Compartir

Función de los conductos eferentes

 
Por Ángela Belmonte. 25 julio 2019
Función de los conductos eferentes
Imagen: Historia testicular

El aparato reproductor masculinoestá formado principalmente por cuatro partes: testículos, que se encargan de la producción de espermatozoides y hormonas sexuales; pene, que se encarga de la cópula y la eliminación de la orina al exterior; vesícula seminal y próstata, que se encargan de producir el líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides y por último, un sistema de conductos que conecta las demás partes y permite la conducción, almacenamiento y combinación de las sustancias creadas por ellos. Dentro de este último grupo se encuentran, entre otros, los conductos eferentes. Si quieres saber qué son y qué función tienen los conductos eferentes, te invitamos a que sigas leyendo esta lección de unPROFESOR.

Estructuras del aparato reproductor masculino

Antes de empezar a hablar sobre la función de los conductos eferentes es importante que descubramos cómo es el sistema reproductor de os hombres y que, así, veamos bien todos sus elementos. El aparato reproductor masculino está formado por cuatro partes principalmente:

  • Testículos. Están localizados en la parte baja del abdomen, en la bolsa escrotal. La bolsa escrotal no actúa simplemente de receptáculo, si no que se encarga de acercar o alejar los testículos del cuerpo para que estos conserven la temperatura adecuada para la producción y almacenamiento de espermatozoides. Además de llevar a cabo la espermatogénesis (producción de espermatozoides), los testículos son los encargados de la producción de hormonas sexuales masculinas (andrógenos), entre las que destaca la testosterona.
  • Pene. El pene es el órgano copulador masculino de los mamíferos. Su función es la de introducir el semen (líquido seminal y espermatozoides) en el canal genital femenino (vagina), aunque también lleva a cabo la expulsión de la orina.
  • Vesículas seminales y próstata. Las vesículas seminales y la próstata son glándulas exocrinas del aparato reproductor masculino que se ocupan de producir el líquido seminal. El líquido seminal es un fluido que acompaña a los espermatozoides y tiene no solo función nutritiva, si no que también actúa como lubricante y protector. La combinación de espermatozoides y líquido seminal conforma el semen.
  • Sistemas de conductos. Conectando estos órganos podemos encontrar una serie de conductos que transportan las diferentes sustancias. Estos sistemas pueden dividirse en dos grupos: En primer lugar encontramos la rete testis y los conductos eferentes, que se encargan de conectar dos partes del testículo: los túbulos seminíferos y el epidídimo. El segundo grupo de conductos se encuentra a la salida del epidídimo y está compuesto por los conductos deferentes y el conducto eyaculador. Estos se encargan de llevar los espermatozoides desde el epidídimo hasta la uretra.

El recorrido de los espermatozoides

Entonces, ¿qué recorrido siguen los espermatozoides? Los espermatozoides comienzan a originarse en los túbulos seminíferos, dentro de los testículos. Cuando todavía son muy inmaduros, los espermatozoides abandonan pasan por la rete testis y los conductos eferentes hasta el epidídimo. En el epidídimo, los espermatozoides terminan de madurar y se almacenan durante un tiempo.

Cuando se produce suficiente estimulación para producir la eyaculación, los espermatozoides salen a través de los conductos deferentes hasta la ampolla, donde se mezclan con las secreciones de la vesícula seminal. Después, el líquido seminal pasa a través del conducto eyaculador primero por la próstata y finalmente hasta la uretra, que lo conduce al exterior.

En un principio te puede parecer que la función del sistema de conductos del aparato reproductor masculino es algo menor, sin importancia, y que no son más que meras "tuberías" para la conducción de fluidos. Si sigues leyendo esta lección de unPROFESOR descubrirás qué hace que estas estructuras sean tan buenas en esa función y en alguna otra, desconocida hasta ahora por ti.

Función de los conductos eferentes - Estructuras del aparato reproductor masculino
Imagen: Taringa

¿Qué son los conductos eferentes?

En esta lección de unPROFESOR nos centraremos en los conductos o conductillos eferentes. Los conductos eferentes son una serie de canales o tubos que conectan la rete testis con la parte inicial del epidídimo (cabeza del epidídimo). La rete testis está formada por la parte final de los túbulos seminíferos, donde se producen los espermatozoides inmaduros y gran cantidad de hormonas sexuales masculinas. En su parte superior de la rete testis surgen una serie de 10 a 15 túbulos, los conductos eferentes.

Los conductos eferentes están formados por dos tipos de células: células cilíndricas con cilios y células bajas, con forma cúbica, que en vez de cílios tienen vellosidades. Esto, junto a la capa muscular que recubre al conducto, facilita una de las funciones de los conductos eferentes: el transporte de espermatozoides inmaduros (aún inmóviles) y el líquido que los acompaña.

Recuerda no confundir los conductos eferentes con los conductos deferentes. A pesar de que su nombre es similar, son estructuras totalmente diferentes. Como ya vimos en la lección anterior de unPROFESOR sobre conductos deferentes, estos se encargan de conectar el epidídimo con la uretra, y por tanto transportan espermatozoides maduros. Recuerda: los conductos eferentes entran al epidídimo, y por tanto transportan espermatozoides inmaduros mientras que los conductos deferentes salen del epidídimo, con lo que llevan espermatozoides maduros.

Función de los conductos eferentes - ¿Qué son los conductos eferentes?
Imagen: Slideplayer

Funciones de los conductos eferentes

Conozcamos ya la función de los conductos eferentes. Como hemos adelantado en el punto anterior, la función principal de los conductos eferentes es transportar los espermatozoides inmaduros y el líquido que lo compaña desde la rete testis hasta la primera porción del epidídimo (la cabeza del epidídimo).

Pero, además de esta, los conductos eferentes tienen algunas funciones secundarias, igualmente importantes, como son:

  • Reabsorción del fluido que acompaña a los espermatozoides inmaduros. La reabsorción de esta sustancia se lleva a cabo principalmente por las células de forma cilíndrica que recubren la parte interior del conducto eferente. La mayoría del líquido que acompaña a los espermatozoides inmaduros y que se generó en los túbulos seminíferos se reabsorberá en los conductos eferentes.
  • Movimiento del fluido que acompaña a los espermatozoides inmaduros. Además de reabsorber cierta cantidad de este fluido, parte de este es transportado junto con los espermatozoides inmaduros hasta la cabeza del epidídimo gracias a las células cúbicas ciliadas.
  • Actividad enzimática. Sobretodo en su parte final, los conductos eferentes tienen gran cantidad de enzimas como la fosfatasa ácida, esterasas, beta-glucorunidasa o anhidrasa carbónica.
Función de los conductos eferentes - Funciones de los conductos eferentes
Imagen: Slideplayer

Si deseas leer más artículos parecidos a Función de los conductos eferentes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Histología Testicular (s.f). Conductos eferentes. Recuperado de https://histologia-testicular.webnode.es/ductos-eferentes/
  • Navarro A. y Tolivia J. Universidad de Oviedo. (s.f). Aparato Reproductor Masculino. Recuperado de https://www.unioviedo.es/morfologia/asignatu/biologia/embriologia/Library/Reproductormasculino.htm
Más lecciones de Reproducción y ciclo celular
Lección 20 de 27
Función de los conductos eferentes
Función de los conductos eferentes

Pregunta al profesor sobre Función de los conductos eferentes

¿Qué te ha parecido el artículo?
Función de los conductos eferentes
Imagen: Historia testicular
Imagen: Taringa
Imagen: Slideplayer
Imagen: Slideplayer
1 de 4
Función de los conductos eferentes

Volver arriba