menu
Compartir

Ejemplos de poríferos

 
Por Javier Sánchez. 27 agosto 2021
Ejemplos de poríferos

Cuando hablamos de animales, todos nos hacemos una idea de animales que se desplazan (con mayor o menor velocidad) para buscar el alimento y realizar sus diversas funciones, pero esto no es así en el caso de los poríferos, uno de los filos de animales más curiosos y primitivos que existen. En esta lección de unPROFESOR veremos ejemplos de poríferos y sus características ¿Te lo vas a perder? ¡Empezamos!

También te puede interesar: Ejemplos de parasitismo

¿Qué animales pertenecen al grupo de los poríferos ?

Antes de presentarte Ejemplos de poríferos es importante que conozcamos qué son. El filo Porifera o poríferos es un filo de animales invertebrados entre 5000 y 10000 especie conocidas y comúnmente conocidas como esponjas.

Se trata de uno de los filos de animales más primitivos y cuya principal característica es poseer un cuerpo plagado de miles de poros por los que circula el agua que proporciona oxígeno y nutrientes a la célula, que le da el nombre a este filo de animales. Estos animales no poseen paredes celulares, son heterotróficos (consumen alimentos producidos por otros organismos) y pluricelulares.

Los poríferos son animales acuáticos, mayoritariamente marinos, aunque los hay de agua dulce, y habitan a profundidades muy variables, que van desde la costa hasta aproximadamente los 9000 metros de profundidad. A diferencia de otros animales, los organismos que componen este filo son sésiles, es decir, carecen de movilidad.

¿Qué son las características de los poríferos?

Los poríferos son animales de simetría radial, es decir, poseen un cuerpo dividido por un eje heteropolar, como si fuese una estrella, y no poseen ni tejidos ni órganos diferenciados. Al no poseer un sistema circulatorio ni respiratorio como tal, el agua entra a través de los poros y fluye por sus cavidades, gracias a las formas irregulares que adaptan sus cuerpos. Existen algunas esponjas que poseen una especie de esqueleto interno formado por una proteína fibrosa (parecida al colágeno) llamada espongina y pueden tener espículas de carbonato de calcio.

El cuerpo de los poríferos está compuesto por dos capas de células separadas por un espacio. Su capa externa se denomina pinacodermo y está formada por unas células parecidas a las células epiteliales de los mamíferos llamadas pinacocitos. Es en esta capa donde se forman los poros de la superficie de los poríferos.

Cada uno de estos poros está recubierta por una célula cilíndrica especial con forma de tubo llamada porocito, y que posee la capacidad de contraerse y relajarse para abrir y cerrarse. Su capa interna denominada coanodermo, está constituida por unas células flageladas llamadas coanocitos y cuyo movimiento flagelar es el encargado de generar las corrientes de agua que pasan a través del animal. Entre ambas capas se encuentra un espacio llamado mesohilo y que posee células con funciones de soporte, alimentarias o reproductoras.

Células de los poríferos

Aunque estos invertebrados no tienen tejidos diferenciados, sí que poseen distintas células que se encargan de las distintas funciones de animal.

Así a los pinacocitos, porocitos o coanocitos, hay que sumarle los basopinacocitos que ayudan a fijar a la esponja al sustrato, los colenocitos que producen colágeno y lo secretan al mesohilo, esclerocitos que producen las espículas de carbonato de calcio, miocitos que sirven para la contracción, espongiocitos productores de la proteína espongina, células esferulosas con funciones secretoras o los amebocitos, que son células madre de los demás tipos celulares.

Ejemplos de poríferos - ¿Qué son las características de los poríferos?

¿Cómo se alimentan los animales poríferos o esponjas?

Como decíamos, en los poríferos todas las funciones relacionadas con la alimentación se realizan gracias al flujo de agua que entra por los poros y pasa a través de todas las cavidades, captando las partículas de alimento que hay en el agua.

Dado que algunas de estas partículas resultan demasiado grandes para entrar a través de los poros, son fagocitadas por los pinacocitos y digeridas en su interior. Las partículas más pequeñas que sí que pasan a través de los poros, y que suponen hasta un 80% de la alimentación de las esponjas, son captadas y digeridas por los coanocitos.

Sin embargo, hay algunas excepciones al tipo de nutrición general de los poríferos, ya que existen esponjas que son carnívoras y que viven alimentándose de pequeños animales como crustáceos y otros. En algunos otros casos, existen poríferos que son capaces de habitar como endosimbiontes en el interior de otros organismos como algas verdes o cianobacterias, a través de los cuales obtienen la materia nutritiva.

Ejemplos de poríferos - ¿Cómo se alimentan los animales poríferos o esponjas?
Imagen: Aprenderly.com

Respiración de los poríferos

Al igual que ocurría en el caso de la alimentación de las esponjas, la respiración se realiza gracias al flujo de agua por sus cavidades.

La respiración de los poríferos ocurre por difusión directa del oxígeno disuelto en el agua hacía sus células y, de la misma forma, el dióxido de carbono y amoniaco que genera el animal se elimina siguiendo el camino inverso, es decir, desde las células hacia el agua que fluye por su cuerpo.

Ejemplos de poríferos - Respiración de los poríferos

Reproducción de los poríferos

Las esponjas o poríferos se pueden reproducir tanto de forma sexual como asexual. En cuanto a su reproducción asexual, se conocen tres métodos usados:

  • Fragmentación: Este método de reproducción asexual se da cuando un fragmento se separa del cuerpo del animal. Pasado un tiempo, este fragmento consigue regenerar las partes que faltan del animal y convertirse en una esponja funcional.
  • Yemas externas: en este método reproductivo se forman una yemas que al alcanzar cierto tamaño, se desprende del organismo que las originó y flotan para originar una nueva esponja, o bien permanecen unidas al resto del cuerpo.
  • Yemas internas o gémulas: esta forma de reproducción suelen ocurrir en esponjas de agua dulce y en algunas marinas. En ella los arqueocitos se reúnen en masas sólidas en el mesohilo y quedan rodeadas de espongina y espículas silíceas. Cuando el progenitor muere, las gémulas sobreviven y permanecen en estado latente durante épocas de heladas o sequías. Luego, las gémulas salen a través de una abertura especial para dar lugar a las nuevas esponjas.

En cuanto a la reproducción sexual de poríferos, la mayor parte de las esponjas son hermafroditas. Las esponjas no poseen gónadas, sino que los gametos masculinos o espermatozoides se forman a partir de coanocitos y los gametos femeninos u óvulos se forman a partir de los arqueocitos. Normalmente la reproducción sexual de poríferos es una fecundación cruzada, es decir, entre diferentes individuos.

El proceso comienza cuando los espermatozoides de un individuo se expulsan con el agua y penetran por los poros de otro individuo, donde se transforman y llegan hasta el mesohilo para encontrarse con los óvulos. Los huevos fertilizados son retenidos en el interior del nuevo organismo, hasta que nacen y son expulsados en forma de cilios o flagelos.

Tipos de poríferos según sus sistemas de canales

Según sus sistemas canaliculares, las esponjas pueden ser:

Asconoides

Las esponjas de este grupo poseen el grado de organización más simple. En ellos, el agua entra a través de unos poros dermales microscópicos llamados ostiolos, debido al batido de los flagelos de los coanocitos, los cuales tapizan la cavidad interna formando un espacio llamado espongocele. Posteriormente, el agua abandona el cuerpo de la esponja por un ósculo. Este sistema presenta la limitación de que algunos alimentos quedan inaccesibles para los coanocitos. Algunas de las especies de este asconoides son Leucosolenia, que habita aguas someras con un cuerpo anclado a un espolón, o Clathrina. Las especies asconoides sólo se encuentran en la clase Calcárea.

Siconoides

Las especies siconoides son un grupo más avanzado de esponjas que las asconoides. Poseen un cuerpo tubular, un único ósculo y una pared que reviste el espongocele más gruesa que en asconoides. Su cuerpo se pliega formando más cavidades. El flujo de agua en los siconoides es mayor y presenta mayores dimensiones. Un ejemplo de organización siconoide es el género Sycon. Las esponjas siconoides se encuentran en la clase calcárea y algunas dentro de la clase hexactinélidas.

Leuconoides

Las esponjas leuconoides son las más complejas y más adaptadas para incrementar el tamaño de la esponja. Poseen un gran número de cámaras flageladas y plegamientos, por lo que el flujo de agua a través de su cuerpo es muy eficiente. Sus forman también pueden ser muy variadas, las hay de cuerpos alargados, ramificadas o tubulares. La mayoría de las esponjas son de tipo leuconoide y un ejemplo es el género Leuconia.

Ejemplos de poríferos

Aquí te presentamos ya los ejemplos de poríferos. Dentro de este filo distinguimos cuatro clases y tres de ellas incluyen especies aún vivas, pues una de ellas se extinguió durante el período cámbrico. Las otras clases son la clase Calcárea, Hexactinellida y Demospongiae.

Clase Calcáreas o calciesponjas

Se denominan así a las esponjas que poseen un esqueleto calcáreo, es decir, tienen espículas de carbonato cálcico. Sus espículas suelen ser rectas y su cuerpo tiene forma tubular o de vasija. Generalmente, son esponjas de pequeño tamaño, de 10 cm o menos de altura, y pueden tener estructura asconoide, sifonoide o leuconoide. Aunque suelen poseer colores apagados, algunas son rojas brillantes, amarillas o verdes como Lleucosolenia y Sycon. Estas esponjas acostumbran a vivir en profundidades menores que otras como, por ejemplo, Clathrina coriacea, que habita en aguas del mediterráneo.

Clase Hexactinellida, hialoesponjas o esponjas vítreas

Este es otro de los ejemplos de poríferos que debes conocer. Las esponjas de esta clase suelen habitar en zonas más profundas fijadas al sustrato por tallos de espículas radiculares. Poseen un cuerpo de simetría radiada con forma de embudo o vasija normalmente. Alcanzan tamaños que van desde los 7.5 cm hasta el metro y medio y se caracterizan por poseer espículas silíceas que generalmente se agrupan en una estructura reticular de aspecto vítreo. Un ejemplo de esponjas de esta clase es la conocida como regadera de Filipinas (Euplectella aspergillum).

Clase Demosponja

Esta clase incluye al 95% de las especies actuales y a las esponjas de mayor tamaño. También posee unas espículas silíceas, que pueden estar unidas por espongina o no, y cuerpo Leuconoide, pudiendo vivir a cualquier profundidad. Las llamadas esponjas de baño Spongia e Hippospongia (antiguamente utilizadas en el baño) pertenecen a esta clase. Otro integrante de esta clase es el género Thenea, que es bastante peculiar, ya que posee la forma de una seta.

Y con esto, terminamos esta lección sobre los ejemplos de poríferos para que, así, puedas conocer mejor este tipo de animal tan curioso y único en el mundo.

Ejemplos de poríferos - Ejemplos de poríferos
Imagen: Slideshare

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejemplos de poríferos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía

Hickman, C. P. (2009). Principios integrales de zoología (14a. ed. --.). Madrid: McGraw-Hill.

Más lecciones de El reino animal

Pregunta al profesor sobre Ejemplos de poríferos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ejemplos de poríferos
Imagen: Aprenderly.com
Imagen: Slideshare
1 de 5
Ejemplos de poríferos

Volver arriba