Compartir

Ejemplos de oraciones de sujeto tácito

 
Por Marta Hernando. 18 diciembre 2019
Ejemplos de oraciones de sujeto tácito
Imagen: Slideshare

El sujeto es una de las partes de la oración, él será el que realice la acción del verbo y por tanto se convierte en una figura clave a la hora de dotar de sentido un mensaje. Existen distintos tipos de sujetos y para que no te queden dudas sobre ellos, en esta lección de unPROFESOR queremos mostrarte ejemplos de oraciones de sujetos tácitos para que entiendas bien qué son y puedas identificarlos fácilmente en una oración.

Qué son los sujetos tácitos

En primer lugar, el sujeto es una de las partes de la oración y se utiliza para definir a la persona, animal o cosa que está realizando una acción en un determinado contexto. A través del sujeto identificamos y nombramos al individuo que ejercer la acción del verbo.

Por lo tanto, y teniendo en cuenta que el sujeto sirve para identificar y definir al individuo, pueden existir distintos tipos de sujeto como pueden ser los tácitos y los explícitos. Los explícitos, por su parte, son aquellos sujetos que aparecen de una forma clara en la oración, es decir, los vemos y los identificamos fácilmente. Veamos algunos ejemplos de un sujeto explícito para entenderlo mejor:

  • Juan llamó a la puerta.
  • El perro se escapó de casa.
  • Mi madre es muy alta.
  • El presidente de la comunidad convocó una reunión para la próxima semana.

En estos cuatro ejemplos podemos ver que el sujeto aparece claramente y es el que realiza la acción del verbo. Señalados en negrita puedes ver cada uno de ellos.

Los sujetos tácitos: definición fácil

Por otro lado, debemos ocuparnos de la definición de los sujetos tácitos, que son los que nos ocupan en esta ocasión. En este caso, el sujeto de la oración no aparece como en el caso anterior de una forma directa, pero es posible suponerlo de forma muy sencilla. Es decir, el sujeto tácito se encuentra en las oraciones que no cuentan con un nombre o pronombre que haga la función gramatical de sujeto. El sujeto no aparece de forma directa, pero sí que puede suponerse a través del tiempo verbal o de forma referencial.

Este tipo de sujeto tácito, por su naturaleza también puede definirse como sujeto omitido o elíptico debido a que no aparece de forma visible en la oración, pero sabemos que está aunque no cuente con elementos propios que así lo atestigüen.

Este tipo de sujeto es muy utilizado en la lengua española y por tanto es conveniente saber identificarlo a la hora de realizar un análisis gramatical, ya que te lo encontrarás de forma muy recurrente en cualquier tipo de texto. El uso del sujeto tácito ayuda a lograr una mayor fluidez y comprensión en los textos ya que se evita el uso de repeticiones innecesarias. A continuación vamos a ver un ejemplo de sujeto tácito en un texto:

  • Eran las doce de la noche de un sábado en pleno corazón de la ciudad. Juan y yo estábamos cansados de recorrer las calles llenas de multitud que nos abrumaban a cada paso. Decidimos detenernos un momento en aquella esquina y mirar hacia arriba. Sin apenas darnos cuenta, el tiempo se detuvo y pudimos apreciar el brillo de aquella estrella que nos hizo volver a sentirnos como si estuviésemos solos en mitad de la nada.

En este texto podemos encontrarnos varios sujetos algunos de ellos tácitos y otros explícitos. En este caso, se está narrando la historia de dos personas que aparecen identificadas en la segunda oración: Juan y yo. El sujeto, permanece durante todo el relato, pero aparece omitido, algo que veremos muy claro en la siguiente oración:

Decidimos detenernos un momento en aquella esquina y mirar hacia arriba.

En este caso el verbo decidimos no cuenta con ningún sujeto de forma explícita, pero gracias al contexto y el tiempo verbal podemos saber quién ha realizado la acción del verbo. En este caso, el sujeto sigue siendo Juan y Yo, o en su defecto el pronombre nosotros, que en esta ocasión y con el objetivo de mejorar el texto se ha elidido, así podríamos transformar la frase en:

  • (Juan y yo)Decidimos detenernos un momento en aquella esquina y mirar hacia arriba.
  • (Nosotros) Decidimos detenernos un momento en aquella esquina y mirar hacia arriba.

Oraciones de sujeto tácito: 8 ejemplos

Ahora ya sabes en qué consiste el sujeto tácito y has aprendido a identificarlo en un texto. Para que puedas comprender aún mejor este concepto y sepas identificarlo fácilmente, presta atención a los siguientes ejemplos de oraciones con sujeto tácito en la que encontrarás el sujeto omitido entre paréntesis:

  1. (Tú) Lleva a tu hermana en coche para que no llegue tarde.
  2. (Yo) Creo que podré aprobar el examen si (yo) me preparo bien la asignatura.
  3. (El tendero) Ha subido nuevamente los precios de sus productos para conseguir más beneficios.
  4. (Él) Quiere salir lo antes posible para poder ir a ver a su madre al hospital en el que se encuentra ingresada.
  5. (Tú) Préstame tu bolígrafo, por favor, el mío se ha quedado sin tinta y no puedo apuntarte mi correo electrónico.
  6. (Nosotros) Mañana hacemos cuatro años de casados.
  7. (Ella) Vive en Málaga desde que acabó la carrera universitaria.
  8. (Vosotros) Decidisteis unilateralmente romper con las condiciones firmadas en el contrato de arrendamiento.

Esperamos que estos ejemplos te hayan ayudado a comprender mejor qué son los sujetos tácitos y sus ejemplos para saber cómo se utilizan dentro de las oraciones. Si quieres descubrir más lecciones como esta, no dudes en visitar nuestra sección de Gramática y Lingüística en la que encontrarás artículos muy interesantes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejemplos de oraciones de sujeto tácito, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Más lecciones de Análisis de oraciones simples

Pregunta al profesor sobre Ejemplos de oraciones de sujeto tácito

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ejemplos de oraciones de sujeto tácito
Imagen: Slideshare
Ejemplos de oraciones de sujeto tácito

Volver arriba