características generales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Hickman, C. P., Ober, W. C. & Garrison, C. W. 2006. Principios integrales de zoología, 13 edición. McGraw-Hill-Interamericana, Madrid.
  • Storer, Tracy. General Zoology. 6 edition. MC. Graw Hill Book Company, Inc.
Más lecciones de El reino animal
Lección 1 de 47
Reino animal: características generales
Reino animal: características generales

Pregunta al profesor sobre Reino animal: características generales

¿Qué te ha parecido el artículo?
Reino animal: características generales
Imagen: Slideshare
Imagen: Slideplayer
Imagen: ABC Color
Imagen: Circulación en los animales
Imagen: Contextos científicos
Imagen: Animales vertebrados
1 de 7
Reino animal: características generales

Volver arriba