menu
Compartir

Definición de descomponedores en biología

 
Por Francesca Balada. 5 enero 2021
Definición de descomponedores en biología

En la naturaleza, la materia orgánica muerta no se acumula en el ecosistema hasta colapsarlo, sino que esta es reciclada y desaparece. ¿Qué organismos se encargan de procesar los restos de materia orgánica? En esta lección de unPROFESOR veremos cuál es la definición de descomponedores en biología y cuál es su importancia ecológica.

¿Qué son los descomponedores en biología? Definición

Los descomponedores son el conjunto de organismos encargados de procesar la materia orgánica muerta para incorporarla al medio mineral cerrando así el ciclo de la materia dentro de los ecosistemas.

La descomposición de la materia orgánica suele implicar dos tipos de procesos:

  • Procesos de transformación de la materia orgánica: se trata de procesos en los que la materia orgánica es descompuesta en moléculas orgánicas más sencillas, facilitando así su conversión posterior en materia inorgánica.
  • Procesos de mineralización: en los que la materia orgánica es transformada en materia inorgánica. Organismos descomponedores mediante un proceso que recibe el nombre de la mineralización de la materia orgánica.

Los microorganismos son los principales descomponedores

Los microorganismos son los principales descomponedores en todos los ecosistemas. Se calcula que el 90% de la mineralización del carbono (conversión del carbono que forma parte de la materia orgánica en CO2) es el resultado de las actividades metabólicas de estos dos grupos de organismos. El restante 10% del carbono en forma orgánica es mineralizado por otros organismos.

La abrumadora contribución de los microorganismos en los procesos de descomposición se refleja en una serie de hechos:

  • Los microorganismos son ubicuos, es decir, están presentes en todos los ecosistemas y ambientes del planeta. Incluso existen especies de microorganismos capaces de sobrevivir en los ambientes más extremos, como puede ser los cráteres de volcanes en actividad o las profundidades de los océanos; donde la mayoría de formas de vida son imposibles. Esta omnipresencia se explica por su fácil diseminación por el aire y por el agua.
  • Su biomasa total es muy grande. Se considera que la biomasa de los procariotas es equivalente a la biomasa de las plantas.
  • Tienen una tasa de crecimiento y metabolismo muy elevada, por lo que proliferan muy rápidamente si el ambiente es apropiado. Una población de bacterias puede duplicarse en menos de una hora en condiciones propicias, por lo tanto presentan un crecimiento exponencial.
  • Considerándolos en su conjunto, los microorganismos poseen una diversidad metabólica que les permite degradar una amplia variedad de compuestos orgánicos.

Organización de los ecosistemas en niveles tróficos

Los ecosistemas son las organizaciones biológicas complejas. Están formados por dos elementos fundamentales:

  • Biocenosis o Comunidad de organismos es el conjunto de todos los organismos que forman parte del ecosistema. Estos organismos se relacionan entre sí mediante redes tróficas.
  • Biotopo o medio físico: es el ambiente inerte que sostiene el ecosistema. El suelo, el aire y las masas de agua del área en que se sitúa la comunidad de organismos.

Las poblaciones de las distintas especies de organismos que forman la comunidad de organismos establecen interacciones con el objetivo de obtener materia y energía, estas interacciones reciben el nombre de relaciones tróficas.

Las relaciones tróficas que se establecen entre las distintas poblaciones de organismos forman cadenas o redes tróficas (también llamadas cadenas alimentarias). En estas redes se definen relaciones depredador- presa entre las distintas poblaciones. Generalmente estas relaciones adquieren forma de red porque un depredador suele tener más de una presa como fuente de alimento y viceversa.

El flujo de la materia en los ecosistemas es un ciclo cerrado

Dentro de los ecosistemas circula un flujo de materia y energía. La materia y la energía son incorporadas desde el medio físico (mineral) por los productores primarios y fluye a través de los distintos niveles tróficos (productores, consumidores primarios o herbívoros, consumidores secundarios o carnívoros y consumidores terciarios o superdepredadores).

El nivel trófico de los productores está constituido por organismos autótrofos que son capaces de transformar la materia inorgánica en materia propia utilizando como fuente de energía la energía solar o química. Los principales organismos autótrofos son los organismos fotosintéticos.

Los principales productores de materia orgánica son las algas unicelulares que forman parte del fitoplancton de los océanos y las aguas continentales, y las fanerógamas en los ecosistemas terrestres. Los restantes niveles tróficos están constituidos por organismos heterótrofos que utilizan el material orgánico acumulado por los productores como fuente directa o indirecta de materia y energía.

  • En el caso de la energía, se trata de un flujo abierto, en cada paso de un nivel trófico a otro se pierde una gran cantidad de energía disipada en forma de calor.
  • El caso de la materia es distinto, ya que se establece un ciclo cerrado en el cual toda la materia incorporada al ecosistema acaba regresando al medio físico. Recordemos que el principio de conservación de la materia establece que esta ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

Por los tanto, la materia inorgánica que ha sido incorporada al ecosistema por los productores primarios debe volver al medio físico convertido de nuevo en su forma inorgánica. El proceso de mineralización es imprescindible para cerrar el ciclo de la materia y proporcionar a los productores la materia inorgánica necesaria para la construcción de materia orgánica propia.

En su mayor parte, los procesos de mineralización consisten en procesos de descomposición de restos y productos de excreción de vegetales y animales por parte de microorganismos, principalmente hongos y bacterias.

La diferencia entre descomponedores y detritívoros

Además de los descomponedores, existen otros organismos que se alimentan de materia orgánica muerta, son los llamados detritívoros. Aunque algunos autores consideran que los detritívoros son también descomponedores, mientras que en otros casos son considerados como se trata de consumidores.

Los detritívoros son animales que utilizan como fuente de alimento materia orgánica muerta y entre ellos se incluyen animales invertebrados como estrellas de mar, cangrejos, insectos o lombrices; y vertebrados como mamíferos y aves carroñeros.

Entre ambos grupos de organismos se establecen dos diferencias claras:

1. Capacidad de realizar el proceso de mineralización

Aunque en algunos casos los detritívoros son capaces de realizar procesos de transformación de la materia orgánica; los detritívoros no son capaces de realizar el proceso de mineralización que transforma la materia orgánica en inorgánica. Por lo tanto de forma estricta no pueden ser considerados descomponedores.

2. Tipo de digestión

Otra diferencia a considerar entre estos dos grupos de organismos es que los descomponedores realizan una digestión de tipo externo, es decir, vierten enzimas al medio para digerir la materia orgánica muerta y, posteriormente absorben los compuestos obtenidos en este proceso para utilizarlos como alimento. En cambio, los detritívoros realizan un sistema de digestión interna para obtener nutrientes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Definición de descomponedores en biología, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía

Roger Y. Stanier , John L. Ingraham , Mark L. Wheelis , P. R. Painter . (1992) Microbiología. Barcelona: Reverté.

Más lecciones de El reino animal

Pregunta al profesor sobre Definición de descomponedores en biología

¿Qué te ha parecido el artículo?
Definición de descomponedores en biología
Definición de descomponedores en biología

Volver arriba