menu
Compartir

Frida Kahlo: obras más importantes

 
Por Ana Prado Antúnez. 20 enero 2021
Frida Kahlo: obras más importantes

Frida Kahlo (Coyoacán, 6 de julio de 1907- Coyoacán, 13 de julio de 1954), pintora mexicana, es una de las artistas más creativas, imaginativas y rompedoras de las vanguardias del siglo XX. Una artista inclasificable por la frescura y originalidad de su lenguaje artístico. Su vida y su obra estuvo marcada por el dolor que sufría debido a un grave accidente de tráfico acaecido en su juventud y que la mantuvo postrada en la cama durante largos períodos de tiempo, además de por una vida amorosa intensa y apasionada.

En esta lección de unPROFESOR te ofrecemos una selección de las obras más importantes de Frida Khalo para que puedas acercarte a la obra de una de las mejores artistas del siglo XX.

También te puede interesar: Delacroix: obras más importantes

Características de las pinturas de Frida Khalo

Antes de descubrirte las obras de Frida Khalo más importantes, es esencial que conozcamos mejor quién es Frida y cómo es su estilo de pintura. Aquí te dejamos un repaso con las características más destacadas de esta artista vanguardista y que se incluye en el arte naif.

  • Frida Khalo tiene un estilo personal en el que muestra su dolor y su propio cuerpo, a menudo roto, sangrante y frágil, convirtiendo su rostro y su figura en un icono. Y es que Frida también creo un universo propio en el que volcó tanto aspectos de la cultura tradicional mexicana, como sus obsesiones y preocupaciones sobre la sexualidad, la maternidad, la enfermedad, la muerte y el amor.
  • Frida Khalo también mostró todo ese universo femenino sin pudor, cuestionándose todos los aspectos de la identidad femenina. Así, al igual que muchos otros surrealistas, Frida trató de encontrar respuestas a su vida y a su femineidad a través el inconsciente y lo onírico, llenándose sus lienzos de símbolos en los que la maternidad o el amor son protagonistas.
  • Su miedo a la soledad y el aislamiento al que la condenaba la enfermedad se reflejó también en su obsesión por el autorretrato. Unos retratos en los que ella mostraba su fuerte personalidad y su imagen como artista, amante, esposa. Como ella misma señaló: ‘Pinto autorretratos porque estoy sola muy a menudo y porque soy la persona que más conozco’ .
  • Otra de las características de la obra de Frida Khalo es el simbolismo religioso. Así, ella se retrata asimismo como la Virgen María, como un Cristo martirizado o como San Sebastián.
  • Frida Khalo no puede encuadrarse en un estilo concreto, considerándose que la artista se movió entre el surrealismo y el realismo, apreciándose también elementos del expresionismo. Algunos expertos la consideran representante el realismo mágico.
  • Los elementos populares el arte mexicano también forman parte del lenguaje artístico de Frida Khalo, inspirándose la artista en el conocimiento que tenia de la historia, el arte y la riqueza antropológica de su país. Una riqueza cultural que hizo universal al adoptar los trajes típicos del país como una de sus señas de identidad más icónicas y reconocibles: el traje típico de Tehuana y las flores en el pelo.

Frida y Diego Rivera (1931), una obra de Frida destacada

Para Frida, la pintura fue su salvación y un medio de expresión a través del cual ella mostraba su propia realidad, renegando del surrealismo al señalar que ella no pintaba sueños ni pesadillas, solo realidad. Entre sus obras más importantes se encuentra Frida y Diego Rivera.

En esta obra aparece junto a uno de los grandes amores de su vida, el pintor Diego Rivera. En este retrato ella se pinta junto a Rivera para marcar la celebración de su matrimonio, centrándose en su papel como esposa, de la mano de su ya entonces célebre y aclamado esposo. Ella vivía entonces a la sombra de Rivera, alcanzando más tarde el reconocimiento internacional.

Así, solo aparece él con una paleta y pinceles en la mano, como un símbolo de su maestría artística, mientras ella se retrata con el traje típico de la mujer mexicana y a la manera tradicional de los retratos de matrimonios en México.

Ella se ubica a la izquierda de Rivera, símbolo tradicional el menor estatus de la mujer en el matrimonio. Frida y Rivera se había casado en 1929 en Coyoacán, siendo él 21 años mayor que ella y contando con una fama de mujeriego que no presagiaba un futuro feliz para la pareja. Así, la madre de la artista siempre dijo que el matrimonio había sido como el de ‘un elefante y una paloma’.

Frida Kahlo: obras más importantes - Frida y Diego Rivera (1931), una obra de Frida destacada

Hospital Henry Ford (1932): Frida y la maternidad

Las pinturas de Frida Khalo de los primeros años de la década de 1930 se caracterizan por ser tipo exvoto, un tipo de pintura religiosa que solía reflejar episodios religiosos o milagros, siendo ofrendas que solían dedicarse a los dioses o a los santos desde tiempos antiguos.

Rivera poseía una gran colección de exvotos antiguos y Frida adopta ese modelo para retratarse mostrando su olor en la cama del hospital como preguntándole a Dios el por qué de su sufrimiento. Ella aparece en una cama, sangrando tras un aborto espontáneo.

De su cuerpo desnudo salen seis cintas en forma de venas, a modo de cordones umbilicales que unen a Frida con varios objetos o seres, entre ellos un feto, un caracol o una flor.

Frida Kahlo: obras más importantes - Hospital Henry Ford (1932): Frida y la maternidad

Mi nacimiento (1932): la muerte y la maternidad

Esta es una de las obras de Frida más inquietantes al aparecer muertos tanto la madre como el niño recién nacido. En el momento en el que la artista pintó el cuadro, su madre acababa de fallecer, siendo el bebé muerto ella misma, señalando que ha muerto al morir su madre, pero también apuntando a la reciente muerte de su propio hijo.

El cuadro muestra el dolor y el sufrimiento de la maternidad al que se suma el de la muerte, pero también constituye una especie de ejercicio de fuerza para recuperarse del trauma. También se piensa está inspirado en Tiazoltéotl, la diosa de la fertilidad y las parteras.

Frida Kahlo: obras más importantes - Mi nacimiento (1932): la muerte y la maternidad

Las dos Fridas (1939), la obra más importante de Frida Khalo

Las dos Fridas es un lienzo de gran tamaño y una de las composiciones más conocidas de la pintora mexicana. Un doble autorretrato que es un símbolo del dolor sentimental que experimentó la artista durante su divorcio de Rivera. En el lado izquierdo del lienzo se representa a sí misma vestida al estilo europeo moderno y en la zona derecha con el traje tradicional mexicano. La Frida del retrato de la derecha sostiene un relicario con la imagen de Rivera.

Al fondo de la obra encontramos símbolos como un cielo tormentoso y un corazón sangrante que muestran el dolor físico y metafísico que siente, además de señalar la ambivalencia que siente ante la femineidad y el amor. Así, mientras la Frida europea muestra su corazón disecado con la arteria cortada y sangrando, la mexicana permanece con el corazón intacto y conectado a la fotografía de Diego Rivera cuando era niño.

Frida Kahlo: obras más importantes - Las dos Fridas (1939), la obra más importante de Frida Khalo

La columna rota (1944), una de las obras de Frida más icónicas

A los 37 años, Frida se vio obligada a cambiar los corsés de yeso, ya de por sí dolorosos, por uno de acero. Los años también pesan y Frida comienza a notar el paso de tiempo y la mengua de las fuerzas. La artista nos muestra todo su dolor y su sufrimiento en su cuerpo abierto. La columna vertebral se desmorona y unos clavos metálicos afilados fijan el cuerpo. Hay simbología cristiana en la tela que envuelve la cadera de la artista, remedo del Cristo crucificado, al igual que las lágrimas que salpican el rostro de la artista y que también recuerdan a las representaciones de la Virgen en México.

Khalo se muestra como una mártir, identificándose con San Sebastián en esa combinación de dolor físico, desnudez y sexualidad. Se ha entroncado esta obra con el realismo mágico que con el surrealismo ya que más que el subconsciente o la irracionalidad, Khalo nos muestra una interpretación mágica y fantástica de la realidad que le tocaba vivir.

Frida Kahlo: obras más importantes - La columna rota (1944), una de las obras de Frida más icónicas

Si deseas leer más artículos parecidos a Frida Kahlo: obras más importantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • VVAA (2010) Frida Khalo: Enciclopedia del arte, Tikal
  • Martínez, Noemi (2009) Frida Khalo. El arte como expresión, Eneida
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 117 de 123
Frida Kahlo: obras más importantes
Frida Kahlo: obras más importantes

Pregunta al profesor sobre Frida Kahlo: obras más importantes

¿Qué te ha parecido el artículo?
Frida Kahlo: obras más importantes
1 de 6
Frida Kahlo: obras más importantes

Volver arriba