Compartir

Animales con respiración cutánea

 
Por Ángela Belmonte. 12 mayo 2020
Animales con respiración cutánea

Para poder vivir, los animales necesitan tomar oxígeno y eliminar gases de desecho. A lo largo del reino animal nos podemos encontrar gran cantidad de animales, adaptados a vivir en diferentes ambientes y con diferentes tipos de vida y alimentación. Todo ello hace que los animales hayan desarrollado cuatro tipos de respiración, principalmente: la respiración a través de pulmones, la respiración a través de branquias, la respiración a través de tranqueas y la respiración cutánea.

En esta lección de unPROFESOR veremos las características y ejemplos de animales con respiración cutánea, la respiración más simple de las cuatro. Pero no te dejes engañar, a pesar de su gran simplicidad este sistema es muy eficaz para algunos animales, ¡y complementa la respiración principal de otros animales que ni imaginas!

Características de los animales con respiración cutánea

Dentro del reino animal existen diferentes tipos de respiración. La respiración cutánea es aquella en la que el intercambio gaseoso se produce a través de la piel o tegumento del animal.

Para realizar la respiración cutánea, los animales deben de tener las siguientes características:

  1. La piel debe ser muy fina y tener gran cantidad de vasos sanguíneos, que transporten el oxígeno hasta el interior del animal.
  2. La piel debe estar húmeda. La humedad favorece el intercambio de gases y protege la fina piel del animal.
  3. Estos animales deben tener bajo requerimiento de energía. Cuanto mayor sea la energía requerida por el animal, más oxígeno necesitara.
  4. Deben tener gran índice superficie/volumen, es decir, deben ser animales alargados y delgados, con gran cantidad de superficie en contacto con el medio ambiente para que la entrada de oxígeno pueda ser la máxima posible.
Animales con respiración cutánea - Características de los animales con respiración cutánea
Imagen: Mindomo

Respiración cutánea en invertebrados

La gran mayoría de los animales con respiración cutánea son invertebrados: desde las lombrices de tierra (anélidos) a los equinordermos (estrellas de mar, pepinos de mar, lengua de flamenco, lirio de mar u ofiura).

Gran cantidad de animales invertebrados como los anélidos son animales simples, cuyos hábitats suelen estar muy ligados al agua, por lo que su piel suele ser húmeda y fina. Además, suelen ser de pequeño tamaño por lo que su principal modo de intercambio gaseoso se produce a través de la piel.

De forma secundaria, los invertebrados pueden desarrollar branquias en estados más avanzados de su ciclo vital pero la principal fuente de intercambio gaseoso es la piel.

Animales con respiración cutánea - Respiración cutánea en invertebrados
Imagen: Slideshare

Respiración cutánea en peces

La respiración cutánea no es el principal sistema de respiración de los peces. La mayoría del intercambio de gases en peces se realiza a través de branquias, pero la respiración a través de la cutícula de estos animales puede representar entre el 5% y el 40% de la toma total de oxígeno del agua, dependiendo de la especie y la temperatura del medio.

Hasta la fecha, los peces con mayor tasa de respiración cutánea son los peces saltarines o peces de coral, en los que la toma de oxígeno a través de la piel representa el 50% de la respiración total.

Respiración cutánea en anfibios

Aunque algunas especies de anfibios dependen únicamente de la respiración cutánea para subsistir, la gran mayoría se apoyan en la respiración pulmonar o branquial, sobre todo cuando pasan a su etapa adulta.

Cuando los sapos están por fuera del agua, las glándulas mucosas en la piel continúan humedeciéndola, lo cual permite que se dé un proceso de absorción del oxígeno del aire. Por tanto, su principal sistema de respiración sigue siendo la respiración cutánea. En algunas especies, como las salamandras apulmonadas o tlaconetes,​ la respiración se da exclusivamente por la piel porque carecen de pulmones.

Respiración cutánea en reptiles

Los reptiles tienen, en general, una piel dura llena de escamas, que la hacen muy poco eficiente para la respiración. Existe la posibilidad de realizar un intercambio gaseoso entre las escamas o áreas dónde la densidad de escamas es menor como en la cloaca, pero en general la respiración cutánea se lleva a cabo en los reptiles marinos.

En algunos casos, la toma de oxígeno de reptiles marinos puede llegar a ser del 30% del oxígeno total necesario. Algunos ejemplos de animales con respiración cutánea dentro de los reptiles son la tortuga de cabeza punteada (Sternotherus minor) o la serpiente marina amarilla (Hydrophis platurus).

Animales con respiración cutánea - Respiración cutánea en reptiles
Imagen: Anatomía comparada

Respiración cutánea en insectos

La mayoría de los insectos recogen el oxígeno necesario para vivir a través de un sistema de tubos o tráqueas, ya que su piel se encuentra recubierta de una sustancia dura llamada quitina. Este sistema de tráqueas conduce el aire hacia el interior del cuerpo del insecto, de la misma forma que las vías de nuestro sistema respiratorio.

Sin embargo, hay algunos grupos de insectos acuáticos y endoparasitarios en los que la respiración cutánea es vital, ya que su sistema de tráquea no puede suministrar el oxígeno necesario por sí solo. Por ejemplo, los ditíscidos (Dytiscidae), que toman el aire fuera del agua con el extremo del abdomen y lo almacenan bajo los élitros (alas anteriores).

Respiración cutánea en mamíferos

Como bien sabrás, la respiración de los mamíferos no se da principalmente por la piel sino por los pulmones. Los mamíferos somos animales demasiado grandes, con demasiadas exigencias energéticas y demasiada poca superficie como para tener la respiración cutánea. Además, tenemos una piel gruesa e impermeable, que evita la pérdida masiva de agua pero también la respiración cutánea eficaz.

Te sorprenderá saber que, a pesar de ser poco eficaz, los humanos sí que tenemos un pequeño porcentaje de respiración cutánea. Un ser humano puede tomar en promedio entre el 1% y el 2% de oxígeno del aire, esto no nos permite tomar todo el oxígeno que necesitamos para mantenernos, pero sí permite que realicemos otras funciones secundarias necesarias como la transpiración, que permite que bajemos nuestra temperatura corporal cuando tenemos calor.

Otro curioso ejemplo de animales con respiración cutánea son los murciélagos. Estos animales son capaces de captar alrededor del 12% del oxígeno que necesitan a través de las membranas de sus alas, ya que están formadas por una fina capa de piel, muy vascularizada.

Si deseas leer más artículos parecidos a Animales con respiración cutánea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Proyecto Biosfera. Ministerio de Educación del Gobierno de España (s.f) Tipos de sistemas de respiración. Recuperado de: http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/1bachillerato/animal/contenidos7.htm
  • Mejia Jervis, T (s.f) Respiración cutánea: características y ejemplos de animales. Recuperado de: https://www.lifeder.com/respiracion-cutanea/
  • Palmitos Park (s.f) La respiración cutánea en animales. Recuperado de: https://www.palmitospark.es/blog/animales-y-flora/animales-respiracion-cutanea/
  • Jones, K. K., Cooper, S. J., & Seymour, R. S. (2019). Cutaneous respiration by diving beetles from underground aquifers of Western Australia (Coleoptera: Dytiscidae). Journal of Experimental Biology, 222(7), jeb196659.
  • Cracknell, J. (2014). Current Therapy in Reptile Medicine and Surgery. The Veterinary Record, 174(20), 508.
Más lecciones de El reino animal
Lección 6 de 55
Animales con respiración cutánea
Animales con respiración cutánea

Pregunta al profesor sobre Animales con respiración cutánea

¿Qué te ha parecido el artículo?
Animales con respiración cutánea
Imagen: Mindomo
Imagen: Slideshare
Imagen: Anatomía comparada
1 de 4
Animales con respiración cutánea

Volver arriba