menu
Compartir

Función de las plaquetas

 
Por Rut Blasco. 16 enero 2024
Función de las plaquetas

Nuestra sangre es un fluido por el que circulan diferentes estructuras celulares y proteínas que se encuentran suspendidas en un fluido llamado plasma. Dentro de este universo celular, que es el sistema vascular, se encuentran unas células muy pequeñas llamadas plaquetas. ¿Sabes para qué sirven estas células imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo?

En esta lección de unPROFESOR, vamos a explicarte cuál es la función de las plaquetas y por qué son tan importantes en nuestra sangre.

También te puede interesar: Función de la placenta

¿Qué son las plaquetas?

Las plaquetas son células sanguíneas pequeñas que desempeñan un papel crucial en la coagulación de la sangre. También se les conoce como trombocitos. Estas células son producidas en la médula ósea y circulan por el torrente sanguíneo. Cuando se produce una lesión en un vaso sanguíneo y se produce sangrado, las plaquetas se activan y se agrupan en el sitio de la lesión para formar un tapón que detiene la pérdida de sangre.

En un lenguaje más sencillo, podríamos imaginar las plaquetas como pequeños "parches" o "tiritas" en el interior de tu cuerpo. Cuando te cortas o lesionas, estas células entran en acción para ayudar a detener el sangrado y reparar la herida. Son una parte esencial de nuestro sistema de defensa contra la pérdida excesiva de sangre.

Cuál es la función de las plaquetas

La función principal de las plaquetas es la hemostasia. Este proceso es el encargado de utilizar las plaquetas y otras proteínas llamadas factores de coagulación, para cerrar cortes en los vasos sanguíneos y prevenir la pérdida de sangre. Una vez que este proceso se completa, la lesión se cicatriza y el cuerpo vuelve a la normalidad.

Para llevar a cabo esta función vital, las plaquetas siguen 3 pasos a los que podemos llamar la triple A:

  • Adhesión: Las plaquetas se adhieren a la zona lesionada en las arterias o venas mediante el colágeno, una proteína que exponen para indicar que la zona está dañada.
  • Activación: Inmediatamente después, las plaquetas se activan, aumentan de tamaño y liberan el contenido de sus gránulos internos.
  • Agregación: Finalmente, se juntan las unas con las otras, formando una red sobre la herida llamada trombo blanco, que constituye la base del coágulo que se formará.

Aquí te descubrimos las diferentes partes de la sangre.

Función de las plaquetas - Cuál es la función de las plaquetas

Problemas derivados del mal funcionamiento de las plaquetas

Ahora que ya conoces la función de las plaquetas, tienes que saber que existen tres tipos de problemas vinculados al mal funcionamiento de las plaquetas.

Trombocitopenia

Este problema aparece cuando hay menos plaquetas de lo normal. Aunque es el problema más común, en la mayoría de los casos no tiene consecuencias graves, ya que incluso con una cantidad reducida de plaquetas, estas suelen ser suficientes para garantizar una hemostasia adecuada, es decir, una circulación sanguínea normal sin sangrado. Sin embargo, si la cifra de plaquetas disminuye considerablemente, el paciente puede experimentar problemas como moretones y hemorragias.

Trombocitosis

En este caso, hay un exceso de plaquetas en comparación con los niveles normales. Este aumento suele ser una respuesta fisiológica del cuerpo ante la inflamación o infección. Sin embargo, si la cantidad de plaquetas es excesivamente alta, aumenta el riesgo de trombosis. Un ejemplo claro de esto es la trombocitemia esencial, una enfermedad sanguínea en la que los niveles de plaquetas pueden ser de 2 a 5 veces superiores a lo normal. Además, la deficiencia de hierro también puede ser una causa frecuente de niveles elevados de plaquetas.

Trombocitopatía

Este problema se refiere a la presencia de plaquetas que no funcionan correctamente, incluso si la cantidad es normal. Esto puede llevar a una tendencia a la hemorragia. En muchos casos, este mal funcionamiento de las plaquetas se debe a la administración de fármacos, ya sea de manera intencionada para mejorar la circulación o prevenir trombosis, o como un efecto adverso de algún medicamento.

Enfermedades más frecuentes asociadas a las plaquetas

Si las plaquetas no cuentan con un buen funcionamiento y este se alarga en el tiempo, esto puede llegar a causar enfermedades en el organismo. Estas son las enfermedades más frecuentes asociadas a las plaquetas:

  • Trombocitopenia o plaquetopenia gestacional: Disminución del recuento de plaquetas durante el embarazo. No suele necesitar tratamiento, pero puede afectar a la administración de anestesia epidural en casos graves.
  • Trombocitopenia inmune primaria (Púrpura Trombocitopénica Idiopática): Reducción de plaquetas debido a causas inmunológicas. Se trata con cortisona e inmunoglobulinas en casos severos.
  • Trombocitemia Esencial: Tumor benigno de plaquetas que puede llevar a trombosis si no se trata.
  • Trombocitopenia o plaquetopenia secundaria a tratamientos contra el cáncer: Es la disminución de plaquetas debido a la quimioterapia. A menudo requiere transfusiones de plaquetas.

¿Cuál es el valor normal de las plaquetas?

Los niveles normales de plaquetas deben situarse entre 150,000 y 450,000 por microlitro. Cuando estos valores caen significativamente por debajo o, por el contrario, se elevan en exceso, pueden manifestarse síntomas como sangrado persistente, dificultad para la cicatrización, aparición de hematomas, dolor en el pecho, mareos e incluso un tono rojizo en la orina.

Estos rangos proporcionan a los médicos una referencia vital para comprobar la salud y el funcionamiento adecuado de las plaquetas en el organismo.

Descubre cuáles son las células de la sangre en este vídeo:

¿Existen transfusiones de plaquetas?

Sí, existen las transfusiones de plaquetas, y estas se obtienen a partir de donaciones de sangre. Están disponibles en bancos de sangre y servicios de transfusión. Existen dos métodos principales para obtener plaquetas: a través de una donación de sangre convencional o mediante una donación específica de plaquetas.

En el primer caso, las plaquetas se separan de los glóbulos rojos y se combinan de varias donaciones para obtener una cantidad suficiente para la transfusión, generalmente de alrededor de 5 donantes.

En el segundo caso, se utiliza una máquina de aféresis que permite obtener plaquetas de un solo donante, garantizando una mayor calidad y concentración. Este método ofrece una vía más especializada y eficiente para obtener plaquetas necesarias para las transfusiones.

Ahora ya conoces la función de las plaquetas y la importancia de estas pequeñas células en el organismo. Si quieres seguir profundizando más en este tema o alguno parecido, no dudes en consultar nuestro apartado de biología.

Si deseas leer más artículos parecidos a Función de las plaquetas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Badimón, L., Vilahur, G., & Padró, T. (2009). Lipoproteínas, plaquetas y aterotrombosis. Revista espanola de cardiologia, 62(10), 1161-1178.
  • BUITRAGO, D. M., Ramos, G., Rincón, J., & GUERRERO, M. F. (2007). Actividad antiagregante del extracto etanólico de Solanum tuberosum en plaquetas humanas. Vitae, 14(1), 49-54.
Más lecciones de Aparatos y órganos del cuerpo humano
Lección 36 de 95
Función de las plaquetas
Función de las plaquetas

Pregunta al profesor sobre Función de las plaquetas

¿Qué te ha parecido el artículo?
Función de las plaquetas
1 de 2
Función de las plaquetas

Volver arriba