Compartir

La historia de David y Goliat

 
Por Eloy Santos Aguirre. 26 abril 2019
La historia de David y Goliat

La Biblia es un libro con una enorme cantidad de historias, muchas de las cuales intentan dar un mensaje al lector relacionado con el cristianismo. Una de las hazañas más famosas de la historia es la de David y Goliat, que nos enseña que el más pequeño puede vencer al más grande.

Para conocer mejor este relato, en esta lección de unPROFESOR vamos a hablar sobre la historia de David y Goliat, quién fue cada uno y que les sucedió, con un resumen práctico y fácil de comprender.

También te puede interesar: Historia del caballo de Troya: resumen

¿Quién fue David?

Antes de hablar sobre el enfrentamiento entre ambos personajes, debemos conocer a ambos, para saber la razón por la que se enfrentaron. Además en el caso de David, su gran importancia en la Biblia hace necesario conocerlo en profundidad.

David nació en la tribu de Judá, perteneciendo a la familia de Isaí, siendo el menor de ocho hermanos y, por lo tanto, siendo al que se le dieron las ocupaciones relacionadas con el pastoreo. De sus hermanos no tenemos demasiada información, siendo lo único que sabemos que algunos de ellos fueron soldados del rey Saúl.

Saúl fue el primer rey de Israel, pero debido a su fracaso en la batalla de Michmash, se dice que Dios envió a Samuel a buscar a un nuevo ungido para que fuera el nuevo rey. Samuel encontró a David y lo ungió, convirtiéndolo en el futuro rey de Israel, pero el joven era demasiado pequeño y pasarían años antes de que gobernara.

En los siguientes años varias son las historia relacionados con David, tanto como siervo de Saúl, como soldado, siendo este el momento en el que tuvo su enfrentamiento contra Goliat. Tras el enfrentamiento con el gigante la vida de David siguió, primero como fugitivo y más tarde como rey de Israel, gobernando hasta su muerte.

La historia de David y Goliat - ¿Quién fue David?

¿Quién fue Goliat?

En el otro bando se encontraba Goliat, una figura tan intimidante que cuesta creer que un ser así llegara a existir en aquella época. Se dice que Goliat era un gigante, ya que se encontraba cerca de los 3 metros de altura, siendo gigantesco incluso para las alturas actuales. Se dice que su fuerza era tan enorme que llevaba una armadura de casi 60 kg, algo impensable para aquella época, y una espada de 7 kg.

La figura de Goliat se ha usado en numerosas ocasiones en la cultura popular, para mostrar que por muy poderosos que parezca un enemigo, siempre puede ser vencido por alguien más pequeño y noble. Por estas razones Goliat ha sido considerado como uno de los mayores villanos de la historia, especialmente en cuanto a lo que la religión cristiana concierne.

En cuanto a su origen se habla de que era uno de los Refaim, pero luchaba con los filisteos, por lo que se piensa que pudo ser una especie de soldado mercenario. Los filisteos se encontraban en guerra con los israelitas, y fue ese el momento en el que Goliat cometió su mayor error, desafiar al mayor guerrero de Israel.

La batalla de Goliat y David

Para continuar con esta lección sobre la historia de David y Goliat debemos hablar del enfrentamiento entre ambos personajes. Ambos llegaban de la forma que hemos comentado, David como el elegido por Dios para suceder a Saúl, aunque demasiado joven para ello. Y Goliat como un soldado mercenario de los filisteos, que nunca había perdido ninguna batalla.

La guerra entre israelitas y filisteos llegó a un momento en el que los ejércitos de ambos bandos se encontraron frente a frente. Goliat era el mejor soldado de ambos ejércitos así que decidió enviar un desafío al bando contrario, retó a cualquier miembro de Israel a un combate uno contra uno, decidiendo el ganador el destino de la guerra. Goliat realizó el reto durante 40 días, pero nadie en el ejército de Israel tenía valor para enfrentarse a él, ni siquiera el rey Saúl, aquel que durante años había sido el ungido por Dios.

David acababa de llegar al campamento, ya que su padre le pidió que llevara comida y agua a sus hermanos, los cuales eran miembros del ejército de Israel. David ya había sido bendecido por Dios como futuro rey, pero nadie conocía esta situación, siendo esta la causa por la que todo el mundo se sorprendió cuando el pequeño pastor fue el único con valor para enfrentarse a Goliat.

David fue directamente a Saúl para pedirle luchar contra el gigante, el rey de Israel tenía miedo de ser él quien enfrentara a Goliat, así que decidió aceptar que David fuera quien lo enfrentara. Saúl le dio su armadura a David, pero la vestimenta le venía gigantesca, así que decidió enfrentarse a Goliat con su ropa de pastor, armado solo con una honda que usaba para abatir a las bestias que intentaban comerse el rebaño.

Una vez cara a cara Goliat se rió, viendo que su rival era tan solo un joven muy bajito, pero David proclamó en alto que venía con el poder de Dios. David lanzó una piedra con su honda, golpeando en la cabeza a Goliat y matándolo. Ante la sorpresa de los espectadores, David cortó la cabeza del gigante con su propia espada, proclamando la victoria de Israel.

La victoria de David sobre Goliat demostró que Saúl ya no valía como representante de Dios, no habiéndose atrevido a enfrentarse al gigante. David aún tardaría en ser nombrado rey, pero su victoria frente a Goliat hizo que fuera respetado por todo el pueblo de Israel.

La historia de David y Goliat - La batalla de Goliat y David

Si deseas leer más artículos parecidos a La historia de David y Goliat, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Más lecciones de La Edad Antigua
Lección 13 de 109
La historia de David y Goliat
La historia de David y Goliat

Pregunta al profesor sobre La historia de David y Goliat

¿Qué te ha parecido el artículo?
La historia de David y Goliat
1 de 3
La historia de David y Goliat

Volver arriba