menu
Compartir

La ronda de noche: Comentario y análisis

 
Por Ana Prado Antúnez. 23 septiembre 2022
La ronda de noche: Comentario y análisis

La ronda de noche es una de las obras más destacadas, una auténtica obra maestra, de Rembrandt (1606-1669), uno de los grandes genios universales de la pintura, además de máximo exponente del Barroco. Una de las grandes figuras de la Escuela holandesa barroca que nos brinda un cuadro frecuente en Holanda, pero no tanto en el resto de Europa: un retrato colectivo y realista en el que se trata de mostrar a cada uno de los protagonistas con sus rasgos individuales.

En esta lección de unPROFESOR te ofrecemos un comentario y análisis de La ronda de noche de Rembrandt, una obra especial que nos demuestra el espíritu de libertad e innovación de Rembrandt.

También te puede interesar: La balsa de la medusa: comentario y análisis

La ronda de noche: análisis de la obra

La ronda de noche es un cuadro datado en 1642 y que tiene unas dimensiones de 363x 436 centímetros, con un peso de unos 170 kilos sin su marco. Un óleo sobre lienzo que se encuentra en el Rijksmuseum en Ámsterdam y está siendo restaurado en la actualidad.

Es un retrato colectivo de la compañía de la guardia cívica de Ámsterdam, la compañía del Capitán Frans Baning Cocq, un personaje que se ubica en el centro de la escena. Un tipo de cuadros muy solicitados en Holanda y que solían ser financiados por todas aquellas personas que desean salir en el cuadro. Cada personaje se retrata de manera realista.

Tema

Aunque este tipo de cuadros no era nuevo, sí que resulta innovador al tratar un tema común como un retrato de grupo urbano y burgués al estilo de los cuadros de la tradición pictórica europea, esto es, con el aire grandioso y heroico que se daba a los cuadros de monarcas o nobles. Un estilo tradicional católico y mediterráneo que los holandeses habían dejado a un lado y que Rembrandt recupera para un tema más cotidiano.

Descripción

La guardia cívica aparece a las puertas de un palacio con columnas. Los guardias se ubican al pie de una escalinata, justo en los momentos previos a la formación del grupo y su preparación para salir a hacer la ronda y ponerse a las órdenes de su jefe. La escena está cargada de cierta tensión y drama, algo poco frecuente en la pintura holandesa.

La compañía se está preparando para formar y salir para vigilar el orden en la ciudad. Además de los arcabuceros, en el cuadro también aparecen tres niños corriendo y un perro.

Composición

La composición del cuadro es dinámica y bastante compleja. No están aislados y todos integran una acción conjunta. Cada uno de los personajes están vestidos con una vestimenta elegante y recargada. Aunque en una primera ojeada nos parece que la obra tiene cierto desorden, la composición está muy cuidada y estudiada. Así, Rembrandt brinda más importancia a la acción que a los retratos, tratando de captar el momento de una manera espontánea. Para ello, el pintor establece una serie de líneas diagonales y en zig-zag como forma de aportar dinamismo y profundidad.

Los personajes se distribuyen en cuatro planos de profundidad, ubicándose en el centro el capitán y el teniente, mientras que el resto de los hombres se organizan en grupos triangulares. Algunos personajes quedan a la vista, mientras otros quedan en zona de penumbra, viéndose solo sus cabezas.

Luz

Rembrandt pone todo el foco de luz sobre los personajes que él ha elegido, dejando el resto de la escena en cierta penumbra. La luz se transforma así en una herramienta para equilibrar la composición y aportar un aire épico y lírico a toda la escena.

Color

Aunque el color no es el protagonista de la obra, este es muy rico y con gran variedad de matices y contrastes. El fondo del cuadro se llena de colores grises y pardos, si bien también hay colores vivos con los que se destacan objetos como los trajes del teniente y el capitán. En el cuadro predominan los tonos dorados y cálidos, aplicándose estos con pinceladas anchas y pastosas, combinándose también con otras más pequeñas y finas.

La ronda de noche: Comentario y análisis - La ronda de noche: análisis de la obra

La ronda de noche: comentario

Vamos a profundizar en nuestro comentario de La ronda de la noche hablando de su contexto histórico y conociendo, mejor, a los personajes que forman parte del cuadro.

Historia

En el siglo XVII Holanda había alcanzado una prosperidad y riqueza notable, además de independizarse. En esa tesitura y cómo forma de celebrar su auge económico y político, los burgueses calvinistas se convirtieron en clientes de los artistas holandeses. Unas obras que pasaron a formar parte de la decoración de los hogares burgueses. Unos trabajos por encargo que, en este caso, llegó de la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam para decorar el 'Gran Salón' de la sede de la milicia. El espacio para el que iba destinado es el motivo de las grandes dimensiones de la obra, ya que lo habitual es que fuesen más pequeños al estar pensadas para los salones o habitaciones de las viviendas burguesas.

Además del capitán y el alférez, en el cuadro aparecen 18 integrantes más. Todos pagaron unos 100 florines cada uno por aparecer en el cuadro, siendo algo mayor la cuota de los oficiales. Rembrant cobró unos 1600 florines, una cifra considerable para la época.

El cuadro pertenece al Ayuntamiento del Ámsterdam, ya que los arcabuceros fueron una institución dependiente del mismo. El encargo tenía que estar preparado para el banquete de inauguración de la sede de la compañía, siendo uno de los diversos actos organizados para conmemorar la vista de la reina María de Médicis a Ámsterdam en 1638. Ella llegaba exiliada por orden de su hijo Luis XIII.

Al no verse bien definidos los rasgos físicos, los miembros de la compañía retrasaron el pago. Sea como fuere, el cuadro impactó y este tipo de cuadros con retratos de encargo se convirtió en una tendencia.

Personajes de La ronda de la noche de Rembrandt

Entre los personajes principales que aparecen reflejados en La Ronda de noche se encuentran:

  • La niña se supone que puede ser la mujer del pintor, Saskia van Uylenburgh (1612-1642), musa y modelo habitual en sus cuadros. Ella murió el año en el que él realizó el cuadro. Su fallecimiento le llevó a Rembrandt a padecer una profunda depresión.
  • Capitán Frans Banninck Cocq o Banning Coq (1605–1655). Es el capitán de la compañía y está situado en el centro del cuadro y marca los ejes que ordenan la escena.
  • Teniente Willem van Ruytenburch o van Ruytenburgh (1600-1657). Este personaje era de baja estatura y el pintor consiguió destacarle utilizando tonos vibrantes en sus ropas.

Otros personajes que aparecen en el cuadro son los otros quince integrantes de la milicia: Reinier Engelen, Jan Pietersen Bronchorst, Elbert Willemsen, Herman Jacobsen Wormskerck, Jan van der Heede, Jan Visscher Cornelissen, Claes van Cruijsbergen, Jan Ockersen, Jan Andriaensen Keijser, Walich Schellingwou, Jan Claesen Leijdeckers, Barent Harmansen Bolhamer, Rombout Kemp, Paulus Schoonhoven y Jacob Jorisz.

El cuadro sufrió un corte en su lateral izquierdo y se eliminaron a los tres personajes de la escena. El aspecto y todos los personajes originales se conocen gracias a las copias realizadas con anterioridad a 1715.

La ronda de noche es una de las obras más admiradas de Rembrandt, además de representar lo mejor del Siglo de Oro holandés.

La ronda de noche: Comentario y análisis - La ronda de noche: comentario

Significado de La ronda de la noche

Rembrandt consigue convertir una actividad cotidiana como una ronda de la guardia en todo un acontecimiento. Así, el pintor combina el retrato en grupo con una recreación histórica y consigue revolucionar la escena pictórica del momento.

La composición es novedosa y la técnica sorprendente por su calidad. Rembrandt rompe con la tradición y los convencionalismos al colocar a los retratados en función de la plasticidad del cuadro y no por jerarquía. Algo que molestó a los retratados, ya que no se distinguía su rango. Un enfoque moderno que demostraba la libertad del pintor.

El cuadro también encierra cierto simbolismo, porque incluye una niña situada fuera de las penumbras que actúa como un portaestandarte. Una figura que se piensa que podrá no ser una niña y sí una acompañante de la compañía representada en un tamaño pequeño por ser un personaje secundario.

Se considera una de las obras más logradas de Rembrandt y de la escuela holandesa y tiene como curiosidad que su nombre, La ronda de noche, data del siglo XIX y es un nombre fallido, ya que este tipo de rondas se hacía de día. El cuadro se oscureció por la oxidación del barniz y la suciedad acumulada dando la sensación de estar ante una escena nocturna.

Al restaurarse en 1947 se pudo comprobar que realmente era una escena diurna, manteniendo el nombre de La ronda de noche. Su título original era La compañía militar del capitán Frans Banning Cocq y el teniente Willen van Ruytenburg.

Si deseas leer más artículos parecidos a La ronda de noche: Comentario y análisis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Historia.

Bibliografía
  • ANGULO, Julio, et al. Grandeza y miseria de Rembrandt. Revista nacional de educación, 1950.
  • CALVO MANUEL, Ana. Rembrandt. El trabajo del pintor. Ge-conservacion, 2009, p. 211-213.
  • DI LORETO, Juan Alberto. Rembrandt: estética, sujeción y corporalidad. Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Ensayos, 2020, no 78, p. 128-139.
  • GARRIDO, Coca. Rembrandt grabador experimental y la sociedad de su tiempo. Servicio de publicaciones, Universidad Complutense, 1998.
  • MOLYNEUX, John. Rembrandt y Revolucion. Editorial El Viejo Topo, 2004.
  • MULLER, Joseph-Emile.: Rembrandt, ediciones Provenza, Barcelona, 1968.
  • RUSSO, Patricia; RUSSO, Alejo Lo. La ronda nocturna. Pasión de multitudes. En II° CONGRESO INTERNACIONAL X° ENCUENTRO “ARMANDO CAPALBO” SOBRE EXPERIENCIAS Y ESCRITURAS EN LA CULTURA DE CONSUMO. 2021.
  • SABORÍO-BEJARANO, Andrés. Rembrandt en su cuadringentésimo aniversario. Acta Académica, 2007, vol. 40, no mayo, p. 23-27.
  • TÜMPEL, Christian, et al. Rembrandt. A. Michel, 1986.
  • UBEDA DE LOS COBOS, A. El siglo de Rembrandt. Archivo Español de Arte, 1986, vol. 59, no 234, p. 249.
  • VAN DONGEN, Kees; IZQUIERDO, Miguel Ángel Hermida. Rembrandt. Edición Nausica, 2018.
  • WESTENDORP GIROLDI, Connie Elisabeth, et al. El retrato y el autorretrato contemporáneo tras las huellas de Durero, Rembrandt y Goya: Picasso, Bacon, Warhol, Freud, Richter y Close a la luz pública; relaciones, comparaciones, análisis y crítica. Granada: Universidad de Granada, 2012.
  • WHITE, Christopher.: Rembrandt, Ediciones Destino, Barcelona, 1992.
Más lecciones de Historia del Arte
Lección 55 de 200
Nuevo
La ronda de noche: Comentario y análisis
La ronda de noche: Comentario y análisis

Pregunta al profesor sobre La ronda de noche: Comentario y análisis

¿Qué te ha parecido el artículo?
La ronda de noche: Comentario y análisis
1 de 3
La ronda de noche: Comentario y análisis

Volver arriba