Compartir

Uso de los signos de interrogación y exclamación

Uso de los signos de interrogación y exclamación
Imagen: info.valladolid

Siempre que hablamos lo hacemos con una intención comunicativa; es decir, hablamos no solo para emitir conjuntos de palabras que forman oraciones sino que perseguimos un fin concreto. Por ejemplo, pedir información a través de las preguntas o bien expresar sorpresa, admiración o rechazo hacia algo utilizando los mecanismos exclamativos que la lengua pone a nuestra disposición.

Para ello, es fundamental conocer cuáles son las distintas funciones comunicativas así como los signos lingüísticos y ortográficos que debemos emplear en cada una de ellas. En esta lección de unPROFESOR vamos a centrarnos en dos de las más comunes: la interrogación y la exclamación. Así, estudiaremos el uso de los signos de interrogación y exclamación a través de varios ejemplos.

También te puede interesar: Cuándo se acentúa COMO CUANDO y DONDE

Signos de interrogación

Al contrario de lo que sucede en la mayoría de lenguas del mundo, tanto los signos de interrogación (¿?) como los signos de exclamación (¡!) en español es obligatorio escribirlos al comienzo del enunciado y al final del mismo, tal y como ocurre también, por ejemplo, con las comillas (","), los paréntesis( (,) ) o los corchetes ( [, ] ). Debes tener siempre presente que, si no utilizamos el signo de apertura, se considera una falta de ortografía, por lo que es incorrecto escribir en español oraciones como *Quieres un poco más de café?

Por otra parte, la Real Academia Española (RAE) establece que, después de los signos tanto de interrogación como de puntuación no se puede escribir un punto, puesto que dichos signos ya contienen el matiz necesario para concluir un enunciado. Así, en el caso de los signos de interrogación, es correcto enunciar oraciones como la siguiente: ¿Has reservado mesa en el restaurante? y, en cambio, no sería correcto ¿Has reservado mesa en el restaurante?.*

También es importante tener en cuenta que, si por cuestiones semánticas y discursivas, el enunciado interrogativo o exclamativo finaliza una oración o idea, la palabra que continua el discurso debe escribirse con mayúscula, tal y como se señala en el siguiente ejemplo: ¡Qué calor hace! No olvides beber agua para hidratarte.

Otro uso de los signos de interrogación, algo menos frecuente, es el relacionado con las fechas que, por razones ajenas, resultan cuestionables o de dudosa fiabilidad, sobre todo aquellas referidas a personajes históricos ilustres o bien a acontecimientos pasados. En estos casos, es aconsejable emplear el signo de apertura y el de cierre, aunque si bien es cierto que se puede utilizar únicamente el de cierre, por ejemplo: Martínez, Joaquín (¿1538? - 1590) o bien Martínez, Joaquín (1538? - 1590), ambos son correctos pero el primero es más recomendable, para mantener una lógica con el empleo obligatorio de ambos signos, tanto el que inicia el enunciado como el que lo concluye.

En esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos las reglas de puntuación en castellano.

Signos de exclamación

Junto con los signos de interrogación (¿?) que hemos visto anteriormente, se encuentran los signos de exclamación (¡!), utilizados en las oraciones para expresar sentimientos y emociones tales como la sorpresa, el enfado, la admiración, la alegría o el rechazo, entre otros muchos.

Tanto los signos de interrogación como los de exclamación es obligatorio escribirlos pegados a la palabra que comienza el enunciado y a la palabra que lo termina; es decir, sin dejar espacios entre la primera y la última letra del enunciado: ¡Qué buen día hace hoy!

Por otra parte, es importante tener en cuenta que ambos signos, tanto el de exclamación como el de interrogación, pueden combinarse entre sí, ya que un mismo enunciado puede contener los valores interrogativos y exclamativos. En estos casos, la RAE recomienda utilizan ambos signos, pero es preferible usar primero el de exclamación y, para cerrar el enunciado, el de interrogación, tal y como podemos observar en los siguientes ejemplos: ¿¡Pero qué ha pasado!?, ¿¡Qué estáis diciendo!?

Cuando queremos señalar un mayor grado de énfasis en nuestro enunciado, es posible recurrir al empleo de dos o tres signos de exclamación, como en los siguientes ejemplos: ¡¡¡Enhorabuena!!! o bien ¡¡¡Eres un mentiroso!!!

Uso de los signos de interrogación y exclamación - Signos de exclamación
Imagen: Slideshare

Si deseas leer más artículos parecidos a Uso de los signos de interrogación y exclamación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ortografía.

Más lecciones de Signos de puntuación
Lección 2 de 3
Uso de los signos de interrogación y exclamación
Uso de los signos de interrogación y exclamación

Pregunta al profesor sobre Uso de los signos de interrogación y exclamación

¿Qué te ha parecido el artículo?
Uso de los signos de interrogación y exclamación
Imagen: info.valladolid
Imagen: Slideshare
1 de 2
Uso de los signos de interrogación y exclamación

Volver arriba