Historia del Arte

Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen

Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen

Al hablar de arte egipcio es inevitable no pensar en sus famosas pirámides de Gizeh, sin embargo, hay otros tipos de arte que están subordinados a la arquitectura, por ello a continuación, en esta lección de unPROFESOR haremos un breve resumen en lo que se refiere a la escultura y pintura para de alguna manera hacernos una idea más cercana a esta cultura tan sorprendente. Adéntrate en el mundo mágico de esta civilización antigua y descubre un resumen de la escultura y la pintura del arte egipcio. ¡Viaja con nosotros en el tiempo!

También te puede interesar: Arte egipcio - Resumen corto
Índice
  1. ¿Cómo se caracteriza el arte egipcio?
  2. La escultura del arte egipcio: resumen
  3. Características de la escultura egipcia
  4. Periodos de la escultura egipcia
  5. Esculturas egipcias famosas
  6. Pintura del arte egipcio: resumen
  7. Periodos de la pintura del Antiguo Egipto
  8. Características de la pintura egipcia
  9. Pinturas egipcias famosas

¿Cómo se caracteriza el arte egipcio?

El arte egipcio se caracteriza por ser un arte al servicio del faraón y de la religión, siendo así que la figura del faraón, máximo representante político, era considerado también una divinidad y aunaba así ambos poderes y la veneración del pueblo. Así, el arte, al igual que todos los aspectos de la vida de Egipto, era teocrático. La finalidad del arte era religioso, sin que existiese un concepto de autónomo, rigiéndose su producción a las reglas establecidas por la religión.

Entre las principales características del arte egipcio se destacan las siguientes:

  • El arte se rige por una serie de cánones, sin escuelas ni estilos, y primando una homogeneidad estética.
  • Las pinturas y esculturas se realizan para el más allá, realizándose para los ojos de los dioses.
  • En la mayoría de los casos, los artistas son anónimos, aunque hayan llegado los nombres de algunos pintores y arquitectos hasta nuestros días.
  • Es un arte monumental, delicado y que busca la perfección. Así, se idealiza la representación de la figura humana y los objetos.
  • Se utilizan materiales duraderos como la piedra y el metal al objeto de que perduren en el tiempo.
  • El arte egipcio es simbólico y emplea símbolos y jeroglíficos como forma de transmitir mensajes y significados.
  • Las representaciones egipcias emplean la jerarquía de escala para demostrar la importancia de los personajes. Así, los faraones y los dioses se representan con un tamaño más grande.
  • Y, por último, la frontalidad es otra de las características más icónicas del arte egipcio. Las figuras se representan de frente o de perfil. De esta manera, mientras el cuerpo se muestra de perfil, la cabeza y los ojos se representan de frente. Una frontalidad que va en consonancia con la idea de eternidad que quiere ofrecer el arte egipcio.
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - ¿Cómo se caracteriza el arte egipcio?

La escultura del arte egipcio: resumen

Comenzamos haciendo un resumen de la escultura del arte egipcio. Estas esculturas traen consigo el concepto de supervivencia y albergue. La estatuaria hallada en las tumbas se limita casi exclusivamente a retratos como soporte del alma “ka”, siendo su finalidad ser el soporte material para fijar la personalidad del Dios o difunto.

También encontraremos esculturas de figurillas realizando las tareas cotidianas y que trabajaban para el servicio del difunto en la otra vida, como lo hacían en la anterior a su muerte.

Si quieres conocer mejor esta fascinante civilización antigua, en esta otra lección de unPROFESOR te descubrimos una lista con los dioses egipcios más importantes.

Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - La escultura del arte egipcio: resumen

Características de la escultura egipcia

Las características de la escultura egipcia son:

  • Ser esculturas de bulto redondo, es decir, están concebidas para que sean vistas desde los todos los lados, aunque están esculpidas con único punto de vista, el frontal. En ellas se solía evitar cualquier tipo de salientes para que de alguna manera estás no sufrieran ningún tipo de rotura.
  • Estar llenas de hieratismo y estatismo, es decir, son esculturas muy rígidas donde los brazos se sitúan pegados al costado.
  • En ellas está presente la ley de la frontalidad que consiste en una línea que pasa entre el ombligo, nariz y cejas dividiendo el cuerpo en dos partes similares.
  • La mayoría de ellas van ser esculturas atemporales, es decir, que no reflejan ni niñez, madurez, ni vejez y están idealizadas.
  • Con ellas se muestra la jerarquía social a través del tamaño, es decir, a mayor tamaño mayor es la importancia de quién esté representado.
  • Por lo que respecta a los materiales utilizados van a ser el granito, la obsidiana, caliza, madera y estuco. Estos dos últimos materiales eran los únicos que se policromaban por lo que existe también mucha escultura a color. Los materiales más nobles eran usados para los faraones.
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - Características de la escultura egipcia

Periodos de la escultura egipcia

Continuamos con este resumen de la escultura y la pintura del arte egipcio hablando, ahora, de los diferentes periodos de la historia en los que se divide el arte escultórico egipcio.

Periodo predinástico (2800 a.C.)

Tenemos dos obras importantes el cuchillo ritual de Gebel Arak, hecho en marfil y la paleta de Narmer, donde aparece representado el faraón Tinis responsable de la unificación del Alto y Bajo Egipto.

Imperio Antiguo (2600 a.C.)

Es la época donde mayor idealización tienen las esculturas. Destacamos la esfinge de Gizeh que representa el rostro del faraón Kefren, el cual se identifica con el sol y es el guardián de la necrópolis. Otra es la triada de Micerinos que se trata de un alto relieve en donde aparece el faraón acompañado de su mujer y una diosa. También la figura del Escriba (Museo del Louvre), de estuco policromado y representando realizando su trabajo.

Imperio Medio (1900 a.C.)

Sobresale la Cabeza del faraón Sesostris III realizado en granito rosa.

Imperio Nuevo (1500 a.C.)

En este periodo tenemos que hacer mención a la revolución cultural y religiosa llevada a cabo por el faraón Amenofis IV, también llamado Akenatón, y fue revolución porque tuvo la osadía de ser el primer faraón monoteísta al cambiar al Dios Amón por el de Dios Atón, y cambiando la capital de Tebas a Tell el Amarna; además con él el arte paso a ser más realista y naturalista.

Todo ello se ve reflejado en el retrato de Akenatón y el famoso Busto de Nefertiti, su esposa, que aparece con la cabeza rapada y un aparatoso tocado siendo su material la caliza policromada.

Después de la caída de Akenatón le sucedió en el trono Tutankamón, quién volvió al rito del Dios Amón y a Tebas como capital. Lo más importante es su tumba y ajuar. Este periodo se cierra con la dinastía de los Ramésidas, que era de tipo militarista e imperialista, lo cual se refleja en la famosa tumba de Abu Simbel y en los Colosos de Memnon.

Época Saítica

Se llama así porque ahora la capital de Egipto se cambió a la ciudad de Sais, en el delta del Nilo y sus esculturas se caracterizan por plasmar un gran realismo, quedando muy lejos la ley de la frontalidad. Como ejemplo, está la Cabeza verde, en basalto, que representa un sacerdote de Amón.

Esculturas egipcias famosas

La escultura jugó un papel importante dentro del arte egipcio, especialmente la escultura funeraria. Así, se realizaron un gran número de figurillas funerarias, los famosos ushebtis, como una especie de sirvientes de ultratumba. También se colocaban en las tumbas esculturas del difunto para poder ser identificado por el ka en el caso de que el cuerpo del difunto no se hubiese conservado. Por ultimo, otras esculturas religiosas de importancia son las esculturas de dioses y esculturas monumentales que forman parte de los templos.

Entre las esculturas egipcias más famosas se destacan las siguientes.

  • El escriba sentado. Esta es una de las estaturas más icónicas de la escultura desde Imperio Antiguo de Egipto, además de una de las mejor conservada. De gran realismo, el escriba sentado se esculpió entre los años 2480 y 2350 a de C.
  • La estatua de Ramsés II. Esta es una colosal estatua yacente de Ramsés II en Menfis, la capital del Reino Antiguo de Egipto.
  • Las estatuas de Micerino y la esposa real. La estatua del rey Micerinos representa al faraón de la IV dinastía del Imperio Antiguo de Egipto que reinó entre 2514 a.C. y 2486 a.C., y a su esposa la reina Jamerernebty II.
  • El sarcófago de Seti I. Esta pieza es un sarcófago de alabastro de tamaño natural del faraón Seti, faraón de la XIX Dinastía, descubierta en al tumba KV17 en el Valle de los Reyes en Egipto.
  • La estatua de Kefrén con Horus. Está considerada como una de las esculturas más bellas del Antiguo Egipto por la delicadeza con la que está tallada. En ella se representa a Kefrén, faraón de la dinastía IV. La estatua representa a un Kefrén joven con una aspecto físico perfecto, con una leve sonrisa y una mirada amplia hacia el infinito. Detrás de él se representa al dios Horus como un halcón que protege al faraón.
  • El busto de Nefertiti. El busto de Nefertiti es una de las esculturas más famosas del Antiguo Egipto. Un busto de piedra caliza con estuco pintado que representa a Nefertiti, la esposa faraón egipcio Akenatón. Se cree que se realizó en 1345 a. C.
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - Esculturas egipcias famosas

Pintura del arte egipcio: resumen

Vamos ahora a hacer el resumen de la pintura del arte egipcio para entender, mejor, las características y elementos principales de este arte.

La pintura egipcia se encuentra generalmente formando parte de la ornamentación de las tumbas privadas. La necrópolis de Tebas es una abundante fuente de testimonios sobre la lentitud en cuanto a la evolución de la tradición artística. También en ellas podemos encontrar unas extraordinarias ilustraciones que nos vienen a mostrar cómo era la vida de esta época.

El medio pictórico proporcionó mayores probabilidades que el medio escultórico, al otorgarle al artífice la oportunidad de concebir ilustraciones llenas de color referente a la vida alrededor del río Nilo.

La mayoría de la pintura egipcia se hace sobre piedra preparada anteriormente con estuco, aunque también la podemos encontrar sobre papiro. Los colores empleados van a ser terrosos y vivos.

Al igual que en la escultura, también va estar presente la ley de la frontalidad, donde se suele mostrar la cabeza de perfil y el cuerpo de frente, lo que corresponde a un estado poco desarrollado de las técnicas de representación en perspectiva. La composición de la pintura egipcia suele ser en franjas, aunque también podemos encontrar todo un muro con una única representación.

Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - Pintura del arte egipcio: resumen

Periodos de la pintura del Antiguo Egipto

Vamos ahora a detallar los diferentes periodos en los que se divide la pintura del Antiguo Egipto:

  • Imperio Antiguo: tenemos pinturas que aluden a la naturaleza, como la flora, la fauna…
  • Imperio Medio: nos encontramos con grandes pinturas murales en las tumbas, bien de tema cotidiano o alusiva a la corte.
  • Imperio Nuevo: destaca la innovación pictórica que supone la dinastía XVII con Akenatón, donde se intentara captar la tercera dimensión y aparece un gran realismo, como el que se puede apreciar en las pinturas de Tell el Amarna.
  • Como ejemplo alusivo a toda la pintura de manera general citaremos las pinturas de la Tumba de Nebamun, donde aparece Nebamun cazando aves, acompañado por unas bailarinas y músicos.
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - Periodos de la pintura del Antiguo Egipto

Características de la pintura egipcia

Entre las características de la pintura egipcia más relevantes podemos señalar que:

  1. La pintura egipcia que se ha conservado hasta nuestros días es la pintura mural, concretamente la realizada sobre las paredes de las tumbas, si bien también hay restos y ejemplos de cómo la pintura también se realizaba sobre papiro como es el caso del Libro de los muertos.
  2. Las paredes se trataban con un enlucido de yeso para optimizar su estado y su apariencia, eliminando imperfecciones, rugosidades y desniveles.
  3. Los escribas eran los encargados de efectuar los trazados de aquellos que se iba a pintar sobre las paredes.
  4. Para el traslado del dibujo se recurría al método de retícula sobre los muros. Una vez dibujada la retícula con una cuerda bien tensada y empapada en pintura, se comenzaba a pasar cada imagen y cada texto a la pared. Una tarea que realizarían los aprendices, siendo los maestros quiénes efectuasen correcciones y finalizasen el trabajo.
  5. Se pintaba con un pigmento oscuro, habitualmente en tonos ocres y amarillos, mezclado con limo para remarcar el diseño y que los escultores tuviesen más fácil la tarea de remarcar las figuras y dejar todo el conjunto, tanto figuras como jeroglíficos, en bajorrelieve.
  6. Como fase final, los pintores aplicaban la pintura con brochas y pinceles.
  7. Los colores son planos, sin claroscuros, recurriéndose en ocasiones a veladuras para hacer transparencias.
  8. La paleta de colores es limitada y en ella tienen protagonismo los colores básicos: blanco, rojo, verde, azul, amarillo y negro.
  9. Se aplicaba también un barniz para proteger y preservar las pinturas.
  10. Se representa al difunto idealizado, siempre joven y esbelto, representándose todas las partes del cuerpo, algo por lo que siempre aparecen de frente con la cabeza de perfil, ojo de frente, las extremidades de perfil y el torso de frente.
  11. Los egipcios utilizan la perspectiva jerárquica que da un mayor tamaño a los personajes más destacados e importantes.
  12. La imagen tiende a la planimetría con colores saturados y una línea de contorno cerrada.
  13. Se recurre a la frontalidad para la representación de todas las figuras, representándose partes del cuerpo de perfil y otras de frente.

Pinturas egipcias famosas

Entre las pinturas egipcias más famosas se destacan las siguientes.

Las ocas de Meidum

Las ocas de Meidum es una pintura en relieve que decora el interior de la mastaba de Nefermaat en Meidum, en el Fayum, a 100 kilómetros de El Cairo. Unas pinturas de principios de la IV dinastía en las que se representan seis ocas en dos grupos simétricos sobre un fondo liso y con algo de vegetación rodeándolas. El dibujo es muy minucioso y sofisticado, siendo una de las creaciones pictóricas más hermosas de las que se conservan en Egipto. Se conservan en el Museo Egipcio de El Cairo y se destacan por ser una creación precisa, cuidadosamente elaborada y de gran madurez creativa.

Tumba de Nakht

La tumba de Nakht es la tumba de un noble excavada en el Valle de los Reyes y en la que frente a la sencillez estructural se contrapone una profusa decoración con pinturas. En estas pinturas se representan varias escenas en las que aparecen los servidores del matrimonio realizando diferentes actividades cotidianas. Las figuras principales aparecen representadas con cierto hieratismo, mientas los servidores presentan un gran dinamismo. La composición de ordena de manera habitual: un zócalo pintado y una cenefa rematada por formas geométricas.

También se representan falsas puertas y más escenas de figuras femeninas tocando instrumentos como el laúd, el arpa o la flauta. Una escena en la que la figura central, que toca el laúd, aporta gran dinamismo y se representa desnuda, mientras el resto de intérpretes aparecen con una postura más hierática.

Otra de las escenas más destacadas es la de la vendimia, una escena sobre fondo blanco, en otra de las escenas aparece una pareja arando la tierra, además de la siembra con una hoz y árboles con frutos, Todo representado con mucho detallismo.

Tumba de Nefertari

De tamaño mayor que las anteriores, la tumba de Nefertari presenta un techo decorado con una pintura mural en color azul intenso con estrellas amarillas. Un intento de representar el cielo. Además, en la tumba también hay una escena en la que se representa a Nefertari llevando una ofrenda a la diosa Hathor.

Otra de las escenas en las que aparece la reina, ésta se encuentra jugando al ajedrez en una escena ritual. La reina vuelve a la vida, algo que simboliza el hecho de jugar al ajedrez.

Tumba de Amenofis

En esta tumba se representa una conversación entre el faraón y el dios Osiris. En la pintura predomina el trazado, existiendo cierta policromia en solo algunas partes, especialmente en los atributos y los adornos de ambas figuras. Hay un gran hieratismo.

Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen - Pinturas egipcias famosas

Si deseas leer más artículos parecidos a Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de Historia del Arte
Lección 32 de 301
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen
Pregunta al profesor sobre Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Virginia
Que nombre reciben las esculturas de las tinajas. O como se identifica?
Lisseth xD
Grazie a tutti per tutto il informazioni xD
lol
muy buena información
1 de 8
Arte egipcio: Escultura y pintura – Resumen