Compartir

Cómo se miden los versos

 
Por Marta Hernando. 29 junio 2020
Cómo se miden los versos

Para poder realizar un buen análisis de una poesía debemos fijarnos en distintos conceptos. Uno de ellos es la métrica. Esta es una de las partes esenciales a la hora de poder comprender un poema en concreto, por ello, a en esta lección de unPROFESOR queremos mostrarte cómo se miden los versos en una poesía.

También te puede interesar: Versos de arte menor: definición y ejemplos

Qué son los versos

Para poder comprender cómo se miden los versos en una poesía, en primer lugar, debemos conocer qué son los versos. Podríamos decir, para explicarlo de una forma sencilla que los versos son cada una de las líneas que conforman un poema.

Estas unidades pueden estar compuestas por una o varias palabras y no siempre tienen por qué conformar una frase. En muchas ocasiones una misma oración se extiende durante varios versos. Para que comprendas mejor qué son los versos vamos a ver un ejemplo con este poema de Antonio Machado:

Deletreos de armonía

que ensaya inexperta mano.

Hastío. Cacofonía

del sempiterno piano

que yo de niño escuchaba

soñando... no sé con qué,

con algo que no llegaba,

todo lo que ya se fue.

Cómo se miden los versos - Qué son los versos

Medir versos de un poema

Ahora que conocemos qué son los versos podemos pasar a indicar cómo debemos medirlos cuando nos disponemos a realizar un análisis. Medir un verso, significa contar las sílabas que cada uno de ellos tiene, esto nos determinará de qué tipo son y su estructura.

Es posible que te pueda parecer muy sencillo contar sílabas, pero lo cierto es que en la medida de los versos se establecen unas normas propias de su métrica. Dicho de otro modo, la métrica no consiste en contar las sílabas sin más, sino que hay que regirse por una serie de reglas que nos indican cómo debemos medir cada uno de los versos.

Cómo se miden los versos - Medir versos de un poema
Imagen: Creación literaria

La acentuación para medir los versos

La acentuación es muy importante a la hora de medir los versos de un poema. Dependiendo del tipo de palabra con el que finalice esto deberemos añadir o restar alguna sílaba. Así, podemos señalar que:

  • Cuando un verso acaba en una palabra aguda, al total de las sílabas debemos sumar una más.
  • En el caso de que el verso acabe con una palabra esdrújula restaremos al cómputo total una sílaba.

Pero, ¿por qué ocurre esto? El sumar o restar sílabas tiene que ver con una cuestión fonética, es decir, teniendo en cuenta el tipo de palabras se produce un efecto de alargamiento al final del verso cuando este finaliza con una palabra agua. Del mismo modo, el verso sufre esta especie de acortamiento cuando finaliza con una palabra esdrújula.

Veamos un ejemplo de esta acentuación con el siguiente poema de Antonio Machado:

¡Hola hidalgos y escuderos (8 sílabas)

de mi alcurnia y mi blasón! (8 sílabas: 7+1)

Adoro la hermosura, y en la moderna estética (14 sílabas: 15−1)

corté las viejas rosas del huerto de Ronsard. (14 sílabas: 13+1)

Cómo se miden los versos - La acentuación para medir los versos
Imagen: Recursos TIC

Licencias poéticas: la sinalefa, la sinéresis, el hiato y la diéresis

En poesía surgen cuatro fenómenos que tienen que ser tenidos en cuenta cuando queremos medir correctamente los versos de un poema. Estos dos fenómenos son:

  • La sinalefa
  • La sinéresis
  • El hiato
  • La diéresis

La sinalefa

La sinalefa se da cuando una palabra finaliza en vocal y la siguiente también comienza por una. En este caso, la última de la primera palabra se une con la primera de la segunda conformando una solo sílaba. Esto se debe a que cuando hablamos tendemos a hacerlo y por tanto en la medida también se da dicho fenómeno. Veamos un ejemplo con Soneto a una nariz de Francisco de Quevedo en el que se han marcado las sinalefas con guiones bajos para indicar su unión:

Érase_unhombre_a_una nariz pegado,

Érase_una nariz superlativa,

Érase_una_alquitara medio viva,

érase un peje_espada mal barbado;

era_un reloj de sol mal encarado.

Érase_un elefante boca_arriba,

Érase_una nariz sayón y_escriba

un Ovidio Nasón mal narigado…

La sinéresis

Por su parte la sinéresis se produce cuando unimos dos vocales que se encuentran en distintas sílabas dentro de una misma palabra para conformar una sola. Veamos un ejemplo en este poema de Antonio Machado. En este caso la hemos marcado en negrita:

Es una noche de invierno

Cae la nieve en remolino

Los Alvargonzález velan

un fuego casi extinguido.

El hiato

El hiato es un fenómeno que consiste en la separación en dos sílabas diferentes cuando una palabra finaliza en vocal y la siguiente también empieza por una. Podríamos decir que es el fenómeno contrario a la sinalefa. Por razones métricas se omite una sinalefa que existe. Veamos un ejemplo con este poema de José Martí para entenderlo mejor:

Y el aire palpo, y en el muro (hiato)

Frío y desnudo el cuerpo vacilante

Apoyo, y en el cráneo estremecido

En agonía flota el pensamiento

La diéresis

La diéresis se produce cuando en una palabra existe un diptongo y este se separa en dos sílabas diferentes. Para poder entenderlo mejor vamos a ver este ejemplo de un poema de Garcilaso de la Vega:

El dulce murmurar deste ru-ido,

el mover de los árboles al viento

El su-ave susurro

Con un manso ru-ido

de agua corriente y clara.

Esperamos que hayas comprendido cómo se miden los versos. Si quieres seguir aprendiendo con lecciones como estas no dejes de visitar nuestras secciones de Lengua española.

Cómo se miden los versos - Licencias poéticas: la sinalefa, la sinéresis, el hiato y la diéresis

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se miden los versos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Conceptos literarios.

Más lecciones de Géneros literarios
Lección 28 de 61
Cómo se miden los versos
Cómo se miden los versos

Pregunta al profesor sobre Cómo se miden los versos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo se miden los versos
Imagen: Creación literaria
Imagen: Recursos TIC
1 de 5
Cómo se miden los versos

Volver arriba