Compartir

Estructura del músculo

Estructura del músculo

Los músculos son estructuras que se encuentran en los animales y que están formados por células tienen la capacidad de contraerse y relajarse, produciendo movimiento. Para producir ese movimiento, las células de los músculos, llamadas miocitos, tienen que tener una estructura muy característica y particular. Además, para producir de forma adecuada su movimiento, los miocitos tienen que agruparse de una forma concreta para formar la estructura del músculo. En esta lección de unPROFESOR describiremos cómo es el tejido muscular y cómo se agrupa para crear la estructura del músculo que permite que podamos movernos y relacionarnos entre nosotros y con el medio de una forma activa y autónoma. Si quieres saber más, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Músculos del abdomen

La célula muscular: el miocito

Las células que forman los músculos se denominan miocitos. Los miocitos son células que presentan los animales cuya característica más especial es la de tener en su interior unas proteínas que los hacen capaces de contraerse y estirarse.

Gracias a esto, los miocitos pueden generar tejidos con capacidad para moverse de forma involuntaria como en el corazón (musculatura lisa) o de forma voluntaria como lo hacen los músculos de nuestros brazos y piernas (musculatura estriada esquelética). Dependiendo del tipo de musculatura, los miocitos tienen una forma u otra: en la musculatura estriada esquelética, los miocitos tienen forma de tubo (cilíndrica) mientras que en el músculo liso tienen forma de hoja (fusiforme); un caso especial son los miocitos del corazón, que tienen forma de Y vistos al microscopio.

Para poder contraerse, el miocito ha tenido que desarrollar estructuras muy concretas. Es una célula diferenciada, muy especializada. En el caso del miocito del músculo esquelético, se forma gracias a la fusión de otras células, menos especializadas, por lo que son plurinucleados: cada miocito tiene más de un núcleo. El interior de los miocitos, lo que en otras células se denominaría citoplasma, en este caso se llama sarcoplasma. El sarcoplasma se caracteriza porque tiene en su interior dos tipos de fibras, formadas por dos tipos diferentes de proteínas: fibras de actina y fibras de miosina, que son las encargadas de la contracción muscular.

Estructura del músculo - La célula muscular: el miocito
Imagen: Slideplayer

Tipos de músculos y sus funciones

Para saber cuál es la estructura del músculo tenemos que tener en mente qué tipo de músculo es. Como ya hemos visto, el tipo de músculo viene determinado por la forma de los miocitos que lo componen. Hay tres tipos de tejido muscular:

  1. Tejido muscular estriado. El tejido muscular estriado o tejido muscular esquelético se denomina así porque, visto al microscopio, tiene bandas o estriaciones de distintos colores. Estas estriaciones se debe a que las proteínas que hay dentro de su citoplasma (actina y miosina) se tienen de forma diferente durante las preparaciones de los tejidos para ser vistos al microscopio. Este tejido muscular se caracteriza porque su contracción es voluntaria, es decir, consciente y nosotros tenemos que ordenar a nuestro cerebro que mande una orden para moverlos. Este tipo de músculos se encuentran por ejemplo en nuestros brazos, piernas, manos, labios, etc.
  2. Tejido muscular liso. El tejido muscular liso, a diferencia del anterior, cuando lo vemos al microscopio su interior no tiene bandas. Decimos que su interior es liso, sin estriaciones o bandas. El tejido muscular liso se encarga de realizar contracciones involuntarias, para las que nosotros no damos órdenes conscientes, y forman parte del sistema nervioso autónomo. Este tipo de músculos suele recubrir estructuras huecas pero también forma las pupilas, permitiendo la contracción de las mismas (regulando la cantidad de luz que entra en el ojo). El tejido muscular liso permite acciones tan importantes como la respiración, la deglución, la digestión de los alimentos y la excreción de los desechos producidos, etc.
  3. Tejido muscular estriado cardíaco. El tejido muscular que forma el corazón es un tejido muy particular, que comparte características del tejido muscular liso y estriado. Por un lado, visto al microscopio, el tejido muscular cardíaco tiene bandas o estrías, por lo que se denomina estriado. Sin embargo, las bandas que presentan no son iguales que las de los músculos esqueléticos del resto del cuerpo y su control es involuntario. Si no fuera así, ¡tendríamos que estar constantemente mandando la orden a nuestro cuerpo en cada bombeo del corazón! Este control autónomo, propio del tejido liso, hace que los impulsos nerviosos puedan viajar más rápidamente.
Estructura del músculo - Tipos de músculos y sus funciones
Imagen: Mundo Entrenamiento

Estructura del músculo esquelético

En esta sección nos centraremos en la estructura de los músculos estriados esqueléticos, en particular.

Como ya hemos mencionado anteriormente, el miocito que forma el músculo estriado esquelético tiene forma de cilindro. Estas células pueden ser muy grandes: pueden tener unos pocos centímetros de longitud y tener hasta 100 µm de diámetro, lo que es bastante para ser una sola célula. Debido a esto, los miocitos de la musculatura esquelética también pueden llamarse fibras musculares o miofibras. Cada una de las fibras musculares tiene, rodeándola, una membrana que las protege. Esta delgada capa de tejido conectivo se llama endomisio y rodea, de forma individual, a cada una de las fibras musculares.

Miles de estas fibras musculares se reúnen. Cada uno de esos grupos de miles de fibras musculares se llama haz de fibras musculares y está rodeado de una capa de tejido conectivo que se llama perimisio. Por tanto, el perimisio rodea a un grupo de fibras musculares, para agruparlas y formar los haces de fibras musculares.

A su vez, los haces de fibras musculares se agrupan y forman finalmente los músculo. En el músculo, además de los haces de fibras musculares hay tejido conectivo, vasos sanguíneos, nervios, etc. y en su extremo se encuentra el tendón, que lo une a un hueso. Los músculos están rodeados de una capa de tejido conjuntivo llamada epimisio. Esta capa de tejido conjuntivo mantiene unidos a los haces de fibras musculares para formar músculos con diferentes formas: hay músculos más o menos alargados como los de las extremidades, que tienen las fibras musculares en forma de roseta mientras que hay otros músculos más planos, más delgados o con formas muy características como en corazón o los músculos de los labios o los ojos.

Estructura del músculo - Estructura del músculo esquelético
Imagen: Slideshare

Si deseas leer más artículos parecidos a Estructura del músculo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Facultad de Medicina de la UNAM. (s.f) II. MORFOLOGIA DEL MUSCULO ESQUELETICO. Recuperado de http://www.facmed.unam.mx/Libro-NeuroFisio/10-Sistema%20Motor/10a-Movimiento/Textos/MuscAnatomia.html
  • Wikipedia (2 de octubre de 2019). Músculo. Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%BAsculo
  • Proyecto Biosfera. (s.f) Aparato locomotor 3º ESO. MUSCULOS. Recuperado de http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/3ESO/locomotor/contenidos7.htm
  • Contreras, R. (2 de agosto de 2013). Los miocitos. Recuperado de https://biologia.laguia2000.com/citologia/los-miocitos
Más lecciones de Los músculos
Lección 1 de 6
Estructura del músculo
Estructura del músculo

Pregunta al profesor sobre Estructura del músculo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Rodrigo
Me ha salvado la vida para el trabajo de educación física. Mil gracias :)
Ángela Belmonte
Hola Rodrigo. Muchas gracias por tu comentario. Nos alegra que te haya sido útil esta lección de unPROFESOR. Recuerda que le puedes echar un vistazo a otras lecciones.
Un saludo
Estructura del músculo
Imagen: Slideplayer
Imagen: Mundo Entrenamiento
Imagen: Slideshare
1 de 4
Estructura del músculo

Volver arriba