Compartir

Clasificación de los mamíferos

 
Por Ángela Belmonte. 5 noviembre 2020
Clasificación de los mamíferos

En el planeta Tierra hay animales de lo más diverso: desde animales microscópicos como la pulga, a animales enormes como los elefantes; animales que nada, vuelan o caminan. De todos ellos, los animales que más nos llaman la atención son los mamíferos, ya sean por su gran número (más de 500 especies diferentes), por lo cercanos que nos son en el día a día o, simplemente, porque pueden servirnos de mascota o para realizar labores en la agricultura tradicional, etc.

Los mamíferos son un grupo de animales con gran diversidad, por lo que para su estudio se hace necesario dividirlos y agruparlos siguiendo diferentes características. En esta lección de unPROFESOR veremos la clasificación de los mamíferos según el modo en que se desarrollan sus crías. Si quieres aprender más de los mamíferos, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Clasificación de los peces

¿Qué son los mamíferos?

Antes de hablar de la clasificación de los mamíferos, tenemos que conocer qué significa este término. La clase de los mamíferos está formada por muchas especies, que pueden ser muy parecidas entre sí o tan diferentes entre sí como los humanos, las musarañas y los ornitorrincos.

  • Los mamíferos son animales de la clase Mammalia, englobados dentro de los vertebrados. Como otros animales, los mamíferos son animales vertebrados, es decir, tienen un eje central corporal formado por hueso, que en este caso se denomina columna vertebral.
  • Además de ser vertebrados, los mamíferos se definen por ser animales de sangre caliente y que poseen glándulas mamarías, en las que la hembra produce leche para alimentar a sus crías durante las primeras etapas de la vida. Además, poseen pelo durante todas las etapas de la vida, ya sea más coroto o más largo; respiran gracias a los pulmones, poseen oído interno con tres huesecillos y la boca rodeada de labios.
  • Uno de los rasgos más importantes de los mamíferos es cómo cuidan a sus crías. La gran mayoría de los mamíferos dan a luz a varias crías completamente formadas, por lo que mantenerlas con vida y ayudarles a desarrollarse en el nuevo entorno lleno de retos, no es fácil. Es por ello que, como veremos a continuación, en la naturaleza se han diseño diferentes estrategias sobre cómo los mamíferos terminan su desarrollo embrionario.

Mamíferos placentarios, el grupo al que pertenecen los humanos

Empezamos la clasificación de los mamíferos hablando de los placentarios, el grupo al que pertenecemos. Y es que, cuando pensamos en un mamífero cualquiera, normalmente nos referimos a un mamífero placentario, ya que son el grupo más conocido de mamíferos, ya sea por la gran cantidad de especies diferentes, como por su desarrollo, diversidad y distribución geográfica cercana al hombre. Estos animales pueblan una amplia gama de ecosistemas y tienen diversas formas de vida.

Los mamíferos placentarios son aquellos en los que el embrión se desarrolla dentro del cuerpo de la madre, en concreto en el útero. Dentro del útero se encuentra la placenta, que da nombre al grupo. La placenta es una bolsa que sostiene al feto, mientras que crece dentro del útero de la madre. Esta bolsa permite que el feto esté en contacto con la madre y pueda alimentarse de ella, pero también protegerlo de sistema inmunológico de la madre. Una vez la cría nace, la madre se encarga de su alimentación con leche materna durante los primeros meses de edad y se encarga de su cuidado.

La aparición de la placenta conlleva que el embrión crezca bastante más que en otros casos, y que estos mamíferos den a luz a crías relativamente grandes y maduros, con más posibilidades de sobrevivir en el medio externo. Como contrapartida, la madre durante el embarazo puede estar más expuesta a los depredadores, ya que transportarlos y nutrirlos es una tarea que consume muchos recursos y esfuerzo.

Los ejemplos de mamíferos son muy variados. Dentro de este grupo encontramos animales pequeños como las ratas y ratones, animales marinos como los cetáceos (delfines y ballenas), los primates (monos, chimpancés, orangutanes y nosotros, los humanos), etc.

Clasificación de los mamíferos - Mamíferos placentarios, el grupo al que pertenecen los humanos

Mamíferos marsupiales, propios de Oceanía

A pesar de ser un grupo con cerca de 300 especies, los marsupiales son propios de Oceanía, ya que aparecieron cuando este continente ya se había separado del resto. Las especies más representativas los canguros y koalas, pero también aparecen animales más desconocidos como los wómbats.

Al igual que los mamíferos placentarios, el desarrollo del feto comienza en el interior de la madre, en el útero pero en los marsupiales, las crías no crecen y se desarrollan tanto. Al nacer, las crías de marsupial no está completamente desarrollada: el olfato, la boca y el sistema digestivo y respiratorio son los suficientemente evolucionados como para poder sobrevivir, pero por ejemplo su visión y oído son todavía los propios de un feto.

Es por ello que, las crías recién nacidas trepan hasta el borde de una bolsa que posee la madre en el parte externa del abdomen: el marsupio. Allí se dejan caer y se introducen a ella, agarrándose a una de las mamas, de la que se alimentan. Esta bolsa es semejante a una placenta en su interior, y dentro la cría sigue desarrollándose hasta los 9 meses de edad, en la que aunque la cría deje el marsupio, no deja de ser amamantada hasta los 12 meses.

Clasificación de los mamíferos - Mamíferos marsupiales, propios de Oceanía

Mamíferos monotremas, los grandes desconocidos

Los mamíferos monotremas son el grupo de mamíferos menos conocidos, ya que son los más dispares al esquema general que tenemos de los mamíferos cercanos a nosotros. La primera característica que destaca de los monotremas es que son los únicos mamíferos que ponen huevos, es decir, son ovíparos. Se cree que son tan diferentes porque son el grupo de mamífero más antiguo de todos y podrían derivar directamente de los reptiles sinápsidos del Triásico.

Otra de las características más distintivas de los monotremas es que, a pesar de tener glándulas mamarias, carecen de pezones, por lo que la cría lame la leche de un mechón de pelos grises.

Solo existen dos animales vivos dentro de los monotremas: los ornitorrincos y los equidna. Los equidna u oso hormiguero espinoso se caracterizan por su cuerpo cubierto de pinchos y su larga lengua, que utiliza para alimentarse de hormigas y termitas. Por su parte, el ornitorrinco es un gran nadador gracias a sus patas y cola palmeadas; se alimenta con un pico córneo, con el que caza cualquier ser vivo que encuentra en el fondo de ríos o lagos de Australia.

Clasificación de los mamíferos - Mamíferos monotremas, los grandes desconocidos

Si deseas leer más artículos parecidos a Clasificación de los mamíferos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Icarito (s.f) Clasificación de los mamíferos.
  • Clasificación de los animales (s.f) Clasificación de los mamíferos.
Más lecciones de El reino animal

Pregunta al profesor sobre Clasificación de los mamíferos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Clasificación de los mamíferos
1 de 4
Clasificación de los mamíferos

Volver arriba