Aparatos y órganos del cuerpo humano

Partes del sistema nervioso central

 
Rut Blasco
Por Rut Blasco. 6 octubre 2023
Partes del sistema nervioso central

El sistema nervioso de nuestro cuerpo es el encargado de transmitir señales entre el cerebro y el resto del cuerpo, incluidos los órganos internos. Este sistema es muy importante, ya que nos permite movernos, respirar, pensar, ver, etc. El sistema nervioso está compuesto por dos partes principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

En esta lección de unPROFESOR, vamos a explicarte con detalle cuáles son las partes del sistema nervioso central, para que veas cómo funciona este sistema tan importante del cuerpo humano. ¡Vamos allá!

Índice

  1. Qué es el sistema nervioso central
  2. Cuáles son las partes del sistema nervioso central
  3. Enfermedades en el sistema nervioso central

Qué es el sistema nervioso central

Como hemos mencionado anteriormente, el sistema nervioso tiene dos partes principales. Una de ellas es el sistema nervioso central, que está compuesto por el cerebro y la médula espinal y el otro es el sistema nervioso periférico, que está compuesto por todos los nervios que se ramifican desde la médula espinal y se extienden a todas las partes del cuerpo.

El sistema nervioso central (SNC) es la parte del sistema nervioso que coordina todos los procesos corporales de nuestro organismo. Controla los procesos vitales de nuestro cuerpo, como respirar, caminar, reaccionar frente a una emergencia, etc.

En unProfesor te descubrimos cuáles son los órganos del sistema nervioso.

Partes del sistema nervioso central - Qué es el sistema nervioso central

Cuáles son las partes del sistema nervioso central

El sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula espinal. Te explicamos un poco más acerca de las partes del sistema nervioso central.

El encéfalo

Esta parte del sistema nervioso central controla las emociones, la memoria, el pensamiento, el tacto, la visión, la respiración, el hambre y las funciones motoras. ¡Cuántas cosas! El encéfalo está formado por tres regiones principales:

  • El cerebro: Esta es la parte más grande del encéfalo. Su parte más grande es la corteza cerebral y es conocida como la "materia gris". Esta corteza tiene 4 áreas llamadas lóbulos, que son las que actúan para generar la personalidad y todo el conocimiento de una persona en concreto. Los cuatro lóbulos son: el lóbulo central (planificación, imaginación, toma de decisiones, razonamiento), el lóbulo parietal (tacto, gusto y temperatura), el lóbulo temporal (nos permite comprender los sonidos y el lenguaje, reconocer objetos y rostros, crear recuerdos) y el lóbulo occipital (procesa la información visual que llega desde los ojos, para que entendamos qué estamos viendo).
  • El tronco del encéfalo: Conecta el encéfalo con la medula espinal y trabaja para controlar y coordinar los mensajes que llegan al encéfalo y salen de él. Además, esta es la parte encargada de controlar funciones del cuerpo en las que nunca pensamos, como la respiración, la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, la deglución y la digestión.
  • El cerebelo: También es conocido como "el pequeño cerebro", ya que parece una versión a pequeña escala del cerebro. Es el encargado de controlar el equilibrio, el movimiento y la coordinación.

Estas partes son las encargadas de procesar la información que procede del cuerpo y crean comandos que indican a cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo cómo deben responder a los estímulos. Estos estímulos pueden proceder del medio externo, pero también de nosotros mismos.

La médula espinal

La médula espinal es otra de las partes del sistema nervioso central. Es la continuación del tronco encefálico y su función principal es trasladar la información entre el encéfalo y el resto del cuerpo. Tiene la capacidad de generar comandos, pero solamente para controlar las acciones involuntarias, es decir, los reflejos. Si ponemos nuestra mano en el fuego, por ejemplo, es la medula espinal que activa los reflejos que nos dan la orden de apartar nuestra parte del cuerpo de ese foco de calor.

El encéfalo y la medula espinal son partes muy importantes de nuestro cuerpo, pero también muy delicadas. ¡Por eso están bien protegidas! El encéfalo está protegido por los huesos del cráneo y la médula espinal por una serie de huesos entrelazados en forma de anillos, llamados vértebras, ¿te suenan?

Además, tienen otra capa de protección que son las membranas llamadas meninges y el líquido cefalorraquídeo. Este líquido fluye a través de los espacios vacíos del encéfalo (llamados ventrículos) y alrededor de la columna vertebral. Su función principal es proteger al sistema nervioso central, proporcionarle los nutrientes que necesita y eliminar los desechos.

Aquí te descubrimos las diferencias entre el sistema nervioso central y periférico.

Partes del sistema nervioso central - Cuáles son las partes del sistema nervioso central

Enfermedades en el sistema nervioso central

Ahora que ya conoces las partes del sistema nervioso central vamos a conocer las principales afecciones. Aunque los órganos del sistema nervioso central están muy bien protegidos, existen enfermedades que lo atacan y deterioran algunas de las funciones vitales, como respirar, tragar o dormir. Estas enfermedades también pueden alterar las funciones cognitivas como la capacidad de memorizar, el lenguaje, los estímulos visuales, la audición, el tacto, etc.

Estas patologías son conocidas como enfermedades neurológicas y estas son algunas de las más conocidas. Recuerda que, a diferencia de lo que puedas creer, estas enfermedades no tienen su origen en un mal funcionamiento del cuerpo, sino del sistema nervioso central:

  • El Alzheimer: Esta patología es degenerativa y consiste en la destrucción de las neuronas lentamente. Este es el tipo de demencia más frecuente y el síntoma más evidente que se produce es la pérdida de memoria.
  • La esclerosis múltiple: Es una enfermedad que afecta al cerebro y a la médula espinal. La desmineralización de las vainas que protegen a los nervios no permite que los impulsos eléctricos lleguen hasta y desde el cerebro. Esto provoca síntomas como la debilidad en los miembros, la visión borrosa, los mareos, la fatiga, la sensación de hormigueo, etc.
  • El párkinson: Esta enfermedad comienza en los nervios localizados en el interior y los alrededores del intestino y la nariz, pero posteriormente se propaga hasta el cerebro, afectando al sistema nervioso central. Afecta directamente al control de los músculos y al movimiento de estos.

Esperamos que esta lección te haya podido ayudar a comprender un poco mejor las partes del sistema nervioso central y la importancia que este tiene en el funcionamiento de nuestro organismo. Si quieres seguir aprendiendo más acerca de los secretos que se esconden en nuestro cuerpo, no dudes en consultar el apartado de biología.

Si deseas leer más artículos parecidos a Partes del sistema nervioso central, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Nieuwenhuys, R. (2009). El sistema nervioso central humano (Vol. 2). Editorial Médica Panamericana SA.
  • Estrada-Reyes, R., Ubaldo-Suárez, D., & Araujo-Escalona, A. G. (2012). Los flavonoides y el sistema nervioso central. Salud mental, 35(5), 375-384.
Más lecciones de Aparatos y órganos del cuerpo humano
Lección 43 de 95
Partes del sistema nervioso central
Partes del sistema nervioso central

Pregunta al profesor sobre Partes del sistema nervioso central

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Partes del sistema nervioso central