Compartir

Huesos planos: función y características

 
Por Ángela Belmonte. 30 marzo 2020
Huesos planos: función y características
Imagen: Visible Body

El cuerpo de un adulto tiene 206 huesos y comprenden huesos tan diferentes como las costillas, los huesos del oído, los huesos que componen el cráneo o los huesos de las extremidades. Para estudiarlos, los huesos se clasifican en cinco grupos principales: largos, cortos, planos, irregulares y sesamoideos. En esta lección de unPROFESOR nos ocuparemos de estudiar los huesos planos, esos huesos en los que predomina su anchura y largura frente a que sean muy espesos. Si quieres saber más sobre los huesos planos, sus características, funciones y una lista con ejemplos de huesos planos, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Las partes de los huesos humanos

Características de los huesos planos

Los huesos del cuerpo humano pueden ser muy variados y tener características muy diferentes según dónde se localicen y la función que tengan. Aunque tienen características muy diferentes, los investigadores han sido capaces de clasificar los huesos del cuerpo humano según su aspecto y características internas en cinco grupos: huesos largos, cortos, planos, irregulares y sesamoideos.

Los huesos planos son aquellos que están formados por finas láminas de tejido óseo esponjoso, en su interior, recubiertas por tejido óseo compacto. Son similares a una galleta rellena de crema, en la que las capas externas son duras y el interior es más "blando" o esponjoso. Esto es debido a que el hueso esponjoso, a diferencia del hueso compacto, tiene pequeños agujeritos llenos de aire y líquido con diferentes funciones.

En los huesos planos, a diferencia de en otros, lo que predomina es su superficie. Como veremos más tarde cuando abordemos las funciones de los huesos planos en el cuerpo, es importante que estos huesos tengan bastante superficie de contacto pero no es importante que sean muy espesos o gruesos.

Huesos planos: función y características - Características de los huesos planos
Imagen: Pinterest

Funciones de los huesos planos

Los huesos planos tienen dos funciones principales dentro del cuerpo humano: proteger órganos y proporcionar lugares de unión o inserción con los músculos.

  • La primera función que nos viene a la mente cuando pensamos en los huesos planos es la de protección de órganos y estructuras blandas. Como vimos en el apartado anterior, los huesos planos se caracterizan por tener gran superficie, ya que funcionan como escudo de protección para órganos importantes como el cerebro (encéfalo), el corazón y los órganos del aparato reproductor que se encuentran tras la pelvis.
  • La segunda función de los huesos planos es hacer de lugar de inserción de músculos. Debido a su gran superficie y a su localización dentro del cuerpo, los huesos planos son una estructura perfecta para la inserción de grandes y poderosos músculos. Por ejemplo, los omóplatos son lugar de inserción de importantes músculos de la espalda y hombros como el músculo del manguito rotador.
Huesos planos: función y características - Funciones de los huesos planos
Imagen: Slideshare

Los 5 principales huesos planos del cuerpo humano

En esta sección de la lección sobre los huesos planos del cuerpo humano haremos un repaso de 5 huesos o grupos de huesos planos con importantes funciones en el cuerpo humano:

1. Los huesos pláneos del cráneo

El cráneo o bóveda craneal está compuesto por ocho huesos planos: cuatro impares centrados en la línea media (frontal, etmoides, esfenoides y occipital) y dos huesos pares bilaterales (temporal y parietal). La función de estos huesos es proteger al cerebro de posibles golpes, principalmente pero también dan estructura a las cuencas de los ojos y las fosas nasales.

El cráneo está formado por diferentes huesos para facilitar el parto y el desarrollo del cerebro durante los primeros meses de vida. Durante el parto, el bebé ha de pasar por los huesos de la cadera de la madre por un pequeño espacio llamado canal del parto; para poder atravesarlo, los huesos del cráneo no son totalmente duros si no que son algo moldeables (no está completamente osificados) además de no estar completamente fusionados. Al nacer, el cerebro sigue desarrollándose y los huesos craneales planos se van endureciendo, terminando la osificación y finalmente se fusionan entre sí. El único remanente que queda en el adulto de este proceso son las líneas de unión entre los huesos, denominadas suturas.

2. Los omóplatos

Los omóplatos o escápulas son un par de huesos planos, triangulares y ligeramente curvos que se encuentran en la parte superior de los hombros, conectando cada uno de los brazos con la clavícula.

La función de las escápulas no es tanto la de protección de la parte posterior de la espalda, si no más bien la de ser el punto de inserción de importantes músculos de la espalada como los romboides, el mangito rotador o los serratos. Estos músculos nos permiten girar los brazos, los movimientos de la espalda superior o incluso a un ayudar a otros músculos cuando cogemos objetos muy pesados.

3. El esternón

El esternón es un pequeño hueso con forma de corbata que se encuentra en la parte central superior del pecho. Este hueso está conectado con las costillas: con los siete primeros pares de costillas se une directamente mientras que con los pares 8, 9 y 10 lo hace a través de cartílagos. El conjunto del esternón y las costillas forman la caja torácica.

El esternón, al igual que las costillas, se encarga de proteger órganos vitales como los pulmones o el corazón, pero da a la vez cierta capacidad elástica a la caja torácica, que permite su expansión durante la inspiración y expiración respiratoria.

4. Las costillas

Las costillas son doce pares de huesos que se conectan por un extremo a la columna vertebral y por el otro con el esternón (directamente o mediante cartílagos).

La función principal de las costillas es la protección de los órganos de la parte superior del tórax: pulmones y corazón, pero al extenderse un poco más abajo del mismo permite que también hagan de escudo de protección al hígado y al bazo.

5. Los huesos de la pelvis

La pelvis está formada, además de por otros huesos, por tres huesos planos: el ilión, el isquión y el pubis. Durante la adolescencia, estos huesos permiten el crecimiento de los huesos de las piernas y, una vez se ha completado el crecimiento en altura, estos huesos se unen o sueldan firmemente.

La pelvis o cadera es una estructura que sirve tanto de punto de unión de diferentes músculos como estructura de protección de órganos tan importantes como la vejiga o el aparato reproductor (masculino y femenino).

Huesos planos: función y características - Los 5 principales huesos planos del cuerpo humano
Imagen: Esqueleto Humano

Si deseas leer más artículos parecidos a Huesos planos: función y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Elsevier Connect (18 de abril de 2018) Los 7 tipos de huesos del cuerpo humano. Recuperado de https://www.elsevier.com/es-es/connect/medicina/los-7-tipos-de-huesos-del-cuerpo-humano
  • Visibe body (s.f) En general: Los cinco tipos de huesos. Recuperado de https://www.visiblebody.com/es/learn/skeleton/types-of-bones
  • Martínez, C (s.f) Huesos planos: función y tipos. Recuperado de https://www.lifeder.com/huesos-planos/
Más lecciones de Los huesos

Pregunta al profesor sobre Huesos planos: función y características

¿Qué te ha parecido el artículo?
Huesos planos: función y características
Imagen: Visible Body
Imagen: Pinterest
Imagen: Slideshare
Imagen: Esqueleto Humano
1 de 4
Huesos planos: función y características

Volver arriba