Compartir

Historia de Cataluña en la Segunda República

Por Fernando Romero Real. Actualizado: 21 septiembre 2018
Historia de Cataluña en la Segunda República
Imagen: El Periódico

Cataluña, a lo largo de la historia de España, ha tenido un papel fundamental dado que siempre ha sido un marco geográfico dedicado al comercio y a la industria del país, al igual que parte del norte español; por ello, no es de extrañar que siempre haya sido considerado uno de los territorios más ricos del reino. En esta lección de unPROFESOR hablaremos sobre la historia de Cataluña en la Segunda República resaltando los momentos más importantes dentro de la vida socio-política del momento.

También te puede interesar: Logros de la Segunda República Española

El inicio de la República

La dictadura de Primo de Rivera hizo que la figura de la monarquía quedara en entredicho, haciendo que fueran muchos los partidos republicanos que nacieron a lo largo de la dictadura. Estos fueron nutriéndose tanto de burgueses con grandes aspiraciones económicas, aunque en su mayor parte fue nutrido por los obreros, personas en una gran precariedad que buscaban en un cambio de sistema político, la mejora para sus vidas. El problema sería que, con el tiempo, se darían cuenta que ese cambio no les solucionaba nada.

Tas esta dictadura, hubo dos gobiernos más, el primero perteneciente al general Dámaso Berenguer, denominado por los historiadores como la dictablanda, una especie de dictadura militar que buscaba la pacificación y la vuelta a la constitucionalidad del país. Esta fracasó, dando paso a un segundo gobierno, el cual sería encabezado por el almirante Juan Bautista Aznar, que al final fue obligado a convocar elecciones municipales el 12 de abril de 1931, fecha en la que se produjo el ascenso de los partidos republicanos al poder y por ende el cambio de sistema político en España.

El papel de Cataluña durante el inicio de la República

Continuando con la historia de Cataluña en la Segunda República hemos de situarnos en el 14 de abril de 1931, fecha en la cual se proclama la República en Cataluña tras los resultados de las elecciones municipales.

Ese momento a su vez fue utilizado por Esquerra Republicana para proclamar el Estado Catalán, el cual debía insertarse en una república de los pueblos ibéricos, haciendo por tanto una república federal. Esta iniciativa fue tomada por Francesc Macià, y tuvo como resultado un enfrentamiento con el recién nombrado gobierno de España (ya republicano).

De ese modo y de manera ipsofacta, el 17 de abril se reunían en Barcelona emisarios del gobierno central para que éste se retractara del autoproclamado “Estado catalán”, a cambio, el Gobierno accedería a la estructuración de una autonomía para Cataluña.

A partir de ese momento, desde Cataluña se decidió trabajar en un estatuto de autonomía que debía presentarse en las Cortes españolas y el 3 de agosto de 1931 era entregado el documento al Gobierno. El problema fue que se excedían en las labores que se permitían realizarse, pues desde Cataluña se abogaba por una República federal, mientras que la constitución realizada desde el gobierno, defendía una República integral, es decir, no se podía dividir el país.

Aun así, debemos de saber que entre los meses de enero y abril de 1932 se siguió discutiendo sobre el asunto para encontrar un punto en común con el cual quedar contentas ambas partes. El 9 de septiembre de 1932 se aceptaba el Estatuto de Autonomía para Cataluña eliminando del original las palabras “Estado, soberanía y federal”, dado que el Gobierno y el resto de España no aceptaban tal afrenta.

Aun así, fueron los propios ciudadanos los que vieron recompensadas gran parte de sus demandas, siendo solo los partidos más radicales los que quedaron descontentos con el trato realizado con el Gobierno Central.

Historia de Cataluña en la Segunda República - El papel de Cataluña durante el inicio de la República
Imagen: Slideshare

La radicalización de Cataluña

El ascenso de las fuerzas de la CEDA para finales de 1933 hicieron que las relaciones con el gobierno de Cataluña fueran a menos, dado que en ellos gobernaba la izquierda y en el Gobierno estaba en ese momento la derecha.

En esta etapa de la historia de Cataluña en la Segunda República encontraremos que, desde el gobierno catalán gobernado por Companys, se llevó a cabo la creación de una reforma agraria que beneficiaba a agricultores pequeños que trabajaban tierras dependientes del gobierno o de terratenientes sin la posibilidad de poder comprarlas. Fue esta reforma la que permitía poder comprar por parte de los pequeños agricultores parcelas de tierra, aunque desde la derecha catalana se exigió al Gobierno que obligara a Cataluña a volver a la normalidad, haciendo que fuera anulada la ley.

Entre los días 1 y 6 de octubre de 1934 encontraremos en España las primeras huelgas generales motivadas por la entrada en el gobierno central de miembros de la CEDA, los cuales anteriormente estaban bien posicionados pero no tenían tal fuerza. Estos movimientos fueron encabezados por los socialistas en su mayoría, y aunque la CNT no participó de forma directa, pues no apoyaba la huelga, la ciudad de Barcelona quedó totalmente paralizada.

El 6 de octubre, Companys y todos sus consejeros proclamaron la República Catalana, dado que decían que el gobierno de Lerroix se encontraba más cerca de la monarquía y del fascismo que de la república. Inmediatamente, el Gobierno central respondió aplicando la Ley de Orden Público de 1933, es decir, el Estado de Guerra, haciendo que el general Batet tomara el mando de la situación en Cataluña.

Tras esto, comenzaron una serie de enfrentamientos de guerrilla en la ciudad condal, que se saldaron con la vida de civiles y militares. El 7 de octubre, era detenido Companys y el resto del gobierno catalán, además de otros políticos, los cuales fueron conducidos a prisión en el buque Uruguay.

Historia de Cataluña en la Segunda República - La radicalización de Cataluña

Las consecuencias para Cataluña

La última etapa se centra en la pérdida de la autonomía el 14 de diciembre de 1934 debido al acto de rebeldía realizado desde el gobierno de la Generalitat. Por otro lado, el gobierno de Lerroix realizó una dura represión sobre los partidos y sindicatos afines al independentismo.

El abril de 1935 se levantaba el Estado de Guerra en Cataluña devolviéndose parte de la autonomía a la Generalitat, aunque el orden público siguió perteneciendo al Gobierno por miedo a que volvieran a producirse los sucesos anteriormente mencionados.

Poco tiempo después estallaría la Guerra Civil española donde Cataluña jugó un papel fundamental en defensa de la República española.

Si deseas leer más artículos parecidos a Historia de Cataluña en la Segunda República, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de Historia de España
Lección 82 de 127
Historia de Cataluña en la Segunda República
Historia de Cataluña en la Segunda República

Pregunta al profesor sobre Historia de Cataluña en la Segunda República

¿Qué te ha parecido el artículo?
Historia de Cataluña en la Segunda República
Imagen: El Periódico
Imagen: Slideshare
1 de 3
Historia de Cataluña en la Segunda República

Volver arriba