Compartir

Partes de una carta formal

 
Por Blanca Trigo. 17 diciembre 2018
Partes de una carta formal
Imagen: Ejemplo de

Las cartas son un tipo de texto que se utiliza para enviar información de un emisor (remitente) a un receptor (destinatario) que se encuentra geográficamente distante. Aunque en la actualidad están cayendo en desuso, comparten la mayor parte de sus características con los correos electrónicos, pues estos también tienen una estructura relativamente fijada. En esta lección de unPROFESOR explicaremos las características de las cartas, centrándonos en las partes de una carta formal para que, así, conozcas todos los elementos que conforman dicha fuente de información.

También te puede interesar: Estructura de un texto

La carta: definición y características principales

Cada tipo de texto cumple un propósito específico, ya sea informar, convencer, contar una serie de hechos, etc. Según su propósito existen una serie de textos de uso social, entre los que se encuentran la carta, el correo electrónico y la postal que tienen un fin específico y siguen un modelo pactado por los miembros de una sociedad.

La carta sirve para enviar una información de un remitente (que es el emisor) a un destinatario ( que sería el receptor. Una carta puede no tener remitente, cuando el nombre y dirección de este no consta en el sobre ni en el interior de la carta. Sin embargo, normalmente, tanto estos datos como el nombre y dirección del destinatario aparecen en el sobre.

Partes de una carta formal - La carta: definición y características principales
Imagen: Tiposde.com

Tipos de cartas

Las cartas pertenecen a distintas categorías según su grado de formalidad y la naturaleza de su contenido. Podemos distinguir las siguientes:

  • Carta coloquial o informal: cuando dos personas que mantienen una relación de familiaridad (familia, amigos, pareja, etc.) se envían cartas, se envían cartas informales. En este caso la estructura ideal de una epístola no tiene por qué seguirse al pie de la letra, y el lenguaje empleado se mantiene en un registro coloquial.
  • Carta formal: son formales las cartas enviadas en los ámbitos laboral, institucional y profesional, además de aquellas en las que el remitente y el destinatario no mantienen una relación de formalidad.
  • Carta muy formal: son aquellas cartas en las que la distancia que separa al emisor del receptor es aún más grande que en las formales. Es habitual dirigirse al destinatario por su cargo o por el tratamiento de cortesía señor/a o señor/a don/doña, además de usar el pronombre usted y un léxico lo más formal posible. En caso de estar dirigida a una persona en un cargo muy alto se puede emplear Excelentísimo (por ejemplo para políticos importantes), Majestad (para monarcas) o Su santidad (para altos cargos eclesiásticos).
  • Carta informativa: las cartas informativas son las que sirven para avisar de algún acontecimiento, evento, fiesta, etc. No tienen por que tener un solo destinatario.

La carta formal: características principales

En este artículo nos centraremos en las partes de la carta formal, puesto que es muy habitual y tiene una estructura muy clara. Los rasgos principales de una carta formal son los siguientes:

  • Existencia de un emisor y un receptor.
  • Organización: la epístola debe estar organizada, tanto estructuralmente como sintácticamente, de forma precisa, clara, exacta y concisa.
  • Cortesía: el tono con el que el emisor se dirige al receptor debe ser de amabilidad.
  • Busca causar una buena impresión en el destinatario mediante el uso de un lenguaje correcto.
  • Información completa: la información proporcionada por una carta formal debe ser precisa y sin vaguedades.

Características lingüísticas de una carta formal

En cuanto a la lengua utilizada, tiene las siguientes características lingüísticas:

  • Economía lingüística: en las cartas formales se busca el empleo de frases cortas y se evitan las reiteraciones y recursos estilísticos complejos.
  • Léxico variado, preciso y cortés.
  • Oraciones ordenadas y claras, que permitan una comprensión sencilla sin salirse de un registro formal.
  • No utilización de abreviaturas, cuyo uso se limita a los tratamientos de cortesía.
  • Empleo correcto de los signos de puntuación.
  • Cohesión del texto mediante el uso de conectores y otros elementos cohesivos entre oraciones y párrafos.
Partes de una carta formal - La carta formal: características principales
Imagen: Ejemplo de

Estructura de una carta formal

Las partes de una carta formal son las siguientes:

  • Fecha y lugar: ciudad, provincia, país, día, mes y año en que la carta es enviada.
  • Saludo, que se atiene a una fórmula ya establecida.
  • Cuerpo de la carta, que contiene la información principal y se divide en párrafos según los distintos temas que se tratan.
  • Despedida cortés: al igual que el saludo, normalmente sigue una fórmula fijada.
  • Firma o nombre y apellidos del remitente.
  • Posdata, abreviado P.D., puede ir al final de la carta como como mensaje adicional. Se encuentra después de la firma. Normalmente es un contenido que se ha olvidado o una aclaración.

Si deseas leer más artículos parecidos a Partes de una carta formal, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Escritura.

Más lecciones de Tipos de escritura

Pregunta al profesor sobre Partes de una carta formal

¿Qué te ha parecido el artículo?
Partes de una carta formal
Imagen: Ejemplo de
Imagen: Tiposde.com
Imagen: Ejemplo de
1 de 3
Partes de una carta formal

Volver arriba