Compartir

Ejemplos de oraciones unimembres

 
Por Marta Hernando. 26 noviembre 2019
Ejemplos de oraciones unimembres

Las oraciones, por lo general, están compuestas por un sujeto, un verbo y un predicado, pero no siempre tiene por qué ser así. En esta lección de unPROFESOR vamos a mostrarte aquellas que se configuran sin necesidad de seguir esta estructura y que no necesitan de un verbo o de un sujeto para mantener un significado propio. Nos estamos refiriendo a las oraciones unimembres. Vamos a explicarte qué son y te daremos algunos ejemplos de oraciones unimembres para que puedas entenderlas mejor.

Qué son las oraciones unimembres: definición fácil

Es posible que el nombre de oraciones unimembres te resulte un poco extraño, pero lo cierto es que se utilizan mucho más de lo que piensas. Este tipo de premisas pueden aparecer escritas o utilizarse en el lenguaje oral. Además, tienen mucha versatilidad, ya que podrás encontrarlas en texto de tipo más literario y en el lenguaje coloquial.

En primer lugar, hay que destacar que las oraciones unimembres reciben este calificativo por que tan solo están formadas por un miembro. Esto significa que estas no constan de la estructura de la oración en la que aparecen:

Sujeto + verbo + predicado

Las oraciones unimembres no cuentan con un sujeto, en el caso de las impersonales; ni con un predicado, en el caso de las nominales. A pesar de ello, estas cuentan con significado completo y son capaces de expresar mensajes comprensibles por parte del receptor.

Así pues, las oraciones unimembres son aquellas que solo contienen una de las partes de la oración, es decir, o están compuestas por un predicado o por un sintagma nominal. A pesar de ello, su significado es completo.

Tipos de oraciones unimembres y ejemplos

Ya hemos definido lo que son las oraciones unimembres, por lo tanto, debemos ahora conocer los distintos tipos que existen. Debemos tener en cuenta para identificarlas, que estas se encuentran formadas o solo por un sintagma nominal o solo por un predicado. Por lo tanto nos encontraremos con:

Oraciones unimembres nominales

Son aquellas que se forman mediante un sintagma nominal, adjetival o adverbial con función de predicativa. Es decir, aunque no tengan verbo, la acción se entiende por parte del receptor.

¡Por Dios!

Vemos que es una exclamación y entendemos claramente su significado sin necesidad de un predicado. Veamos otros ejemplos de oraciones unimembres:

  • Buenas tardes
  • ¿En serio?
  • ¡Largo!
  • Hasta mañana
  • ¡Madre mía!
  • ¡Fuego!

Por lo tanto, podemos decir que estas oraciones unimembres nominales se encuentran formadas por expresiones breves con significado propio que suelen ser vocativos, exclamativas o frases hechas.

Oraciones unimembres impersonales

Estas oraciones unimembres están compuestas tan solo por un predicado. El sujeto es impersonal y no necesitan de él para conseguir transmitir un mensaje con sentido y coherente dentro del texto.

Por lo tanto, las oraciones unimembres impersonales están compuestas por un sintagma verbal cuyo verbo aparece siempre en tercera persona del singular y suelen hacer referencia a fenómenos meteorológicos o físicos. Aunque también podemos encontrarlos en otras variantes. Para entenderlo vamos a ver una serie de ejemplos:

Llueve a mares.

Se trata de una frase en la que solo aparece un sintagma verbal en el que el núcleo es llover. Como ves aparece en tercera persona del singular, es decir, en su forma impersonal y está acompañado de un complemento de modo. El sujeto no existe, pero la oración tiene significado completo. Continuemos con otros ejemplos de oraciones unimembres:

  • Tronó por la noche.
  • Amanece más temprano.
  • Hace mucho calor.
  • Hace bastante viento.
  • Hay demasiada gente.
  • Es muy tarde.

Oraciones unimembres con interjección y vocativo

Este tipo de oraciones están formadas por la interjección y el vocativo que se usan para expresar una función afectiva del lenguaje (interjección) y apelativa (vocativo). Por lo tanto, son formas especiales de oraciones unimembres.

Interjección: se usa para expresar un estado de ánimo una emoción. Este tipo de oraciones solo representan por sí mismas estados de ánimo, no suelen tener un mensaje más allá de este. En muchas ocasiones esta emoción tan solo se puede comprender por el contexto. Veamos algunos ejemplos.

¡Ay! ¡Mi tobillo!

En este caso, la interjección es ¡Ay! Como puedes ver en la oración anterior, esta no representa ninguna función sintáctica, tan solo expresa una exclamación. Por lo tanto, la oración unimembre es la compuesta por ¡Ay!

  • ¡Ay, qué mona!
  • ¡Ay, qué hambre!

Vocativo: por su parte el vocativo no pierde su valor dentro del enunciado que se está expresando. Es decir, tienen una función apelativa dentro de la oración, generalmente de llamada. Para entenderlo mejor vamos a ver unos ejemplos:

Antonio, ven

En esta frase vemos dos oraciones, la primera de ellas formada por un vocativo, por tanto una oración unimembre: Antonio. Por su parte, la segunda compuesta por el predicado ven. Como ves, el sujeto de la oración no es Antonio ya que representa una oración unimembre. Lo mismo ocurre en:

Amigos, nosotros vamos a organizar los grupos de trabajo.

Esperamos haber resuelto sus dudas acerca de las oraciones unimembres. Si quieres conocer más contenidos similares no dejes de visitar nuestras secciones especializadas en Lingüística y Gramática en las que podrás conocer usos y particularidades de la Lengua Española.

Ejemplos de oraciones unimembres - Tipos de  oraciones unimembres y ejemplos
Imagen: Ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejemplos de oraciones unimembres, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Gramática y Lingüística.

Bibliografía

Manual de la Nueva Gramática (2010)

Más lecciones de Análisis de oraciones simples

Pregunta al profesor sobre Ejemplos de oraciones unimembres

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ejemplos de oraciones unimembres
Imagen: Ejemplos
1 de 2
Ejemplos de oraciones unimembres

Volver arriba