Compartir

Guerra de los 100 años: causas y consecuencias

Por Fernando Romero Real. Actualizado: 13 septiembre 2018
Guerra de los 100 años: causas y consecuencias
Fuente: Detectives de la historia

Aunque el nombre sea ese, dicho enfrentamiento duraría en realidad ciento dieciséis años, desde 1337-1453. Teniendo en cuenta que durante ese largo periodo encontraremos momentos de paz, con momentos de guerra. En esta lección de unPROFESOR nos detendremos en la Guerra de los 100 años: causas y consecuencias, acompáñanos en este largo viaje de más de un siglo de duración para ver los motivos que llevaron a tal enfrentamiento y cómo al finalizar este se configuraba un nuevo mapa político tanto para Inglaterra como para Francia, este último reino salió muy fortalecido de este periodo.

También te puede interesar: Acontecimientos importantes de la Edad Media

Resumen de la guerra de los 100 años

Para poder hablar de las causas y consecuencias de la guerra de los 100 años primero debemos de hacer un pequeño resumen de la misma. En primer lugar los historiadores dividen el conflicto bélico en dos periodos:

  • 1337-1380: que acaba con la muerte de Carlos V.
  • 1380-1453: que acaba con la expulsión de los ingleses de Francia.

Primer periodo

Ambos países tenían una línea de mar en común, el canal de la Mancha, este era muy importante tanto militar como económicamente hablando. Por ello encontraremos que los primeros enfrentamientos fueron navales. En el año 1340 los ingleses derrotaban a la escuadra francesa en L’Ecluse y de dicha manera desembarcaban las tropas de Eduardo III en territorio francés, llegando incluso a la ciudad de Paris.

En su retirada, serían atacados por los franceses, pero la astucia del Príncipe Negro fue decisiva, obteniendo una victoria aplastante ante el ejercito francés, en la batalla de Crécy en el año 1346. Tras esto tomarían Calais, la cual perteneció a Inglaterra hasta el año 1558 con la firma del Tratado de Cateau-Cambresis, por la cual volvía a Francia.

Segundo periodo

Esta comienza con la victoria inglesa en el año 1415 en la Batalla de Azincourt, tras esta el duque de Borgoña cambiaría de bando, pasando a ser aliado de Inglaterra y consiguieron realizar en el año 1420 el Tratado de Troyes por el cual un hijo entre el matromonio de Enrique V y Catalina (hija del monarca francés) pondría fin al problema dinástico.

En 1429 entraba en Orleans Juana de Arco, tras tener el apoyo del delfín Carlos VII y de esa manera fue ungido en la Catedral de Reims como rey de Francia (desobedeciendo el Tratado de Troyes). Poco después de esto, Juana de Arco sería apresada y juzgada por el mismo pueblo de Francia, quien la condeno a la muerte en la hoguera en el año de 1431.

Tras esto encontraremos una serie de más escaramuzas y batallas en las cuales Francia fue ganando terreno a Inglaterra hasta el final del conflicto.

En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos una biografía breve de Juana de Arco.

Mapa: Blog de Sociales para el alumnado de 1º y 2º ESO

Guerra de los 100 años: causas y consecuencias - Resumen de la guerra de los 100 años

Causas de la guerra de los 100 años

Dentro de este punto deberemos hablar de una serie de elementos muy importantes para comprender las causas de la guerra de los cien años. En primer lugar debemos saber que la enemistad entre Inglaterra y Francia llevaba vigente desde todo el periodo conocido como la Edad Media. Dentro de esto, veremos cómo Flandes, condado vasallo del reino de Francia, siempre había anhelado la independencia de este y era ayudado por los ingleses, debido a que estos últimos tenían intereses comerciales en importar sus lanas a dicha región para la elaboración de sus famosos tapices.

Por otro lado del territorio de la Guyena, los Ingleses obtenían los vinos y la tan preciada sal para el comercio. Estas tierras pertenecían desde tiempo atrás al monarca inglés. En otros términos al igual que Inglaterra ayudaba a Flandes, son conocidas las ayudas prestadas por el reino de Francia a Escocia, para que esta se sublevara en contra de Inglaterra.

Otra de las causas fue que el rey inglés, al poseer tierras en territorio francés, era por tanto vasallo del rey de Francia y le debía a este una obediencia que nunca llegó a prestar. De esta manera el monarca francés se veía obligado a reaccionar para dar ejemplo.

Pero la cuestión más importante vino en el año 1328, momento en el que fallecía Carlos IV de Francia sin sucesión directa. Así la persona más cercana dinásticamente hablando era el monarca inglés, Eduardo III. La cuestión fue que por razones políticas los grandes señores decidieron elegir rey a Felipe VI de Valois (primo hermano del último rey). De esta manera los ingleses comenzaron una serie de hostilidades hacia el reino vecino, debido a que reclamaban el trono de Francia por derecho legítimo.

Así veremos que Inglaterra contaba con una economía bastante solvente en dicho momento, con un reino prácticamente unido y un ejercito que podemos definir casi por nacional, es decir, no dependía de los señores feudales para ser convocado. En frente encontraremos a Francia, la cual no estaba unida, pues vivía todavía en un pleno sistema feudal, donde el monarca a penas tenía poder. De esa forma, el ejército lo debían convocar los señores feudales, pues el monarca apenas contaba con un ejército y además la economía del reino estaba en vacas flacas.

En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos los países que se enfrentaron en la guerra de los 100 años.

Guerra de los 100 años: causas y consecuencias - Causas de la guerra de los 100 años
Fuente: Historia Universal

Consecuencias de la guerra de los 100 años

Vamos ahora a analizar las consecuencias de la guerra de los cien años. Tras un periodo de más de un siglo, ambos países estaban desgastados tanto militar como económicamente. Desde Francia se habían realizado una serie de mejoras impulsadas por el monarca Carlos VII, haciendo que poco a poco los ingleses tuvieran que ir retrocediendo.

De dicha manera poco a poco los ingleses fueron perdiendo todos los territorios que poseían a lo largo del reino de Francia. A esto le debemos sumar que Borgoña cesó en el apoyo a Inglaterra, dejándola sola ante el conflicto y, así, en el año 1450 Francia recuperaba Normandía y en el año 1453 Aquitania.

Se considera que el año de 1453 es el final de la guerra de los 100 años, decimos que se considera, debido a que en ningún momento se realiza ningún tratado de paz. Lo único que sabemos es que a Inglaterra se le permite mantener la ciudad costera de Calais, para poder seguir comerciando.

Por otro lado tenemos que saber que Inglaterra pasaba por un momento bastante delicado interiormente hablando, debido a que dos bandos se estaban enfrentando por el control del trono, ya que Enrique VI enfermó y murió al poco tiempo. Comenzando así una guerra civil dentro del país, la cual conocemos como la Guerra de las Dos Rosas.

Por su parte, Francia salía de su aletargamiento, eliminando los estados feudales y encaminándose hacia la Edad Moderna y con ello hacia la instauración de la monarquía absoluta (aunque para llegar a su zenit, todavía le faltaba tiempo).

Lo que sí que tenemos que tener claro es que ambos países necesitaron mucho tiempo para poder recuperarse, de esta forma veremos que durante un periodo de tiempo no actuarían en problemas europeos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Guerra de los 100 años: causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de La Edad Media
Lección 36 de 44
Guerra de los 100 años: causas y consecuencias
Guerra de los 100 años: causas y consecuencias

Pregunta al profesor sobre Guerra de los 100 años: causas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Carlos Hernando
Muy interesante el resumen, claro y consiso. Felicitaciones.
Guerra de los 100 años: causas y consecuencias
Fuente: Detectives de la historia
Fuente: Historia Universal
1 de 3
Guerra de los 100 años: causas y consecuencias

Volver arriba