menu
Compartir

Daumier: obras más importantes

 
Por Ana Prado Antúnez. 25 enero 2022
Daumier: obras más importantes

Honoré Daumier (1808-1879) fue un artista polifacético y uno de los representantes más destacados y populares del realismo francés. Fue un gran caricaturista, además de pintor, escultor, y dibujante en el que primó el sarcasmo, la crítica y la mordacidad mostrando la realidad desde una óptica de denuncia de la sociedad y la actualidad. Daumier, formado en el dibujo con Jacques-Louis David (1748-1825), tuvo siempre una gran afinidad con la clase obrera y los movimientos sociales que denunciaban la hipocresía de la burguesía, defendiendo la emancipación de la mujer.

En esta lección de unPROFESOR.com te presentamos las obras más importantes de Daumier, mostrando tanto su faceta de caricaturista como sus pinturas de pequeño tamaño, unos cuadros con enorme expresividad y trazo fuerte y enérgico que influyeron notablemente en las corrientes expresionistas.

También te puede interesar: El Bosco: obras más importantes

¿Quién es el pintor Honoré Daumier?

Nacido en Marsella, Daumier comenzó su trayectoria artística dibujando anuncios publicitarios y realizando caricaturas para la revista cómica La caricature. Un trabajo que le reportó gran fama por sus litografías llenas de una aguda sátira política, llegando incluso a entrar en la cárcel en 1832 por una caricatura del rey Luis Felipe I de Orleans, como Gargantúa.

Tampoco se libró la burguesía de ser satirizada por Daumier, siendo su obra más conocida las litografías publicadas en el periódico Le charivari. También destacó como escultor en yeso y bronce, siendo muy valorado por las galerías de arte.

Su obra fue muy prolífica y en ella refleja su notable talento para el dibujo, realizando alrededor de 4000 litografías, 300 dibujos y 200 pinturas en las que resalta su agudeza y la profundidad de su crítica. Daumier vivió las revoluciones de 1830 y 1848, el paso del triunfo del liberalismo burgués a la restauración de conservadurismo y el inicio del Segundo Imperio francés (1852-1870).

Durante todos esos años, Daumier se constituyó en cronista de la vida urbana, reflejando la pobreza, las injusticias y la marginación social.

Noctámbulos (1847), una obra de Daumier muy destacada

En este óleo sobre cartón Daumier representa la figura del flaneur o paseante, una figura glosada por Baudelaire como la persona que pasea por la ciudad como si esta fuese un paisaje. Un personaje nacido en el ambiente de exaltación del progreso y del mundo metropolitano del siglo XIX.

Los flaneurs se dedicaban a deambular por la ciudad con el único fin de observar y pasear sin más propósito, siendo ciudadanos, observadores y críticos.

Daumier representa a dos personajes en un marco urbano nocturno, sin detallar las figuras, pero sí ofreciéndonos los rasgos precisos para conocer su edad y condición social.

Daumier: obras más importantes - Noctámbulos (1847), una obra de Daumier muy destacada

Alegoría de la República (1848)

Esta es una de las obras más importantes de Daumier, una alegoría de la República francesa. Fue realizada por Daumier para un concurso organizado para celebrar la proclamación de la Segunda República en Francia. Una obra en la que cambia de registro de caricaturista político a pintor realista.

Para Daumier, la República es una mujer fuerte, capaz de alimentar a sus hijos, instruirles y sostener la bandera francesa con energía. Así, la representa sentada, agarrando con fuerza la bandera y amamantado a dos niños, mientras un tercero lee absorto a los pies de la República, bajo su amparo.

Además de la influencia de Miguel Ángel por la robustez de la figura y la expresividad y vigorosidad del dibujo, también podemos apreciar la exactitud del trazo propia de su estilo y a gran carga simbólica y expresiva. Un estilo que influyó notablemente en Corot y Delacroix, además de ser maestro de artistas de siguientes generaciones como Van Gogh o Picasso.

Daumier: obras más importantes - Alegoría de la República (1848)

Abogados (1848)

En el Nuevo Régimen cobró especial protagonismo la figura del abogado, generando muchas críticas por la arbitrariedad de sus actuaciones y los abusos de poder que realizaron amparados por su poder burocrático y jurídico. Daumier, a quien no le caían especialmente bien los abogados, llevó a cabo numerosas sátiras sobre su actuación, dejándonos un increíble estudio sociológico de su época.

En esta obra, Daumier nos muestra la figura de dos abogados con aspecto endiosado y llenos de cinismo. Una obra en la que Daumier se inspira en maestros como Goya o Velázquez, además de emplear los claroscuros y las sombras al estilo de Caravaggio.

Daumier: obras más importantes - Abogados (1848)

Crispín y Scapino (1860- 1865)

Crispín y Scapino es otra de las obras más importantes de Daumier. Y es que otro de los temas que atrajeron a Daumier fue el mundo del circo y el teatro.

En esta obra, el pintor representa a dos actores interpretando la obra Los enredos de Scapin de Moliere. Daumier demuestra su pericia como dibujante al captar justo el instante y la actitud y gestos exagerados y melodramáticos de los actores.

Este cuadro tuvo un gran éxito, mostrando la complicidad de los personajes, algo para los que empleó los juegos de sombras y la agudeza y precisión del trazo como manera de mostrar la picaresca y la astucia de Crispin y Scapino.

Daumier: obras más importantes - Crispín y Scapino (1860- 1865)

Lavandera (1863) de Daumier

Junto con Un vagón de tercera clase (1864), esta es una de las obras de Daumier más importantes. Ambas obras forman parte de los retratos de la clase humilde que Daumier realizó durante el Segundo Imperio como crítica y crónica social urbana.

En este óleo sobre lienzo representa a una lavandera que porta un cesto de ropa mientras agarra de la mano a una niña pequeña. La obra desprende de una clara e intensa el esfuerzo y el agotamiento de la mujer en su intento de subir las escaleras, símbolo de ese deseo de sobrevivir, de superar el día a día, cargada con su duro trabajo y la maternidad. La lavandera es una mujer robusta y fuerte, una heroína para Daumier, capaz de ser mujer, una honrada trabajadora y madre.

El claroscuro vuelve a ser la técnica empleada por Daumier, mostrando a las figuras en sombra e iluminadas desde atrás por una luz intensa. Una imagen que también inspiró a Toulouse-Lautrec, Picasso y otros artistas de las vanguardias del siglo XX.

Daumier: obras más importantes - Lavandera (1863) de Daumier

Si deseas leer más artículos parecidos a Daumier: obras más importantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • GUTIÉRREZ JIMÉNEZ, María Eugenia. El ojo que nos desnuda. Honoré Daumier y la potencia política de la caricatura. IC Revista Científica de Información y Comunicación, 12, 267-271, 2015.
  • I JULI, Balius. Honoré Daumier, genio de la caricatura. Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte, 2009, vol. 16, no 133, p. 397-399.
  • JIMÉNEZ, María Eugenia Gutiérrez. El ojo que nos desnuda. Honoré Daumier y la potencia política de la caricatura. IC Revista Científica de Información y Comunicación, 2015, no 12.
  • MORENO GALVÁN, José María, et al. Honoré Daumier (1808-1879). 1979.
  • RUIZ, Óscar Ortega. Honoré Daumier: la risa republicana. Sur: Revista de literatura, 2015, no 5, p. 36.
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 104 de 201
Daumier: obras más importantes
Daumier: obras más importantes

Pregunta al profesor sobre Daumier: obras más importantes

¿Qué te ha parecido el artículo?
Daumier: obras más importantes
1 de 6
Daumier: obras más importantes

Volver arriba