menu
Compartir

Temas de la generación del 98

 
Por Rut Blasco. 27 septiembre 2022
Temas de la generación del 98

La generación del 98 es un término que popularizó el filósofo Ortega y Gasset, que se utiliza para enmarcar a una serie de escritores, cuyas obras estuvieron señaladas por el desastre del año 1898. En ese año España perdió el poder colonial y comenzó una crisis que cambiaría para siempre a este país, dejando huella incluso en la literatura.

En esta lección de unPROFESOR queremos explicarte cuáles eran los principales temas de la generación del 98 y que llenan las páginas de los libros durante los primeros años del siglo XX.

Qué es la generación del 98

La generación del 98 se puede describir como un movimiento literario que tuvo lugar durante los primeros años del siglo XX, después del fatídico año 1898. Este acontecimiento fue encabezado por un grupo de poetas y escritores españoles que decidieron unirse en el momento en el que España había perdido la guerra hispano-estadounidense contra Estados Unidos.

La derrota significó la pérdida de las colonias españolas en el continente americano, ya que estas se independizaron y comenzaron a funcionar como países libres o dependientes de Estados Unidos. Esta situación generó una ruptura social bastante fuerte y un desequilibrio en la economía y la política de España.

La generación del 98 surgió como un movimiento de crítica frente a las normas sociales del momento y la situación política que se estaba viviendo. Lo primero que hizo esta generación fue atacar de lleno al movimiento que surgió justo antes de ellos en Inglaterra: el esteticismo. Este movimiento sugería que la exaltación de la belleza estaba, incluso, por encima de la moral.

Aquí te descubrimos el contexto histórico de la Generación del 98.

Cuáles son los temas de la generación del 98

La generación del 98 no solamente basaba toda su lucha en un único tema, sino que se centró en hablar acerca de las temáticas cotidianas más importantes para el pueblo en ese momento. Ellos escribían para crear una revolución en el pueblo y no para agradar a las clases más pudientes y poderosas.

Vamos a presentarte los principales temas de la generación del 98 y que estos autores desarrollaban en cada una de sus obras.

La problemática española

Sin duda, España es la principal preocupación de los autores de la generación del 98. En sus escritos podemos ver el pesimismo con el que se trata a este país, mostrándolo como una nación agonizante que necesita un cambio radical en la política, pero, sobre todo, en la moral de sus gentes.

Muchas de las obras de la generación del 98 se ubican en los pueblos más profundos de España, donde podemos descubrir la esencia histórica a través de su gente humilde. Pero, no solamente se quedan con la humildad de los pueblos, sino que desarrollan un lenguaje culto y se muestran modernos promoviendo la necesidad de europeizar a España.

Recuerdan a sus autores referentes y lo hacen reivindicando el pasado glorioso de este país. Ensalzan la figura de los escritores medievales y elogian la manera de escribir de algunos de ellos, como por ejemplo de Larra, un autor al cual consideran libre de espíritu, atrevido y espontáneo.

El paso del tiempo con relación a la vida y la muerte

Las obras de los autores de la generación del 98 están cargadas de reflexiones existenciales acerca del paso del tiempo, de la vejez y del camino que seguimos hasta llegar al día de nuestra muerte. Cada uno de los autores de este movimiento mostraba su opinión personal acerca de este tema, pero la mayoría de ellos lo hacían de forma pesimista. El escritor más representante que desarrolló esta temática fue Unamuno. Es importante reivindicar el papel de las mujeres dentro de esta generación, por eso, en unProfesor te presentamos a las mujeres escritoras de la Generación del 98 que también tienes que conocer.

El peso de la religión

Los autores de la generación del 98 se encontraban en pleno cambio en todos los sentidos y muchas veces sus ideas religiosas no coincidían. Mientras que autores como Azorín o Maeztu eran católicos, Baroja era un no creyente y Unamuno se declaraba como indeciso ante la idea de que existiera un Dios. Cada uno de ellos expresaba el tema de la religión libremente, pero todos coincidían en que esta era una temática muy importante que debían abordar y que no podían pasar por alto.

El pesimismo que lo abarca todo

Estos autores hablaban siempre desde una perspectiva pesimista donde la angustia era el manto que lo cubría todo. El movimiento de la generación del 98 propone problemas existenciales imposibles de resolver, pasiones que son más fuertes que la razón y que no podemos imponernos a ellas o incluso un dolor que es paralizante y que impide que las personas puedan seguir con su vida con normalidad.

Ahora ya conoces cuáles eran los principales temas de la generación del 98 y en qué se centraban sus autores para expresar sus ideas con respecto a la inestabilidad que estaba sufriendo el país. Si estás interesado en seguir profundizando más en este tema, no dudes en consultar nuestro apartado de literatura, donde hablaremos de otros movimientos y corrientes relevantes en la historia de la literatura.

Temas de la generación del 98 - Cuáles son los temas de la generación del 98

Si deseas leer más artículos parecidos a Temas de la generación del 98, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia de la Literatura.

Bibliografía
  • Ballester, G. T. (1948). La generación del 98 e Hispanoamérica. Arbor, 11(36), 505.
  • Delgado, B. (1997). La generación del 98 y la educación en España. Revista de educación.
Más lecciones de Modernismo

Pregunta al profesor sobre Temas de la generación del 98

¿Qué te ha parecido el artículo?
Temas de la generación del 98
1 de 2
Temas de la generación del 98

Volver arriba