menu
Compartir

Pintura románica: características generales

Por Juana Moreno. Actualizado: 11 febrero 2022
Pintura románica: características generales

El arte románico se podría decir que es el primer estilo artístico internacional de la cultura occidental representando a una Europa unida espiritualmente, al margen de las divisiones políticas. Esta uniformidad artística cronológicamente tiene lugar desde comienzos del siglo X hasta el siglo XIII. A continuación, en esta lección de unPROFESOR vamos a ver cuáles son las características generales de la pintura románica para que conozcas mejor este movimiento artístico que se labró en Europa.

También te puede interesar: Pintura gótica: Características generales

¿Cómo era la pintura románica?

Cronológicamente, la pintura románica data del último cuarto del siglo XI, suponiendo una ruptura con la tradición prerrománica y la influencia de la pintura bizantina que llegaba a Occidente desde el sur de Italia. Una pintura esencialmente de tipo mural, además de mosaicos y miniaturas, que se prolongará hasta el siglo XII, conviviendo con el gótico hasta el siglo XIII. Una manifestación artística breve y cuyo final vino de la mano de desaparición de los muros continuos, las bóvedas y los ábsides lisos con la llegada del gótico.

La pintura románica es una pintura bidimensional que ofrece una interpretación simbólica de la realidad. Una bidimensionalidad que viene también condicionada por subordinarse al marco arquitectónico, plasmándose principalmente en muros, ábsides y bóvedas de las iglesias, manuscritos, libros miniados y sobre tabla. Una característica que obedece a la tradición de considerarse la obra terminada hasta que no se pintaban sus muros y el “horror vacui” o miedo a los espacios vacíos.

Asimismo, las figuras se dibujan siguiendo ejes verticales y horizontales de simetría, encajando las imágenes y delimitándolas con trazos rígidos, contorneándolas con color negro.

Estilos de la pintura románica

Una pintura de tema religioso y que presenta varios estilos:

  • Italo bizantino
  • Carolingio
  • Visigodo y mozárabe, además de los llamados arte asturiano y arte de repoblación.
  • Románico
  • Irlandés
Pintura románica: características generales - ¿Cómo era la pintura románica?

Pintura románica: lugar de aplicación

Empezamos con las características generales de la pintura románica hablando de los lugares en los que se aplicó este tipo de arte pictórico. La pintura románica, al igual que la escultura, está subordinada al marco arquitectónico y esta se va a plasmar principalmente en los muros, ábsides y bóvedas de las iglesias, aunque también veremos pintura románica en manuscritos y sobre tabla.

En lo que se refiere a los manuscritos y libros miniados, adquiere una gran importancia la pintura románica dándose la posibilidad de una decoración a página completa o por partes aisladas, como por ejemplo está en el llamado Libro de los Testamentos, que se conserva en la Catedral de Oviedo y se podría considerar una de las mejores muestras de miniatura románica en España. El objetivo principal era el de adornar los libros, sin ninguna intención didáctica.

En España es también muy característico encontrar este tipo de pintura sobre tabla que suelen darse sobre todo en los frontales y laterales de las mesas de los altares. La disposición de estos frontales es que en la parte central aparece el Pantocrátor, la Virgen o algún santo y luego a ambos lados, hay diversas escenas separadas por franjas. Como ejemplo importante destacar el frontal de Aviá datado en el siglo XIII.

Pintura románica: características generales - Pintura románica: lugar de aplicación

Características de la pintura románica

Entre las características generales de la pintura románica se destacan:

  • Se emplea la técnica del fresco para la pintura mural en paredes y ábsides del interior de las iglesias. Los retoques y la decoración de los frontales de altar se realizaban con la técnica de temple.
  • La influencia del arte bizantino se refleja en la estilización, el hieratismo y el siluetado de las figuras. Unas figuras esquemáticas, silueteado de las mismas en negro y rojo y yuxtaposición compositiva y con anatomías desproporcionadas, sin perspectiva lineal ni profundidad.
  • Utilización de colores planos, puros y brillantes, sin mezclas, como contrapunto a la oscuridad de los interiores.
  • Los temas son religiosos, con una función didáctica, incluyendo contenidos alegóricos.
  • La composición es antinatural, sin profundidad ni sombras ni introducción del paisaje, utilizando solo la perspectiva jerárquica.
  • Una pintura de estilo ingenuo o primitivista, muy valorado e inspiración para las vanguardias del siglo XX.
  • La severidad y la majestad son dos características básicas de figuras como la de Cristo como Pantocrator.
Pintura románica: características generales - Características de la pintura románica

Otras características de la pintura románica

A continuación, vamos a analizar las características generales de la pintura románica atendiendo a la técnica y a la iconografía de este tipo de arte.

Iconografía de la pintura románica

Los temas tratados van a ser siempre bíblicos, es decir, el Apocalipsis (último libro del Nuevo Testamento) y sobre todo la Majestad Dominis o Pantocrátor. Otro de los temas era el de los Tetramorfos, que es la representación de los cuatro evangelistas acompañados de su correspondiente simbología: San Lucas (toro), San Marcos (león), San Juan (águila) y San Mateo (ángel).

Técnica

La técnica más utilizada es la del fresco para lo que se refiere a la pintura mural de los interiores de las iglesias y ábsides, sin embargo, los retoques se hacían con la técnica del temple en la que se utilizaba como aglutinante el huevo. Esta técnica también se utilizaba para decorar los frontales del altar.

Características formales

La singularidad de la pintura románica hay quien dice que deriva del mosaico bizantino y de la miniatura mozárabe, siendo su principal aportación la estilización, el hieratismo y el siluetado de figuras.

Entre sus características formales podemos concretar las siguientes:

  • La figura humana se va a reducir a esquemas, para plasmar así una idea concreta.
  • Trazo dibujístico grueso, silueteando las figuras en negro o rojo.
  • Utilización de colores planos, sin mezcla.
  • Representación de figuras hieráticas, es decir, sin movimiento.
  • Carencia de profundidad, es decir, sin perspectiva.
  • Composiciones yuxtapuestas, eso significa que van aparecer muchas figuras juntas y agolpadas.
  • La pintura va a ser antinatural y llena de misticismo.
  • Anatomía desproporcionada
Pintura románica: características generales - Otras características de la pintura románica

¿Cuál es la función de la pintura románica?

La principal función de la pintura románica es divulgativa, tratando de narrar la palabra de la Biblia de una forma comprensible y fácil para cualquier persona que entrará a la Iglesia.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de la población europea de la Edad Media era analfabeta y la imagen era la mejor opción para inculcar la propaganda eclesiástica.

Así, los temas más recurridos son los temas religiosos, incluyéndose también temas alegóricos para el alto clero.

Pintura románica en España

Tenemos un gran repertorio de pintura románica, pero se pueden dividir en dos focos principalmente: Castilla y León y Cataluña.

Cataluña

En Cataluña aparecen en el siglo XI importantes pinturas románicas, utilizando una técnica muy peculiar, como es el empleo del fresco retocado al temple dándole a las pinturas mucha más vivacidad. Este caso se podría aplicar en el Martirio de San Quirce. Por lo general resulta muy arcaizante y nos recuerda a la pintura bizantina del siglo VI y VII.

También tenemos que mencionar los frescos de San Clemente y Santa María de Tahull.

Castilla y León

La miniatura mozárabe, junto con matices más naturalista, va a dar lugar a una pintura románica de mayor inspiración y con más capacidad narrativa y toques de paisaje.

El ejemplo fundamental es la cripta de San Isidoro de León, cuyas pinturas datan del siglo XII, y son seis bóvedas cubierta con pintura donde se utiliza el blanco como elemento plástico para dar volumen. Dentro del convencionalismo característico, los ropajes y los rostros están tratados con una libertad y naturalidad poco corrientes y son fruto de una atención más dedicada al natural.

En Soria, nos encontramos pinturas en la iglesia de San Baudelio de Berlanga, característica porque en ella no se representan temas religiosos sino de cazas.

Por último, en Segovia están las pinturas de Maderuelo, que representan escenas del Génesis, donde vemos temas como el de Adán y Eva o el de Caín y Abel. Hoy día se pueden ver en el Museo del Prado en Madrid.

Pintura románica: características generales - Pintura románica en España

Pintura románica en Europa

Pero en Francia y en Italia también se puede disfrutar de la pintura románica más destacada de Europa, por eso, a continuación nos detenemos brevemente en estos dos países:

Francia

Destaca la gran bóveda de cañón de la cripta San Savin sur Gartempe, que data de 1200 y toda ella está decorada con clores claros y escasos: ocre, gris, verde, blanco, negro… en el techo destaca el Apocalipsis, pero en la bóveda el pintor ha representado muchas escenas de la Biblia. En la cripta se narra el martirio de San Savin y San Cipriano.

Pintura románica en Italia

Hay una gran influencia bizantina, donde las pinturas parecen mosaicos hechos al fresco. Los mejores frescos de Italia Central en este momento son los de la iglesia de San´t Angelo in Formis, que narra escenas evangélicas y del Antiguo Testamento.

¿Qué colores predominan en la pintura románica?

Según el tratado De diversis artibus de Teòfilo (XII), un completo recetario sobre las técnicas artísticas medievales, la pintura medieval se caracteriza por el uso de colores vivos e intensos creados a partir de materias primas de origen mineral, vegetal o animal, además de utilizar también pigmentos sintéticos.

Por otra parte, se recurrió además a pigmentos laca, un colorante que se combina con sustratos como el polvo de mármol, el yeso o el alumbre. Una forma de poder introducir los colores empleados por los tintoreros medievales en la pintura y, así, ampliar su paleta de colores.

Los colores más utilizados son el rojo del quermes o cochinilla, el azul del índigo, los obtenidos de minerales y que permitían obtener amarillos, naranja, rojo o el marrón, bermellón, azules y verdes.

Pintura románica: características generales - ¿Qué colores predominan en la pintura románica?

Pintura románica: ejemplos

En España existen dos grandes escuelas: la castellano-leonesa y la catalana.

Escuela castellano-leonesa

La escuela castellano-leonesa se caracteriza por tener una notable influencia mozárabe, siendo menor la bizantina. Aparecen elementos profanos, mostrando más libertad en lo que a la elección de temas se refiere.

  • Pinturas del Panteón de los Reyes de la iglesia de San Isidoro de León
  • Pinturas de la iglesia de Vera Cruz de Maderuelo (en el Museo del Prado)
  • Pinturas de la iglesia de San Baudelio de Berlanga
  • Pinturas de San Miguel de Gormaz

Escuela catalana

La escuela catalana está muy influenciada por la pintura bizantina, siendo su temática predominantemente religiosa.

  • Pinturas del ábside de la iglesia de San Clemente de Tahüll (Lleida).
  • Pinturas del ábside de la iglesia de Santa María de Tahüll (Lérida)
  • Pinturas sobre tabla

Por otra parte, también hay que hablar de los códices miniados o libros manuscritos o ilustrados elaborados en los Scriptorium de los monasterios por monjes muy cualificados y capaces de crear auténtica obras de arte de lo más suntuosas. Unas obras realizadas en hojas de pergamino y en las que trabajaban varias personas, desde el copista del texto a los ilustradores. Entre los principales ejemplos de manuscritos ilustrados en España:

  • La Biblia de Ripoll, procedente del Monasterio de Ripoll.
  • La Biblia de San Pedro de Roda, procedente del antiguo Monasterio de San Pedro de Roda.
  • Liber Testamentorum de la catedral de Oviedo, realizado en el siglo XII
  • La colección de Códices de las obras de Alfonso X, el Sabio.
Pintura románica: características generales - Pintura románica: ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Pintura románica: características generales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • CABALLERO CHICA, Javier, et al. Pintura Románica en Castilla y León
  • DE ÁVILA JUÁREZ, Antonio. El ciclo escatológico de las recientemente descubiertas pinturas románicas de San Miguel de Gormaz (Soria). Archivo español de arte, 2008, vol. 81, no 323, p. 291-302.
  • I PARETAS, Montserrat Pagès. Sobre pintura románica catalana. L'Abadia de Montserrat, 2005.
  • SUREDA, Joan; I LLUIS, Josefina Lluis. La pintura románica en Cataluña. Alianza Editorial, 1981.
  • VERDAGUER i SERRAT, Judit, Pintar hace mil años. Los colores del románico, Románico: Revista de arte de amigos del románico ( AdR ), ISSN 1885-8651, Nº. 19, 2014, págs. 48-55
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 26 de 186
Pintura románica: características generales
Pintura románica: características generales

Pregunta al profesor sobre Pintura románica: características generales

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Su valoración:
Yarid Diaz
es muy buena esta informacion y mas en tiempos de cuarentena ....que nos dejan muchos trabajos ...gracias y muy util
Su valoración:
Ramen
Muy buena página, me ha ahudado ha haceer un trabajo de geograpy an history de 2 de la ESO que era de encontrar diferencias entre el arte Gótico y el Románico. Muchas gracias me habeis salvado el trimestre.
Su valoración:
Daniel
¿Qué temática se representa en la pintura románica?¿Porqué?
Ramen
Lógicamente representa las cosas religiosas y esas cosas
Daniel Sama
¿Qué utilizaban para pintar?
Ramen
Pues usaban pinceles, chiquillo, con que quieres que pinten con el dedo gordo del pie???
Pintura románica: características generales
1 de 8
Pintura románica: características generales

Volver arriba