Compartir

Todos los huesos del cuello

 
Por Ángela Belmonte. 30 julio 2019
Todos los huesos del cuello
Imagen: Esqueleto humano

El cuello es la región anatómica que une la cabeza con el tronco. Dentro del cuello podemos encontrar dos tipos de huesos: el hueso hioides, un hueso pequeño e impar, con forma de U que se encuentra justo encima de la laringe y las vértebras cervicales, que forman la primera región de la columna vertebral. En esta lección de unPROFESOR revisaremos todos los huesos del cuello, sus nombres, funciones y características principales. Si quieres saber más de los huesos que forman tu cuello, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Todos los huesos del tórax

El cuello y sus huesos

El cuello es una estructura de unión bastante compleja, que permite gran capacidad de movimientos (movimientos de flexión, extensión y rotación de distinta clase) pero también ayuda a dar soporte y protección al cordón espinal que contiene la columna vertebral. El cordón espinal es especialmente delicado en esta región del cuerpo ya que queda más expuesto que en las zonas de la espalda más bajas donde, además de la columna vertebral, aparecen grandes músculos, depósitos de grasa, etc. que ayudan a su protección.

El único hueso que es propiamente del cuello se denomina hioides y se encuentra justo encima de la laringe, en la parte más superior del cuello. Además del hueso hioides, en esta lección de unPROFESOR hablaremos de las vértebras cervicales que pueden clasificarse dentro de tres grupos de huesos: hueso del cuello, hueso de la columna vertebral o hueso del tórax.

Todos los huesos del cuello - El cuello y sus huesos
Imagen: Slideshare

El hueso hioides

Dentro de los huesos del cuello, el hioides es el que principalmente se encuentra en esta región. Es un hueso pequeño, impar, que se encuentra en la parte superior del cuello, encima de la laringe y a la altura aproximada de la tercera vértebra cervical. Este hueso tiene forma de U, con las astas mayores (ramas de la U) hacia la parte de la nuca y el cuerpo (parte central o "barriga" de la U) hacia la parte de delante del cuello (ventral).

El hueso hioides es un hueso libre, que no se articula directamente con ningún otro si no que está suspendido en su posición. Sin embargo, este hueso está relacionado (mediante ligamentos y otras estructuras) con tres regiones del cuello y la cabeza:

  • En la parte superior se encuentra sujeto al suelo de la cavidad oral.
  • En la parte de abajo, el hioides está sujeto a la laringe.
  • En la parte posterior o trasera del cuello, el hioides está sujeto a la faringe.

Esta ubicación hace del hioides un hueso que, a pesar de ser muy móvil, es muy fuerte y es capaz de servir de anclaje óseo a muchas estructuras y músculos con lo que se relaciona. Además, el hueso hioides está muy protegido por lo que las lesiones en él no son muy comunes. Una lesión o rotura de hioides es indicativo de un traumatismo fuerte (que afecta significativamente a la capacidad de hablar y respirar) o estrangulamiento.

Todos los huesos del cuello - El hueso hioides
Imagen: Slideshare

Las vértebras cervicales: características principales

Otro de los huesos del cuello son este tipo de vértebras. Los seres humanos poseemos siete vértebras cervicales (C1-C7) que son notablemente más pequeñas que el resto de las vértebras, tienen un foramen en cada uno de los procesos transversos, el proceso espinal bífido, etc. Además, las dos primeras vértebras cervicales tienen algunas características que las diferencian del resto:

  • C1 o atlas. Su nombre proviene del titan griego condenado por Zeus a cargar sobre sus hombros el cielo ya que la primera vértebra cervical soporta el peso del cráneo, que está directamente descansando sobre esta vértebra como Atlas carga con el cielo. Esta vértebra carece de cuerpo vertebral y apófisis espinosa, que se reemplazan por dos masas laterales que están conectadas por un arco anterior y posterior. Además, esta vértebra se fusiona con la segunda vértebra cervical para soportar el peso de una forma más eficaz.
  • C2 o axis. Esta vertebra también contiene masas bilaterales, que le permiten articular con la C1; esta articulación permite que atlas rote sobre axis y se pueda producir así el movimiento de rotación del cuello y la cabeza. Además, también tiene un proceso odontoideo o “dens”, en el aspecto superior del cuerpo que le permite articular mejor con la C1.
  • C3 a C7. Las vértebras cervicales que siguen a atlas y axis son bastante iguales entre ellas y respecto al resto de vértebras que conforman la columna vertebral. Además de dar movilidad al cuello y la cabeza, permiten su extensión y encogimiento.

Lesiones en las vértebras cervicales

Mientras que las lesiones del hueso hioides son bastante raras, las lesiones en las vértebras cervicales son bastante comunes y, algunas de ellas, muy graves. Las dos lesiones más conocidas son:

  • Latigazo cervical o lesión por hiperextensión. Se produce cuando se golpea la cabeza hacia atrás sobre los hombros más o menos estáticos, causando un latigazo. Los latigazos cervicales son muy frecuentes en accidentes de tráfico en los que hay una colisión desde atrás, pero también se puede producir mientras se juega al rugby o cierto tipo de caídas. En la mayoría de los casos lo que se produce es una lesión del ligamento longitudinal anterior de las vértebras cervicales pero en otros casos más graves también se puede producir fracturas en las propias vértebras (que sufren movimientos de fuerte compresión) o luxaciones de la C2 sobre la C3, que puede incluso llegar a dañar la médula espinal y tener como consecuencia tetraplejia o la muerte.
  • Fractura de Jefferson del atlas. Se produce cuando hay una caída vertical sobre un cuello extendido, por ejemplo cuando se bucea en aguas excesivamente poco profundas. Esta caída comprime las masas laterales del Atlas entre los cóndilos occipitales y el axis, que se separan, fracturando uno o ambos arcos anteriores/posteriores. En otros casos más graves se puede producir una rotura o lesión del ligamento transverso del Atlas.
Todos los huesos del cuello - Las vértebras cervicales: características principales
Imagen: Youtube

Si deseas leer más artículos parecidos a Todos los huesos del cuello, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Waxenbaum, J. A., & Futterman, B. (2018). Anatomy, back, cervical vertebrae. In StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK459200/
  • Schmidler, C. (23 de abril de 2018). Neck Anatomy Pictures Bones, Muscles, Nerves. Recuperado de https://www.healthpages.org/health-a-z/neck-anatomy-pictures-bones-muscles-nerves/
  • Monasterio, A. (16 de enero de 2017). Hueso hioides. Recuperado de https://www.blogdefisioterapia.com/hueso-hioides/
  • Anatommía topográfica. (s.f). Vértebras cervicales. Recuperado de https://www.anatomiatopografica.com/huesos/vertebras-cervicales/
  • Anatomía topográfica (s.f). Hueso hioides. Recuperado de https://www.anatomiatopografica.com/huesos/hueso-hioides/
Más lecciones de Los huesos

Pregunta al profesor sobre Todos los huesos del cuello

¿Qué te ha parecido el artículo?
Todos los huesos del cuello
Imagen: Esqueleto humano
Imagen: Slideshare
Imagen: Slideshare
Imagen: Youtube
1 de 4
Todos los huesos del cuello

Volver arriba