Compartir

Hueso hioides: función y características

 
Por Francesca Balada. 9 febrero 2021
Hueso hioides: función y características

El hueso hioides es un pequeño hueso que tenemos en la garganta. Es un hueso con características muy especiales, por ejemplo: ¿sabías que es el único hueso de nuestro esqueleto que no está conectado directamente a ningún otro hueso? Además realiza distintas funciones y todas ellas de vital importancia. En esta lección de unPROFESOR conoceremos cuáles son las características y funciones del hueso hioides.

También te puede interesar: Los huesos de la columna

Dónde se encuentra el hueso hioides

El hioides forma parte del complejo hio-gloso-faríngeo, siendo un punto de inserción de estructuras procedentes de la mandíbula, el cráneo, la lengua y la faringe. El hioides que se sitúa justo por debajo de la mandíbula, delante de la faringe, suspendido de los huesos temporales del cráneo mediante los ligamentos estilo-hioideos. Es uno de los huesos de la cabeza y que tiene una importancia muy relevante en nuestro sistema esquelético.

El hueso hioides está unido a 13 músculos que permiten el movimiento del hueso hacia arriba y hacia abajo; contribuyendo al movimiento de la lengua, que está situada por encima del hueso y, la faringe que se sitúa por debajo de este; justo al nivel de la tercera y cuarta vértebra cervical.

En el hueso hioides se insertan un total de 13 músculos que se dividen en dos grupos: los músculos suprahioideos e infrahioideos. En líneas generales, el grupo de músculos suprahioideos (por encima del hioides) adelantan y elevan el hueso hioideo durante la deglución (acción de tragar los alimentos) y provocan el descenso de la mandíbula cuando se contraen, en combinación con la actividad isométrica del grupo de músculos infrahioideos (que fijan la posición del hueso). Además, los músculos infrahioideos provocan el descenso del hueso hioides durante la fonación.

Por otra parte, el hueso hioides presta inserción a las fascias (membrana fibrosa que recubre la superficie de un órgano) de la faringe y de las vértebras cervicales.

Hueso hioides: función y características - Dónde se encuentra el hueso hioides
Imagen: Slideplayer

Características del hueso hioides y estructura

El hueso hioides es un hueso medio (situado en el eje central del cuerpo), impar (solo hay uno) simétrico, en forma de U, y que no se articula a ningún otro hueso de forma directa. Su nombre proviene de la palabra griega que significa herradura.

  • Se trata de un hueso con una parte central más ancha (cuerpo), convexa en su cara anterior-superior y cóncava en su cara posterior-inferior.
  • Unidos a cada lado de este cuerpo central, se encuentran dos extensiones largas y delgadas, en forma de varillas, denominadas astas mayores.
  • Las astas mayores se unen al cuerpo central mediante una pequeña articulación que recibe el nombre de asta menor. Esta articulación permite un ligero movimiento de las astas mayores con respecto al cuerpo central.

Funciones del hueso hioides

Como ya hemos comentado brevemente en los apartados anteriores, el hueso hioides cumple con múltiples funciones en relacionadas con la respiración, la deglución, la fonación y el mantenimiento de la postura de la cabeza. En este apartado veremos con detalle las distintas funciones del hueso hioides.

Masticación y deglución

Una función del hueso hioides es participar en el proceso de masticación permitiendo el descenso de la mandíbula gracias a la contracción de los músculos suprahioideos insertados en este hueso. Simultáneamente se producen también el movimiento de la lengua que participa también del proceso de masticación y deglución.

Además también tiene un papel importante en la deglución, puesto que, cuando el hioides se eleva y adelanta, aumenta el volumen de la cavidad orofaríngea (conjunto de la cavidad oral y la faringe) para permitir el paso del bolo alimenticio desde la cavidad bucal hasta las vías altas del aparato digestivo

Por otro lado, el hioides en combinación con los músculos que se insertan en él, provocan su elevación durante la deglución lo que permite el aislamiento del canal bucofaríngeo del rinofaríngeo evitando que el alimento evita que se produzca la regurgitación del alimento una vez ha sido tragado.

Mantenimiento de la vía aérea faríngea

El hueso hioides se mantiene en posición baja, vascula ligeramente hacia atrás y las astas mayores que ensanchan espacio que las separa, durante la aspiración (entrada del aire en las vías respiratorias). En la espiración (salida del aire de las vías respiratorias) el hioides asciende, vascula ligeramente hacia delante y los extremos de las astas mayores se aproximan entre sí.

Mantenimiento del balance postural de la cabeza

La postura erguida de la cabeza es posible gracias a la acción de varios músculos que establecen un delicado equilibrio. Si no se produce este trabajo muscular, la cabeza se inclinaría hacia delante, puesto que su centro de gravedad está ligeramente adelantado con respecto al eje de la columna vertebral.

Los músculos infrahioideos y suprahioideos participan en el equilibrio de fuerzas musculares que permiten mantener la postura erguida de la cabeza, equilibrando la acción de la musculatura cervical que provoca la inclinación de la cabeza hacia atrás; El fenómeno de enderezar la cabeza es el primer paso que realiza el niño, alrededor de los 3 meses de edad, hacia la adquisición de la postura bípeda y esto es posible por el desarrollo de la musculatura del cuello, incluidos los músculos suprahioideos e infrahioideos.

Protección de laringe y faringe

La protección de la laringe y la faringe es otra función del hueso hioides. Otra de las funciones del hueso hioideo es la protección de los tejidos blandos de la laringe y la faringe.

Fonación

El hueso hioides contribuye de forma decisiva en la emisión de sonidos por parte del aparato de fonación (fonoarticulación). Durante la fonación el hioides desciende, permitiendo la emisión de sonidos que permite el desarrollo del lenguaje en los humanos. El hioides es el único elemento óseo del aparato de fonación por lo que se ha convertido en una pieza clave a la hora de determinar cuál era el desarrollo del lenguaje en las especies humanas extintas.

La morfología del hueso hioides es diferente en homo sapiens (humanos modernos) y en gorilas y chimpancés. En estos últimos, el hueso hioides no tiene forma de herradura, sino que forma una caja que alberga los sacos laríngeos. En los fósiles humanos más antiguos la estructura del hioides es parecida a la de gorilas y chimpancés por los que se deduce que no tenían capacidad de hablar.

En cambio en el caso de los neandertales, la similitud que presenta el hueso hioideo con respecto a homo sapiens, parece indicar que esta especie humana podría haber desarrollado la capacidad del habla.

Hueso hioides: función y características - Funciones del hueso hioides

Si deseas leer más artículos parecidos a Hueso hioides: función y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía

Netter, Frank H. (2019). Atlas de anatomía humana - 7ª Edición Barcelona: Elsevier España, S.L.U.

Más lecciones de Los huesos
Lección 14 de 36
Hueso hioides: función y características
Hueso hioides: función y características

Pregunta al profesor sobre Hueso hioides: función y características

¿Qué te ha parecido el artículo?
Hueso hioides: función y características
Imagen: Slideplayer
1 de 3
Hueso hioides: función y características

Volver arriba