Compartir

Amniotas y anamniotas: características

 
Por Ángela Belmonte. 20 abril 2020
Amniotas y anamniotas: características

Los animales pueden clasificarse siguiendo numerosos criterios ¿son animales que viven en el agua, en la tierra o en el aire? ¿utilizan pulmones para respirar o utilizan branquias? ¿se reproducen de forma sexual o asexual? Otras clasificaciones, a pesar de no ser tan simples, nos dicen mucho de su capacidad para adaptarse y de cómo viven; una de ellas es la clasificación de los animales en amniotas y anamniotas.

El amnios es una membrana que apareció en la evolución para proteger al embrión pero su aparición implica más cosas. En esta lección de unPROFESOR veremos exactamente las características de amniotas y anamniotas, diferencias entre ellos y por qué fue tan importante la aparición del amnios en la evolución del reino animal.

El amnios: una capa de protección

Los embriones de los animales están recubiertos de capas que los protegen durante su desarrollo. En los animales más primitivos, durante el desarrollo embrionario de los animales solo aparece una membrana: el saco vitelino.

El saco vitelino es imprescindible para el mantenimiento del embrión, ya que es el encargado de sostener el intercambio gaseoso entre la sangre de la madre y la del embrión y le permite a este no solo respirar, si no también ir eliminando algunos desechos producidos.

Más tarde en la evolución aparece el amnios, otra envuelta embrionaria. Esta segunda envuelta embrionaria se encarga de sostener al embrión en posición, protegerlo de los posibles daños mecánicos, pero también ayuda con su alimentación. Estas funciones todavía se ven más reforzadas por la aparición de un liquido en el interior de la cavidad que recubre el amnios: el líquido amniótico.

El líquido amniótico es un líquido que permite que el embrión se desarrolle en un ambiente acuoso, en el que la transferencia de gases, alimento y toxinas entre el embrión y la madre es mucho más eficaz. Además, el líquido amniótico tiene propiedades bacterianas, lo que protege al embrión de las posibles infecciones que hayan podido infectar a la madre. La composición y el volumen del líquido amniótico cambia a lo largo del embarazo pero en general, se parece bastante al plasma materno y tiene un grado de salinidad similar al agua marina.

Aquí te descubrimos de forma más concisa las diferencias entre amniotas y anamniotas.

Amniotas y anamniotas: características - El amnios: una capa de protección
Imagen: Slideshare

Las diferencias entre los huevos de los amniotas y anamniotas

Como ya hemos adelantado en el apartado anterior, el huevo de los anamniotas tiene solamente una cubierta: saco vitelino. En cambio, el huevo de los amniotas tiene cuatro cubiertas: corion, alantoides, amnios y saco vitelino. Estas cuatro cubiertas permiten que se cree un medio interno similar a una piscina artificial, en la que el embrión está protegido y bien nutrido.

  • El saco vitelino es la membrana más interna del embrión. Es el lugar donde se realiza el intercambio gaseoso, que permite al embrión respirar a pesar de no tener desarrollados todavía los pulmones. Además, de forma secundaria, le permite eliminar algunos desechos (sobre todo gaseosos) producidos durante el metabolismo.
  • El amnios se encuentra alrededor del saco vitelino y permite la aparición del líquido amniótico, que mejora la difusión de gases y funciona de "almacén" de líquido y nutrientes de la madre.
  • El alantoides, es la primera de estas capas que está fuera del cuerpo del embrión por lo que se dice que es una membrana extraembrionaria. Además de reforzar la función respiratoria, Su función el alantoides retiene las sustancias de producidos por el embrión que no se pueden eliminar en esta etapa.
  • La membrana coriónica es la última de las membranas embrionarias de los amniotas y rodea a las tres anteriores. En los humanos, la membrana coriónica forma las vellosidades coriónicas, unas estructuras parecidas a dedos que penetran en el endometrio de la madre y permiten el intercambio de nutrientes entre los dos; en etapas más avanzadas colabora con la formación de la placenta.
Amniotas y anamniotas: características - Las diferencias entre los huevos de los amniotas y anamniotas

La fecundación de amniotas y anamniotas

La aparición de todas estas cubiertas en el huevo de amniotas produjo también un cambio en el tipo de fecundación. Dentro de los anamniotas, la fecundación es fundamentalmente externa mientras que los amniotas, la fecundación ha de ser interna.

Los amniotas tenemos dos opciones para proteger a los embriones de la desecación y la deshidratación:

  • En primer lugar, podemos revestir al huevo con una cubierta protectora dura, que los proteja una vez salgan al medio (como en las gallinas). En este caso, si hubiera una fecundación externa, los espermatozoides no podrían atravesar esa capa dura, por lo que la fecundación se tiene que dar antes de que aparezca, en el interior de la hembra.
  • En segundo lugar, se puede impedir que el nuevo individuo salga al medio hasta que no sean organismos más o menos independientes (como en el caso de los humanos). En este caso, la fecundación tiene que ser necesariamente en el interior de la hembra, donde el embrión permanecerá hasta que esté preparado para su salida al medio externo.
Amniotas y anamniotas: características - La fecundación de amniotas y anamniotas

El amnios y la conquista del medio terrestre

La aparición del huevo propio de los amniotas, con varias cubiertas de protección permitió que los reptiles pudieran hacer la transición ecológica al medio terrestre. El huevo amniota, y en especial la aparición de la última capa, dura pero permeable a los gases, permitió la protección de los embriones durante su desarrollo.

La mayoría de animales en aquella época vivían en el medio acuático por que lo, es de esperar, que los mayores depredadores fueran la mayor parte del tiempo acuáticos. La aparición del huevo amniota permitió que los reptiles comenzaran a alejar la puesta de huevos del medio acuático, con la consiguiente selección adaptativa de este tipo de huevos, que eran menos atacados por los depredadores. Esta selección adaptativa se cree que fue todavía mayor porque aparecieron ciclos de inundaciones y sequías, que favorecieron a los huevos depositados en tierra firme frente a los huevos, por ejemplo, de anfibios.

Esta conquista de los huevos del medio terrestre no quedó ahí ya que permitió que los animales amniotas siguieran desarrollando otras estructuras de adaptación al medio terrestre como la aparición de pulmones, la aparición de piel seca con mecanismos de protección contra la desecación, etc.

Ejemplos de animales amniotas y anamniotas

Los ejemplos de huevos amniotas más característicos y que mejor conocemos son los propios de tortugas, cocodrilos, aves o monotremos como el ornitorrinco y los equidnas aunque si estudiamos el desarrollo embrionario de otros mamíferos como el ser humano también podremos identificar las mismas envueltas embrionarias. En algunos casos podemos ver modificaciones (como la aparición del cordón umbilical).

Amniotas y anamniotas: características - Ejemplos de animales amniotas y anamniotas

Si deseas leer más artículos parecidos a Amniotas y anamniotas: características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Carlson, B. M. (2019). Embriología humana y biología del desarrollo. Elsevier.
  • Sadler, T. W., & Langman, J. (2019). Embriología médica. Wolters Kluwer.
  • Villagrán Santacruz, M. (2013). El huevo amniota y la evolución de los vertebrados. Ciencias, (007).
  • Morgan-Ortiz, F., Morgan-Ruiz, F. V., Quevedo-Castro, E., Gutierrez-Jimenez, G., & Báez-Barraza, J. (2015). Anatomía y fisiología de la placenta y líquido amniótico. Rev Med UAS, 5(4).
Más lecciones de El reino animal

Pregunta al profesor sobre Amniotas y anamniotas: características

¿Qué te ha parecido el artículo?
Amniotas y anamniotas: características
Imagen: Slideshare
1 de 5
Amniotas y anamniotas: características

Volver arriba