Filosofía Medieval

San Agustín de Hipona: obras importantes

 
Ana Prado Antúnez
Por Ana Prado Antúnez. Actualizado: 2 julio 2024
San Agustín de Hipona: obras importantes

Las obras más importantes de San Agustín de Hipona son “Confesiones”, “La ciudad de Dios”(De Civitate Dei), “La Trinidad” (De Trinitate) y “De doctrina cristiana” (De Doctrina Christiana) . En unPROFESOR.com te las presentamos.

San Agustín (354-430) fue un filósofo y teólogo cristiano y uno de los Padres de la Iglesia más influyentes. Dentro de la historia de la filosofía, San Agustín constituye una figura un tanto disonante ya que, aunque por cronología encaja dentro de la filosofía antigua, por su pensamiento filosófico y su influencia se encuadraría mejor dentro de la filosofía medieval. Así, San Agustín fue el máximo referente para los filósofos cristianos de la Edad Media, pasando su trayectoria filosófica del epicureísmo, el maniqueísmo, el escepticismo y el platonismo, forjando toda su filosofía cristiana influenciado por esta última corriente.

En esta lección de unPROFESOR.com te contamos cuáles fueron las obras más importantes de San Agustín de Hipona y que ideas filosóficas reflejó en cada uno de sus libros.

Índice
  1. Confesiones (Confessiones), una de las obras de San Agustín de Hipona más importantes
  2. La ciudad de Dios (De Civitate Dei)
  3. La Trinidad (De Trinitate)
  4. De doctrina cristiana (De Doctrina Christiana)

Confesiones (Confessiones), una de las obras de San Agustín de Hipona más importantes

A lo largo de su vida, San Agustín escribió numerosas obras en las que abordó una amplia gama de temas teológicos, filosóficos y éticos. Entre los títulos más destacados se encuentra "Confesiones".

Esta obra es una de las más populares y más influyentes de San Agustín. En ella, el autor narra su trayectoria vital y cómo se convirtió al cristianismo tras una vida un tanto disoluta y tras una intensa época de luchas espirituales. La obra fue escrita entre los años 397 y 398, además de hacer un repaso de su vida, San Agustín trata temas como la naturaleza del mal, la memoria y el tiempo.

Asimismo, San Agustín nos habla de la exaltación del poder divino y de la gracia como herramientas para doblegar la incapacidad natural del hombre humana para superar la tentación del mal. La propia experiencia de San Agustín es muestra de los efectos de la gracia transformadora de Dios y en el libro invita al lector a reconocer y superar la miseria y la corrupción y abrazar la gracia divina como forma de redimirnos y ver crecer nuestra devoción.

La ciudad de Dios (De Civitate Dei)

La ciudad de Dios es otra de las obras más importantes de San Agustín de Hipona. De hecho, es la obra monumental del filósofo. Cuenta con 22 libros en los que el autor propone una nueva sociedad civil en la que se viva conforme a los valores establecidos por la doctrina cristiana. Así, San Agustín estudia la relación entre la Iglesia y el Estado, además de examinar cuál es la naturaleza del bien y del mal.

Para ello, San Agustín realiza un repaso de la historia de la Humanidad y establece la existencia de dos ciudades: la ciudad de Dios y la ciudad terrenal. La obra fue escrita entre el año 412 y el 426, ya en la vejez del autor, y con ella también intentó dar respuesta a las críticas que los paganos hacían en contra del cristianismo.

Para San Agustín, la ciudad de Dios o ciudad celestial es algo que trasciende a lo terrenal y será para todos aquellos que vivan acorde a los mandatos de Dios, siendo así porque Dios es justo y da a cada persona aquello que merece. Una ciudad ya prometida en la Biblia y que se alcanza si, siguiendo el libre albedrío, el ser humano vive siendo consciente de todos sus actos y los orienta hacia la verdadera felicidad: Dios, el autor de toda la creación.

El uso perverso de esa voluntad, el egoísmo, la codicia y todos los vicios del placer mundano hacen que el ser humano se aleje de Dios. San Agustín propone dejar lo temporal para merecer lo eterno y poder gozar de esa ciudad celeste. El hombre ha de ir en pos del bien del prójimo y del propio y conseguir la felicidad eterna al darse cuenta de que ama a Dios, algo de lo que se llega a ser consciente gracias a que en nuestro interior hay un sentido que procede de Dios y que nos ilumina.

Así, La ciudad de Dios comienza a vivirse en la tierra y ahí es donde el ser humano ha de empezar a preparar su alma. Una ciudad que está en lucha constante con la ciudad terrena pues en esta última habitan personas que no reconocen a Dios y no solo viven poniendo su felicidad en lo terrenal y siguen por caminos alejados del creador. Lo ideal es ser miembro de ambas ciudades y vivir una vida temporal ordenada dentro de una sociedad civil acorde a las normas de Dios.

San Agustín de Hipona: obras importantes - La ciudad de Dios (De Civitate Dei)

La Trinidad (De Trinitate)

La Trinidad es una de las obras de San Agustín de Hipona más destacadas. Fue publicada en el año 417, y el pensador explora el misterio de la Santísima Trinidad. Reflexiona sobre la naturaleza de Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y analiza cómo estos aspectos se relacionan y se complementan entre sí.

De doctrina cristiana (De Doctrina Christiana)

En este tratado publicado entre el 397 y el año 426, San Agustín ofrece pautas sobre cómo interpretar y enseñar las Sagradas Escrituras. Aborda temas como la hermenéutica bíblica, la enseñanza cristiana y la relación entre la fe y la razón.

Estas son solo algunas de las obras de San Agustín más destacadas, pero también escribió otros trabajos importantes, como

  1. "De bono coniugali" (Sobre el bien del matrimonio)
  2. "De civitate Dei contra paganos" (La ciudad de Dios contra los paganos)
  3. "De libero arbitrio" (Sobre el libre albedrío)

Su legado intelectual y teológico continúa siendo relevante hasta el día de hoy.

San Agustín de Hipona: obras importantes - De doctrina cristiana (De Doctrina Christiana)

Si deseas leer más artículos parecidos a San Agustín de Hipona: obras importantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Filosofía.

Bibliografía
  • ALONSO, Alfredo. Libertad y gracia en San Agustín de Hipona. 2009.
  • FERRER, Urbano; ROMÁN, Ángel D. San Agustín de Hipona. Recuperado el, 2010, vol. 21.
  • LAZCANO, Rafael. El amor a la verdad según San Agustín de Hipona. 2010.
  • SAETEROS PÉREZ, Tamara. Por mi alma subiré a Dios: El concepto de alma de san Agustín de Hipona. Civilizar Ciencias Sociales y Humanas, 2013, vol. 13, no 25, p. 189-210.
Más lecciones de Filosofía Medieval
Lección 11 de 44
San Agustín de Hipona: obras importantes
San Agustín de Hipona: obras importantes
Pregunta al profesor sobre San Agustín de Hipona: obras importantes
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
San Agustín de Hipona: obras importantes