menu
Compartir

La balsa de la medusa: comentario y análisis

 
Por Ana Prado Antúnez. 22 septiembre 2022
La balsa de la medusa: comentario y análisis

La balsa de la Medusa es un óleo de grandes dimensiones que constituye una de las grandes obras del Louvre. Una de las grandes obras de Géricault (1791–1824), uno de los pintores más relevantes del Romanticismo francés, además de ser un cuadro polémico y con una terrible y dramática historia detrás. Es un cuadro que generó gran controversia tanto por su tema como por cómo pintó Géricault el cuadro.

En esta lección de unPROFESOR.com te ofrecemos un comentario de La balsa de la medusa y análisis, además te contamos toda la historia y curiosidades que se hallan detrás de esta obra del Romanticismo francés.

También te puede interesar: La ronda de noche: Comentario y análisis

Análisis de La balsa de la Medusa

La balsa de la Medusa es un óleo sobre lienzo de grandes dimensiones firmado por uno de los pioneros de la pintura romántica, Jean-Louis André Théodore Géricault, pintor francés discípulo de Pierre-Narcisse Guérin y maestro de Delacroix.

Tema de La balsa de la Medusa

Es un acontecimiento contemporáneo y realmente escabroso y polémico: el naufragio del buque Medusa frente a las costas africanas. La pintura eras toda una denuncia contra el gobierno por la negligencia cometida por el capitán de la fragata, perteneciente a la marina francesa y próximo al gobierno conservador. El gobierno censuró la noticia y no dejó que se publicase. El cuadro de Géricault fue el medio empleado por el pintor para mostrar al gran público cómo había ocurrido todo. El escándalo estaba servido.

La tragedia es uno los temas de interés de los románticos. El hombre ante su destino y a la merced de las fuerzas de la naturaleza y enfrentándose a aquello que le supera. El paisaje se convierte así en un protagonista más de la obra de arte romántica. Para ello, Géricault eligió el momento más dramático: cuando los náufragos tratan de llamar la atención de un barco que se otea en la lejanía. Los supervivientes se mantienen a duras penas sobre una plataforma destrozada, llena de muertos, y ondeando sus camisas para intentar ser vistos.

Composición de la obra

La composición está construida sobre un eje principal marcado por una diagonal que viene marcada por uno de los cadáveres, en la zona izquierda, y que se prolonga hasta la camisa que ondea en manos de otro náufrago de piel tostada por el sol. Otra segunda diagonal se traza en sentido contrario desde el cuerpo de la esquina derecha hasta la vela hinchada.

Las dos diagonales se cruzan en aspa, mostrándonos también una serie de posturas enlazadas de todos los cuerpos. Un conjunto lleno de dinamismo que impregna la obra de dramatismo y que recuerda las composiciones barrocas de Caravaggio o Rubens.

El dibujo y el trazo

Géricault utiliza un dibujo lleno de detalles para mostrarnos a las víctimas del naufragio, mientras que el mar y el cielo aparecen reflejados con unas pinceladas sueltas. Aquí también es notable la influencia de Caravaggio al introducir tonos rojizos en algunas áreas en la camisa y la vela, empleando la luz para crear un ambiente dramático y recordándonos el tenebrismo típico de este pintor barroco.

Con varios puntos de luz, el pintor consigue recrear ese ambiente lleno de desesperanza y muerte al llamar la atención sobre los muertos del primer plano, sobre los supervivientes o sobre el hombre que ondea su camisa. Al fondo hay un fuerte resplandor sobre el cielo lleno de nubes e iluminando toda la escena.

Espacio y tratamiento del paisaje

Por lo que respecta al espacio y al tratamiento del paisaje, Géricault trata de centrar toda la atención sobre lo que acontece sobre la balsa y para conseguirlo, el pintor se decantó por adoptar un punto de vista elevado. Un punto de vista que le permite mostrar las expresiones de los supervivientes, mientras que la parte superior del lienzo lo reserva para representar ese cielo tormentoso. Un paisaje que recuerda a los cielos cargados utilizados por Tintoretto.

También se aprecia la influencia de Caravaggio y Tintoretto en su dominio de la anotomía, el uso de marcados escorzos y una gran expresividad en los gestos y movimientos. Su deseo de aportar realismo llevó a Géricault a obsesionarse con la realización de estudios anatómicos constantes de cadáveres de la morgue para dar verosimilitud al cuadro al recrear los cuerpos de los náufragos muertos.

La balsa de la medusa: comentario y análisis - Análisis de La balsa de la Medusa

Comentario de La balsa de la Medusa

Esta obra de Géricault constituye un avance y un manifiesto del estilo romántico al abordar tanto un tema típico de esa escuela como desplegar sus técnicas. Así, en esta obra estamos ante un a tragedia en la que el hombre sucumbe ante las fuerzas de la naturaleza, mientras que, en lo técnico, Géricault utilizó recursos manieristas y barrocos como:

  • Las composiciones en diagonal
  • El tenebrismo
  • Los escorzos
  • Etcétera

Una tendencia que se distancia del neoclasicismo y que inspirará a otros artistas como Delacroix. Por tanto, Delacroix se inspirará en Géricault para la creación de obras como La Libertad guiando al pueblo. Un estilo al que él sumará otras influencias como el tipo de pincelada empleada por artistas como Rubens o Velázquez.

Otro aspecto interesante de la obra es la introducción de un episodio histórico para efectuar una crítica de corte revolucionario y cuestionar las verdades establecidas por la historia oficial y defenderlos ideales revolucionarios.

La balsa de la medusa: comentario y análisis - Comentario de La balsa de la Medusa

Historia de La balsa de la medusa y significado

Todo comenzó en 1816 cuando cuatro navíos franceses partieron desde el puerto de Rochefort al objeto de colonizar Senegal. Pero el viaje se truncó para La Medusa alejarse del resto y quedar varada en un banco de arena a unas 50 millas de la costa.

El capitán de La medusa, Hugues Duroy de Chaumerey, dispuso que los pasajeros se evacuasen según su condición social, embarcándose en los seis botes salvavidas los más pudientes, mientras el resto quedaron relegados a una balsa de 20x7 que sería remolcada por los botes. Algo que se quedó en el intento, dejando la balsa a la deriva.

Los botes consiguieron salvarse y llegar a la costa, mientras los náufragos de la balsa fueron rescatados 13 días después por el Argus, otro de los navíos que integraban la flotilla. En la balsa solo quedaban vivas 15 personas, todas en un estado lamentable. Los supervivientes narraron al médico Henri Savigny y al armador Alexander Corréard el infierno que habían vivido, desde suicidios a canibalismo, hambre y deshidratación.

La sociedad francesa quedó conmocionada por el drama y el rey Luis XVIII se vio en la obligación de poner en marcha un juicio militar contra el capitán de La Medusa por su negligencia y el abandono de la tripulación.

La historia fue censurada para tapar la negligencia de la fragata y del capitán, vinculado con el gobierno conservador, pero Géricault efectuó este cuadro para dar a conocer la historia y su escándalo social que suponía para el país.

¿Cómo representó Géricault este histórico momento?

  • Decidió mostrarnos justo el momento en el que los náufragos avistaron el barco, el Argus, que los rescataría unas horas más tarde. El 17 de julio de 1816 por la mañana.
  • La balsa medía 20x7 metros y albergó a 150 personas. Géricault reprodujo la verdadera balsa a partir de las descripciones realizadas por los supervivientes.
  • Géricault puso 4 náufragos más de los existentes hasta un total de 19. En la balsa solo quedaron 15 supervivientes.
  • La pareja que se suponen padre e hijo son un hombre mayor que sujeta el cadáver de un niño de 12 años. El niño habría fallecido unos 5 o 6 días antes de la llegada del Argus.
  • Géricault pidió a su amigo Delacroix que posase para el retrato de uno de los náufragos. El cadáver que yace debajo del niño.
  • También aparece representado un soldado negro que se encargó de arrojar al agua a los cadáveres y a los enfermos durante aquella pesadilla.
  • Unos nobles franceses quisieron comprar la obra con la intención de romperla, pero la terminó comprando el rey Luis XVIII para donarla al Louvre, museo en el que se localiza en la antigüedad.
  • Gericault puso calcetines en los pies de algunos de los personajes a posteriori.
  • Pintó el cuadro antes de los 30 años, falleció a los 32, convirtiéndose en un pintor incómodo para el estado francés. En su afán por el realismo, el pintor llegó a llevarse muertos de la morgue a su casa: miembros seccionados y hasta cabezas decapitadas. Con esos restos montó una réplica de la balsa apilándolos allí y realizando unos bocetos escalofriantes.
  • La pintura histórica tomaba un nuevo rumbo y en el cuadro se representaba una estructura piramidal sobre una base inestable, el mar. Una estructura en la que aparecen reflejados sentimientos que van desde la resignación a la esperanza.
La balsa de la medusa: comentario y análisis - Historia de La balsa de la medusa y significado

Si deseas leer más artículos parecidos a La balsa de la medusa: comentario y análisis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • Aguayo, D. M. B. (2019). Análisis de la pintura" La Balsa de la Medusa". Horizonte Histórico-Revista semestral de los estudiantes de la Licenciatura en Historia de la UAA, (18), 3-15.
  • Noguera, H. (1984). En torno a" La balsa de la Medusa".
  • Buck-Morss, S. (1993). Estética y anestésica. Una revisión del ensayo de Walter Benjamin sobre la obra de arte. La balsa de la Medusa, 25, 55-98.
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 30 de 201
Nuevo
La balsa de la medusa: comentario y análisis
La balsa de la medusa: comentario y análisis

Pregunta al profesor sobre La balsa de la medusa: comentario y análisis

¿Qué te ha parecido el artículo?
La balsa de la medusa: comentario y análisis
1 de 4
La balsa de la medusa: comentario y análisis

Volver arriba