menu
Compartir

Clasificación de los volcanes

 
Por Francesca Balada. 13 enero 2021
Clasificación de los volcanes

Los volcanes son los principales responsables de la creación de la litosfera. A lo largo de la historia geológica de nuestro planeta, los volcanes han moldeado la superficie de la tierra, han influido sobre el clima y han tenido un papel importante en algunos momentos de la historia de la humanidad. Pero no todos los volcanes son iguales… Si quieres descubrir qué tipos de volcanes existen y cuál es la clasificación de los volcanes más utilizada, ¡solo tienes que seguir leyendo esta lección de unPROFESOR!

También te puede interesar: Clasificación de los recursos naturales

¿Qué son los volcanes y cuáles son sus características?

Antes de entrar en la clasificación de los volcanes, vamos a descubrir qué son en realidad. Un volcán es una estructura geológica que consiste en una rotura en superficie sólida de un planeta, a través de la cual emerge a la superficie una mezcla a alta temperatura de sólidos, líquidos y gases procedente del núcleo interno. Esta es una definición muy amplia que incluye todos los tipos de volcanes tanto los de la Tierra como los de los otros astros del sistema solar que presentan actividad volcánica.

Desde un punto de vista más tradicional también se pueden definir los volcanes de la siguiente manera: Un volcán es una estructura geológica que consta de un conducto que comunica un depósito magmático con la superficie. Este conducto recibe el nombre de chimenea. A través de la chimenea del volcán el magma asciende hasta la superficie, en episodios violentos llamados erupciones volcánicas.

El magma es una mezcla de alta temperatura que contiene sólidos, líquidos y gases. El magma que es expulsado durante las erupciones volcánicas recibe el nombre de lava. La acumulación de material en la obertura de la chimenea crea una estructura cónica que puede llegar a tener cientos o miles de metros de altura, en la cima de esta elevación hay una depresión que recibe el nombre de cráter.

Aunque esta segunda definición es más precisa, no incluye todos los tipos de volcanes conocidos.

Clasificación de los volcanes - ¿Qué son los volcanes y cuáles son sus características?
Imagen: OK Diario

¿Cómo se clasifican los volcanes de acuerdo a su actividad?

Aunque existen diversas formas de clasificar los volcanes, aquí veremos las que resultan más útiles, en función de si se trata de volcanes que están activos o no, y en función de su morfología. Sea cual sea el tipo de clasificación utilizada, siempre encontraremos volcanes que no responden a ningún tipo o bien otros que podrían clasificarse al mismo tiempo en dos categorías a la vez.

La clasificación de los volcanes de acuerdo a su actividad es la siguiente.

Volcanes activos

Se consideran volcanes activos aquellos que han entrado en erupción desde el último periodo glacial hace 10.000 años. En la Tierra existen, en la actualidad, entre 500 y 1500 volcanes potencialmente activos, además de los incontables volcanes del fondo marino. De entre los volcanes activos, un total de 150 volcanes han entrado en erupción durante el periodo histórico.

Volcanes extintos

Son volcanes que no han entrado en erupción y no se espera que lo haga en el futuro, en un largo periodo de tiempo.

Clasificación de los volcanes - ¿Cómo se clasifican los volcanes de acuerdo a su actividad?

Clasificación traducional de los volcanes según su forma

Existen distintas clasificaciones de los volcanes según su morfología. Quizás la más extendida es la que clasifica los volcanes en tres o cuatro tipos morfológicos: volcanes en escudo, estratovolcanes, conos de ceniza y domos de lava. Sin embargo, esta clasificación no incluye todos los tipos de volcanes y además, muchos autores no consideran el cono de cenizas como un volcán en sí, sino como parte de una estructura volcánica más compleja.

Los diferentes tipos de volcanes según la clasificación tradicional son los siguientes.

Cono de cenizas o conos de escoria

Es el tipo más sencillo de volcán. Sin embargo, algunos autores no consideran los conos de cenizas como auténticos volcanes, sino más bien como parte de otros volcanes más complejos.

Se forma por la acumulación de cenizas y escoria alrededor de una única chimenea volcánica formando una estructura cónica. Los fragmentos de escoria se forman cuando la lava expulsada por el volcán se enfría rápidamente en contacto con el aire. Los fragmentos de escoria tienen un aspecto vidrioso y contienen gran cantidad de burbujas de gas atrapadas en la roca. La escoria y la ceniza expulsadas por el volcán y enfriadas por el aire caen y se acumulan alrededor de la chimenea formando una estructura cónica que rara vez supera los centenares de metros. La mayoría de conos de escoria tienen un cráter en forma de depresión cóncava en la cima.

Este tipo de volcán es abundante en el este de América del Norte.

Volcanes compuestos o estratovolcanes

Este tipo de volcán es el más abundante y representa aproximadamente el 60% del total. La principal característica de los volcanes compuestos es la existencia de un sistema de conductos a través de los cuales el magma, almacenado en una cámara magmática en la zona profunda de la corteza, asciende hasta la superficie.

En el cráter de la cima de estos volcanes hay una chimenea principal o un grupo de chimeneas, pero la lava también fluye a través de grietas formadas en las paredes del cono. Estas coladas de lava solidifican en las grietas del cono formando aristas de gran dureza que contribuyen a dar solidez al cono del volcán.

Son volcanes de grandes dimensiones, con conos simétricos de laderas muy empinadas. Estos conos se forman por sucesivas erupciones que han ido depositando capas de coladas de lava, escoria, cenizas y bombas; superpuestas .

Algunas de las mayores montañas del mundo son volcanes compuestos o estratovolcanes como el Monte Fuji en Japón, el Kilimanjaro en Tanzania o el Teide en España.

Volcanes en escudo

Está formado casi exclusivamente por lava basáltica muy fluida que emerge de la chimenea o grupo de chimeneas del volcán fluyendo en todas direcciones, hasta alcanzar grandes distancias. Las sucesivas erupciones de lava forman conos de forma achatada y base muy amplia, parecidos al escudo de un guerrero. Frecuentemente, la lava también fluye a través de grietas en el cono del volcán. Las islas Hawái son una cadena de volcanes de este tipo, incluyendo el volcán Kilauea uno de los más activos del mundo.

Domo de lava

Se trata de un tipo de volcán, de forma prácticamente circular, que se origina en erupciones en que la lava es muy viscosa por lo que no recorre grandes distancias. Los domos de lava se forman frecuentemente entre cráteres de dos volcanes o en las laderas de volcanes compuestos. Encontramos domos de lava en las islas Hawái y en California.

Clasificación de los volcanes - Clasificación traducional de los volcanes según su forma
Imagen: Twitter

Tipos de volcanes no incluidos en la clasificación tradicional

Dentro de la clasificación de los volcanes tradicional, hay algunas tipologías que no se ven contempladas y que, por tanto, ignoran algunos tipos de volcanes existentes en nuestro planeta. Aquí te indicamos otra clasificación que, aunque no sea la oficial, merece la pena tener en cuenta.

Calderas de riolita

Se trata del tipo más explosivo de volcán. Sus erupciones son tan violentas que provocan el colapso del volcán sobre sí mismo y no llega a formar elevaciones características de los otros tipos de volcanes. Por esta razón también son conocidos como volcanes inversos, ya que forman grandes depresiones o calderas.

El ejemplo más conocido de volcán de este tipo es el supervolcán de Yellowstone.

Campos monogenéticos

Se trata de áreas de la corteza terrestre que muestran un conjunto de chimeneas y grietas (en algunos casos cientos o miles), que son el producto de una sola erupción volcánica. No tienen la apariencia típica de un volcán. Son el resultado de aportaciones de lava muy pequeñas y dispersas.

Traps basálticos o inundaciones

Son grandes extensiones en las que predomina el basalto (silicato o roca rico en hierro y magnesio), similares a las de las dorsales oceánicas; que se encuentran en zonas continentales. Las coladas de lava de estas estructuras pueden tener hasta 50 metros de grosor y miles de kilómetros de longitud. Estas inundaciones o traps son abundantes en Siberia, la cuenca del Paraná o la cuenca del rio Columbia.

Dorsales mediooceánicas

Las dorsales mediooceánicas o MORB por sus siglas en inglés. Son cordilleras que se elevan 2000 o 3000 metros sobre la llanura oceánica y en cuya dorsal existe una abundante actividad volcánica. En estas dorsales el magma escapa a través de fisuras y grietas formando nuevas porciones de corteza oceánica, de tipo basáltico.

La roca de las dorsales es de nueva formación y provoca la expansión del fondo del océano. Este proceso es el que ocurre en la actualidad en la dorsal mediooceánica del Atlántico y provoca el alejamiento entre Europa y África y el continente americano.

Algunos de las cimas de estas dorsales sobresalen sobre el nivel del mar y crean islas de tipo volcánico como Islandia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Clasificación de los volcanes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Geología.

Bibliografía

Varios autores. (2010).Volcanes. Especial nº7. Investigación y ciencia. Barcelona: Prensa científica S.A.

Más lecciones de Conceptos básicos de la Geología
Lección 4 de 11
Clasificación de los volcanes
Clasificación de los volcanes

Pregunta al profesor sobre Clasificación de los volcanes

¿Qué te ha parecido el artículo?
Clasificación de los volcanes
Imagen: OK Diario
Imagen: Twitter
1 de 4
Clasificación de los volcanes

Volver arriba